publicidad

Trono del rey, posición sexual para controlar la intensidad del placer
Mejor sexo

Trono del rey, posición sexual para controlar la intensidad del placer

Hacer el amor con la postura trono del rey facilita la estimulación del punto G. Foto: FREEPIK

El trono del rey es una postura sexual sencilla pero que promete muchos orgasmos por el ángulo de penetración y los movimientos que permite

Existen muchas posiciones sexuales que garantizan un placer intenso en el famoso Kamasutra, pero si quieres comenzar con algo sencillo que al mismo tiempo te dé el control de la intensidad del placer, entonces tienes que probar el trono del rey.

Se trata de una postura que aparentemente es sencilla pero que permite dominar los movimientos para tener un mejor control del ritmo, la profundidad y claro, el placer.

(Foto: Freepik) 

El trono del rey, conocido también como la silla de amor es una postura que da la oportunidad tanto al hombre como a la mujer de disfrutar de sensaciones más intensas que los lleven juntos al orgasmo. A continuación, te detallamos los pasos para hacerla y sus maravillosos beneficios.

Trono del rey, posición sexual para controlar el placer

Hacer cosas nuevas en la intimidad es clave para mantener la pasión y el deseo sexual entre la pareja y si estás en busca de algo que los haga disfrutar como nunca, no te puedes perder la siguiente postura en la cama.

El trono del rey no tiene mayor dificultad, pero garantiza un nivel de excitación intenso para subir la temperatura en la habitación y tener multiorgasmos.

(Foto: Freepik) 

TAMBIÉN LEE: ¿Cómo lograr el squirting durante el sexo? Guía para principiantes 

La ventaja es que el ángulo de penetración permite una estimulación muy placentera del punto G en la mujer, además de que facilita que el hombre pueda brindar caricias al cuerpo de ella, sobre todo en zonas sensibles como los pezones, el clítoris, el cuello y los muslos.

¿Cómo se hace?

Como su nombre lo dice, ambos deben estar sentados, pero el hombre deberá colocarse en el borde de una silla o la cama, apoyando los pies en el suelo y manteniendo la espalda recta. Al mismo tiempo, ella se coloca encima, dándole la espalda y buscando el ángulo perfecto de penetración.

Lo ideal es que la mujer mantenga las piernas juntas y que incline el cuerpo ligeramente hacia un lado para facilitar la entrada del pene.

(Foto: El Confidencial) 

Ya que estén en esa posición, ella tendrá el control de los movimientos sexuales y del ritmo de penetración, pero él también podrá sostener las caderas de su pareja para tomar el control, la dirección y la intensidad del encuentro.  

Formas de hacerlo más intenso 

La mujer puede hacer movimientos de arriba hacia abajo y de delante hacia atrás, impulsándose con las piernas y los brazos sobre los muslos de su pareja, haciendo un bombeo sobre el pene que vaya lento y luego un poco más rápido, siempre con cuidado de no causar lesiones. 

También puede alargar los movimientos de las penetraciones. Así, él experimentará una estimulación total en la base del pene

Como la boca del hombre queda justo a la altura del cuello de ella, puede excitarla aún más con besos y sexys lamidas o mordisqueos.

Como consejo adicional, es ideal tomarse el tiempo de elevar la excitación antes de pasar a la penetración, lo que pueden lograr con una sesión de foreplay que incluya besos apasionados, caricias o un masaje erótico. Así evitarán molestias o lesiones durante el coito y los orgasmos serán más intensos.

(Foto: Freepik) 

Salgan de la rutina, tomen el control del placer y atrévanse a disfrutar de los beneficios de la posición sexual el trono del rey, seguro que ambos lo disfrutarán como nunca.

SIGUE LEYENDO: 5 consejos para controlar el exceso de sudor en el sexo 

(Con información de Mejor con Salud, El Confidencial y Let’s kinky)


publicidad

publicidad

publicidad