publicidad

Sexo kinky: ¿la experiencia más atrevida?
Mejor sexo

Sexo kinky: ¿la experiencia más atrevida?

Las relaciones sexuales alivian el estrés de muchas maneras.

  • Ingrid Consuelo Silva Palma
  • 30/08/2019
  • 18:21 hrs.

¿Alguna vez has escuchado sobre el sexo kinky? Se trata de una alternativa para disfrutar con tu pareja, salir de la rutina y mejorar tu salud.

De acuerdo con una investigación realizada por científicos de la Universidad de Wilkes, sostener relaciones sexuales 1 o 2 veces por semana eleva el nivel de anticuerpos para fortalecer el sistema inmunológico, comparado con personas que no tienen relaciones sexuales.

Otros beneficios del sexo para la salud,  son la mejora en los niveles de presión arterial sistólica, que es el valor máximo de tensión que se registra cuando el corazón se contrae.

Por lo anterior, sabemos que no solamente se trata de responder a la evidencia científica, sino también de disfrutar y explorar distintas sensaciones con tu pareja y por ello, te contamos todo sobre el sexo kinky.

Te recomendamos: Sexo sensitivo puede darte placer hasta por 3 días

¿Por qué el sexo kinky se considera el más atrevido?

El sexo kinky es una práctica sexual que se considera fuera de lo convencional pues busca romper con la rutina diaria de las parejas e ir más allá de lo que se ha considerado “tradicional”, por ejemplo:

1. Juegos de rol. Se trata de incorporar a la imaginación como elemento fundamental del encuentro sexual, puede ser que se utilicen disfraces o se representen algunas escenas o personajes que rompan con lo cotidiano.

2. Fantasías. Se trata de hablar previamente de las fantasías sexuales de cada miembro en la pareja y acordar la manera en que se puedan cumplir una por una, noche tras noche; lo anterior mejorará la comunicación y la confianza, además de disfrutar de encuentros más intensos y atrevidos.

3. Fetiches. Si quieres atreverte con algo nuevo, basta con que elijas algún ingrediente novedoso para el encuentro, por ejemplo, zapatos, vestidos, pelucas o juguetes que estimularán la imaginación e incrementarán la pasión entre los miembros de la pareja.

4. Jugar. No se trata de mantener seriedad y seguir un estricto protocolo, es ser espontáneos, reír y divertirse para explorar muchas sensaciones. Las palabras también juegan un papel importante en el juego con tu pareja.

5. Excitación mutua. La idea de que el hombre es quien debe estimular la excitación queda totalmente olvidada en la experiencia kinky, de hecho, se busca que hombre y mujer participen por igual de la excitación; la seguridad en la cama también es parte importante de una buena autoestima. Acepta y ama tu cuerpo.

Algunas personas también consideran que el sexo kinky involucra la dominación, sin embargo, no es necesario, en realidad lo más importante es hablar con tu pareja para saber hasta dónde pueden llegar.

También te sugerimos: Conducta sexual cambia cerebro masculino

¿Sabes expresarte libremente con tu pareja? El sexo kinky puede considerarse como algo extraño y difícil de entender, sin embargo, invita a ir más allá de los límites con el objetivo del disfrute, pero siempre con respeto y mutuo acuerdo.

¿Te animarás con algo nuevo esta noche?

publicidad

publicidad

publicidad