publicidad

El síndrome de las piernas inquietas, una verdadera pesadilla
Vida Sana

El síndrome de las piernas inquietas, una verdadera pesadilla

El Síndrome de Piernas Inquietas afecta a entre el 3 y el 4% de la población general en el mundo. Foto en portada: pxhere

Aunque no hay cifras oficiales, se estima que entre el 3 y el 5% de la población padece el síndrome de las piernas inquietas

  • ADRIÁN AGUIRRE
  • 21/09/2020
  • 05:04 hrs.

Imagina que te encuentras listo para descansar después de un largo día del trabajo, te bañas para relajarte y vas a tu cama dispuesta (o dispuesto) a reanudar tus actividades al día siguiente. De repente, tus piernas te comienzan a molestar. Intentas ignorarlas pero solo te sientes mejor cuando las mueves. Eso es solo una parte de un trastorno neurológico conocido como “Síndrome de Piernas Inquietas”.

De acuerdo con la Cleveland Clinic, se trata de un padecimiento hereditario que también está asociado con otras enfermedades, afecciones y consumo de medicamentos.

El 21 de septiembre se celebra el Día Mundial del Síndrome de Piernas Inquietas y esto es lo que debes saber.

Foto: pxhere

Puedes leer: 13 millones de adultos en México padecen insomnio

Síndrome de Piernas Inquietas: Cuando moverse es la única forma de sentirse mejor

El Síndrome de Piernas Inquietas es un trastorno neurosensitivo que se presenta principalmente por las noches y cuando la persona se encuentra inmóvil o sin mucho movimiento, por lo que afecta de manera muy importante el sueño de quien lo padece.

“Hasta el 80% de las personas que padecen este síndrome van a tener un segundo trastorno conocido como “trastorno de movimientos periódicos de las extremidades”

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) menciona en su sitio fundacionunam.org.mx que no se cuenta con datos sobre la prevalencia del Síndrome de Piernas Inquietas en nuestro país. Sin embargo, sí se tiene registrado un porcentaje de población.

En entrevista para SuMédico, la doctora y especialista de la Clínica de Trastornos de Sueño de la UAM Iztapalapa, Yoali Arana Lechuga, menciona que el Síndrome de Piernas Inquietas afecta a entre el 3 y el 4% de la población general en el mundo.

“En nuestro país se ha descrito una proporción similar. También depende de las poblaciones. Como está relacionado con la disminución de hierro, esto puede hacer que las personas con anemia, por ejemplo, sean más vulnerables a desarrollar el Síndrome de Piernas Inquietas, pero digamos que, en general, se sospecha que lo padece entre el 3 y el 5%de la población mexicana”, explica la experta.

“Pensaba que era por una medicación muy fuerte que había dejado (yo no sé si eso habrá sido el desenlace) es horrible tengo miedo a que llegue la noche porque es desesperante. No me puedo creer que después de todo lo que he pasado con la columna ahora tenga esto. Hay noches que creo que me voy a volver loca” – persona con SPI (testimonio tomado del grupo de FB “Síndrome de Piernas Inquietas”) -

De acuerdo con la doctora, se trata de un padecimiento que se sospecha subdiagnosticado, pues cuando se hace el diagnóstico en adultos y se indaga desde cuándo empezaron los síntomas, un porcentaje muy alto refiere que desde la infancia.

“Eso nos hace pensar que estamos fallando en el diagnóstico del Síndrome de Piernas Inquietas en niños. Sobre todo en esta población, tenemos mucha dificultad para hacer el diagnóstico”, lamenta Arana Lechuga.

“Considerando que se trata de un problema neurológico, es fundamental que la persona afectada sea atendida por un neurólogo con alta especialidad en medicina del sueño”

¿A qué se debe el Síndrome de Piernas Inquietas?

La doctora explica para SuMédico que hay varios factores que causan el Síndrome de Piernas Inquietas. La fisiopatología de la enfermedad se debe a una disminución en la dopamina, que es un neurotransmisor que se encuentra íntimamente relacionado con los movimientos y eso puede deberse a muchas causas, pero, en palabras de la especialista, una de las que más se han estudiado y relacionado con el Síndrome de Piernas Inquietas es una deficiencia de hierro.

“Hay un aumento en la presencia de este trastorno en pacientes intolerantes al gluten, por ejemplo, que pasan por la deficiencia de hierro, o en diferentes etapas en la vida, como, por ejemplo, en el embarazo, en donde se puede tener una disminución de hierro. Además, se han identificado un par de genes asociados que hacen al paciente más vulnerable a desarrollar Síndrome de Piernas Inquietas”, indica Yoali Arana, quien añade que la ansiedad tiene mucho que ver:

“Principalmente es eso. Los pacientes tienen mucha ansiedad en sus piernas y ésta disminuye o incluso desaparece si el paciente mueve vigorosamente sus piernas”

“Yo desde niña lo he padecido es desesperante. Mi papa no sabía que eso es un síndrome y pensaba que era como manía y me regañaba o me daba mis zapes;  a la fecha sigo con eso y tengo que dormir aparte porque es muy incómodo que te digan "deja de estar chingando" ¡Auxilio! Dormida sigo con movimiento” – persona con SPI (testimonio tomado) del grupo de FB “Síndrome de Piernas Inquietas”) -

Foto: needpix

También te puede interesar: Pacientes con apnea del sueño tendrían riesgo adicional de covid-19

¿Cómo puedo saber si tengo Síndrome de Piernas Inquietas?

La especialista en medicina del sueño detalla que los pacientes comienzan a sentir una sensación incómoda en sus piernas, que va desde un hormigueo hasta calor.

El que se presente en la noche y cuando la persona se encuentra inmóvil o sin mucho movimiento, es lo que hace que afecte de manera muy importante el sueño. El movimiento mejora la sensación de incomodidad, pero al dejarlas de mover, regresa. Entonces el afectado tiene que volverlas a mover. De ahí el nombreSíndrome de Piernas Inquietas”.

“Se sospecha entre el 3 y el 5%de la población mexicana padece el Síndrome de Piernas Inquietas”

La Restless Legs Syndrome Foundation explica que para un diagnóstico correcto del Síndrome de Piernas Inquietas, deben estar presentes estas tres características esenciales:

1) Los síntomas (sentir incomodidad a menos de que muevas las piernas ) inician o se vuelven más graves cuando la persona se encuentra inactiva o descansando.

2) La persona afectada siente muchas ganas de mover las piernas y este impulso está acompañado por sensaciones desagradables o incómodas en las piernas

3) No puede dormir por la sensación de incomodidad que solo se calma moviendo las piernas

“El movimiento mejora la sensación de incomodidad, pero al dejarlas de mover, regresa el malestar. Entonces la persona tiene que volverlas a mover”

La doctora Yoali señala que el Síndrome de Piernas Inquietas va a alterar el sueño de varias formas y que una de ellas es el inicio del sueño, pues el paciente va a tardar mucho tiempo en poder dormirse porque cada vez que lo intente y que se relaje, van a empezar estos movimientos… Y este no va a ser el único problema que presenten las personas con Síndrome de Piernas Inquietas:

“Una vez que estos pacientes se logran dormir, hasta el 80% va a tener un segundo trastorno que conocemos como “trastorno de movimientos periódicos de las extremidades”, en donde ya dormidos, ya de manera involuntaria, tienen pequeñas contracciones musculares en sus piernas que van a generar micro despertares”, añade la especialista.

“La actividad eléctrica cerebral se va a fragmentar, lo que va a hacer que el sueño sea muy superficial. El paciente va a tener un sueño más ligero de lo que debería"

¿Quiénes pueden padecer el Síndrome de Piernas Inquietas?

La doctora Yoali Arana informa que cualquier persona puede desarrollar el Síndrome de Piernas Inquietas, pero que hay sectores más propensos a tenerlo:

“Es más frecuente en mujeres, niños y en etapas de la vida como el embarazo y la tercera edad”, resalta

¿Cómo se trata el Síndrome de Piernas Inquietas?

De acuerdo con la especialista, los pacientes responden al tratamiento farmacológico y también podrían ser necesarios otros estudios:

“Cuando se sospecha de movimientos periódicos de las extremidades, que es el segundo trastorno pero que nos ayuda a fortalecer el diagnóstico del Síndrome de Piernas Inquietas, se tiene que hacer un estudio polisomnográfico, donde se registra la actividad eléctrica cerebral, la actividad muscular, respiratoria y cardíaca durante ocho horas, mientras el paciente está dormido”, menciona la doctora.

“Son las 0.35 de la noche y los dolores no me dejan dormir. Creo k hoy ha demorado demasiado en hacer efecto el remedio. La verdad tengo ganas de llorar y gritar desesperadamente porque esto no solo da en las piernas si no también en las muñecas y brazos; no sé qué hacer ...solo quiero dormir, tengo que trabajar y necesito dormir para poder andar bien en mi trabajo… hay días k no quisiera levantarme porque necesito descansar. Es horrible” – persona con SPI (testimonio tomado del grupo de FB “Síndrome de Piernas Inquietas”).

Foto: pixabay

¿A dónde puede acudir una persona que presente los síntomas del Síndrome de Piernas Inquietas?

“Es fundamental que la persona con Síndrome de Piernas Inquietas acuda a una clínica especializada en medicina del sueño, a una clínica de trastornos del dormir, porque son las únicas áreas en donde tienen especialistas para este tipo de problema”, detalla la doctora.

Síndrome de Piernas Inquietas: ¿Cuándo se recomienda ir con este especialista?

Sentirse mal no está bien y la recomendación de la doctora Yoali es que el paciente con Síndrome de Piernas Inquietas vaya con el médico cuando el problema esté generando incomodidad.

“Si el paciente está teniendo problemas para dormir, ese es el momento en que tiene que acudir. Recomiendo que el afectado busque una clínica de trastornos del sueño y se atiendan ahí más que con algún especialista”, subraya

“Que desesperante saber que no tengo cura o derecho dormir. Tomo pastillas de cualquier marca y después ando muy mal al día siguiente. Si no tomo nada, casi no duermo, y al día siguiente ando fatal, ahora estoy tomando pastillas para la circulación. En eso estoy, a ver como avanzo” – persona con SPI (testimonio tomado del grupo de FB “Síndrome de Piernas Inquietas”)

Pero eso sí, nunca hay que medicarse, ya que eso puede alterar y complicar más el diagnóstico y el tratamiento del Síndrome de Piernas Inquietas.

“Ante la primera queja del sueño, lo ideal es ir con un especialista”, concluye la doctora



publicidad

publicidad

publicidad