5 señales que indican que debes cambiar el sillón de tu sala

Existen muchas formas de saber que debes cambiar el sillón de tu sala, como notar un desgaste en la tapicería o hasta sentir picazón al sentarse

Tener un sillón en casa es una de las cosas más satisfactorias, ya que probablemente es el espacio donde descansas después de un largo día de trabajo. Sin embargo, para disfrutarlo al máximo, es importante conocer las señales que indican que debes cambiar tu sillón de la sala.

5 señales que indican que debes cambiar el sillón de tu sala

El tiempo de vida útil de estos muebles puede ser de entre 7 y hasta 15 años, dependiendo de los materiales y el uso que se le dé.

imagen-cuerpo

(Foto: Pexels) 

Cuando un sillón ya no es tan cómodo como solía serlo o hasta causa incomodidades, probablemente sea el momento de decirle adiós. Pon atención a las siguientes señales. 

Señales de que debes cambiar el sillón de tu sala 

Aunque quisiéramos que ese cómodo sillón se quedara en nuestras vidas para siempre, lo cierto es que con el tiempo sufre un desgaste, lo cual se manifiesta con las siguientes señales:

1. Crujidos

¿Tu sillón cruje cada vez que alguien se sienta? Es probable que tenga un daño estructural importante. Los más comunes incluyen un problema en las uniones o un debilitamiento de los resortes. Podrías repararlo y retapizar, pero considera que puede ser tan costoso como comprar uno nuevo.

imagen-cuerpo

(Foto: Pexels) 

TAMBIÉN LEE: 5 signos de enfermedades en las plantas del hogar 

2. Produce picazón

Si tienes mascotas, niños y adolescentes en casa, es probable que la tapicería y el acolchado hayan acumulado suficientes bacterias para causar picazón al sentarse o hasta liberar un mal olor. 

La comezón y la aparición de manchas rojas en la piel después de sentarse podría indicar que hay problemas graves como chinches en el sillón, así que será mejor lavarlo a profundidad o de plano, reemplazarlo por uno nuevo.

3. Opacidad y desgaste de la tela 

Otra de las señales de que debes cambiar el sillón de tu sala es que la tapicera se ve poco atractiva, opaca y con desgaste, lo que probablemente hace lucir mal tus espacios es casa.

imagen-cuerpo

(Foto: Pixabay) 

Esto suele ser resultado del uso constante, de la exposición al sol por colocarlo frente a una ventana y de los accidentes como derrames o hasta orina de las mascotas. Es cierto que puede arreglarse si se limpia de inmediato, pero hay casos en que va más allá y sólo un reemplazo puede solucionarlo.

4. Ya no se adapta al espacio ni a la decoración

Tal vez tu sofá era perfecto en tu antigua casa, pero si te mudaste, es probable que quede demasiado grande o pequeño para tu nueva sala.

Otro problema es que tus gustos de decoración hayan cambiado y que ahora ya no te sientas a gusto con el estilo, el color ni el estampado de tu sofá, lo que sin duda es señal de que debes reemplazarlo.

imagen-cuerpo

(Foto: Pexels) 

5. Los cojines no vuelven a su forma original 

Cuando los cojines del sillón ya están en mal estado, quedan con la figura del cuerpo marcada y no regresan a su forma original rápidamente, lo que se vuelve incómodo para cualquiera que quiera sentarse a descansar ahí, además de que luce mal. Lo mejor será cambiarlo por un nuevo modelo. 

Como ves, las señales de que debes cambiar el sillón de tu sala son muy claras, así que no pierdas más tiempo y si puedes, renueva este mueble para disfrutar de ese descanso agradable que tanto deseas en casa.

SIGUE LEYENDO: 5 mitos sobre cómo limpiar un colchón y la ropa de cama 

(Con información de Decor Tips