publicidad

Verdades y mitos sobre los ejercicios para alargar el pene
Salud Sexual

Verdades y mitos sobre los ejercicios para alargar el pene

Los ejercicios para alargar el pene también se conocen como jelqing. Foto: Dainis Graveris en PEXELS

Muchos afirman que los ejercicios para alargar el pene ayudan a obtener unos centímetros de más, pero los expertos indican sus verdaderos efectos

  • SUSANA CARRASCO
  • 25/09/2020
  • 15:02 hrs.

El tamaño del miembro masculino es algo que sigue inquietando a cientos de hombres, pues se tiene la idea de que, a mayor tamaño, mejor desempeño sexual. Esto ha llevado a que algunos opten por realizar los famosos ejercicios para alargar el pene, conocidos también como jelqing pero, ¿realmente funcionan? Aquí te decimos las verdades y mitos al respecto.

El jelqing se considera una opción natural para conseguir alargar el pene, pues se basa en una serie de ejercicios que se cree no tienen contraindicaciones como si podría tenerlos una cirugía, los medicamentos o las bombas de vacío, que se usan como métodos comunes para lograr un miembro más grande.

(Foto: tomada de la web)

Aunque hay cientos de páginas que aseguran que los ejercicios son efectivos, hay otros que opinan que no tienen mucho efecto y por eso, te diremos lo que opinan los expertos.

Ejercicios para alargar el pene (jelqing)

Los ejercicios para alargar el pene requieren de mucha constancia y dedicación, pues tienen por objetivo fortalecer los cuerpos cavernosos, el cuerpo esponjoso y la arteria cavernosa, consiguiendo que el pene aumente no solo de longitud, también de grosor. Es importante comprender que el miembro masculino está compuesto por tres cámaras, dos mayores conocidas como cuerpos cavernosos y una menor, llamada cuerpo esponjoso, que es por donde circula la orina y la eyaculación.

(Foto: Pixabay)

Una vez que se consigue la erección, la sangre llega a estas zonas, se acumula en los cuerpos cavernosos y es cuando podemos apreciar el verdadero tamaño del pene. Los ejercicios para alargar el pene prometen aumentar gradualmente el tamaño de los cuerpos cavernosos, aumentando la capacidad de llenado de estos.

TAMBIÉN LEE: 7 mitos de la pornografía que afectan las relaciones sexuales reales

Para hacer jelqing, se deben seguir los siguientes pasos:

-Envolver el pene con una toalla húmeda y tibia. Una vez que la zona esté cálida, hay que tomar un poco de lubricante y comenzar con la estimulación.

-Se debe sostener el pene 1 cm por debajo del glande o la punta y estirar ligeramente hacia adelante con firmeza, pero sin causar dolor.

-En esa posición se debe permanecer 20 o 30 segundos y luego relajar.

(Foto: Pexels)

-Se repite la técnica, pero estirando hacia abajo, arriba, derecha e izquierda, para que los efectos lleguen a todos los tejidos que forman el pene.

-Otra opción es colocar el dedo índice y pulgar en forma de O sobre la base del pene e ir haciendo la O más pequeña hasta que se ejerza una presión leve sobre el cuerpo del pene. Se deben mover lentamente los dedos hacia la cabeza del pene en esa misma posición hasta llegar a la punta.

Mitos y realidades

No todos están de acuerdo con la efectividad de estos ejercicios, pues el pene no tiene músculos y por ello, de nada serviría ejercitar esta zona, lo que es cierto y falso a la vez, pues quienes recomiendan estos ejercicios señalan que el objetivo no es fortalecer músculos, sino los cuerpos cavernosos. Hasta el momento, este método de alargamiento no tiene la aprobación de agencias sanitarias como la Sociedad Americana de Urología ni la International Society for Sexual Medicine, pues no hay resultados que hayan sido documentados científicamente.

(Foto: tomada de la web)

Ciertamente, los ejercicios pueden ayudar a aumentar la irrigación de sangre dentro de los cuerpos cavernosos del pene gracias al incremento acelerado de la presión intra-vascular que viene por el apretón de los dedos, lo que hace que se engrose temporalmente, pero una vez que la erección se acaba, el miembro vuelve a su tamaño normal.

Mayo Clinic señala que, aunque parece una técnica segura, no hay pruebas científicas de que funciona y sí se ha comprobado que puede provocar la formación de cicatrices, dolor y desfiguramiento, además de que en hombres con problemas cardio-vasculares, puede ser contraproducente.

Resultados pasajeros

El Dr. Natalio Cruz, experto en medicina sexual, dijo al portal Periodista digital que los ejercicios para alargar el pene pueden tener resultados pasajeros porque al final, se produce una mayor irrigación de sangre y una aceleración de la presión intra-vascular que da un engrosamiento momentáneo, pero se debe hacer bajo supervisión médica, pues se pueden llegar a producir efectos negativos como inflamación del prepucio, enrojecimiento, dolor del glande, curvaturas y hasta impotencia.

(Foto: Pexels)

Aunado a ello, una mala técnica en los ejercicios para alargar el pene contribuye a sufrir una fuga venosa, es decir, una pérdida repentina de la erección durante el acto sexual, pues los tejidos no pueden ser capaces de contener la sangre.

Si tienes inseguridad sobre el tamaño de tu pene, lo mejor es que consultes con un experto u optes por otros métodos, como recortar el vello genital y mantener un peso saludable que permita lucir un abdomen firme y no uno que cubra parte del miembro. Recuerda que un pene grande no es sinónimo de mayor placer, pues la sensibilidad vaginal se encuentra en los primeros centímetros, así que enfócate en realizar los movimientos correctos y en preguntarle a tu pareja qué le gusta.

SIGUE LEYENDO: Beneficios de los juguetes sexuales después de los 50

(Con información de Andromedi, Periodista Digital, Mayo Clinic y Salud180)


publicidad

publicidad

publicidad