publicidad

Otros

Se sufre por desamor, no por amor

Es importante buscar la forma de re-enamorarnos cuando estamos en una relación, dijo la especialista en SUMEDICO Radio.

  • 13/02/2012
  • 08:19 hrs.
“El amor es cuando una persona cubre todas tus necesidades, de cualquier tipo, y es muy diferente al enamoramiento, ya que el amor tiene la capacidad de permitirnos ver lo que no nos gusta de nuestra pareja”, señaló en SUMEDICO Radio la psicoterapeuta sexual Rinna Riesenfeld(*). 
 
Escucha aquí la primera y segunda parte de la entrevista.
 
A unos días de celebrarse el Día del Amor y la Amistad, la especialista puntualizó las diferencias entre amor y enamoramiento.
 
Sobre el significado del amor, Rinna reconoció que siempre ha sido un misterio, pero hay que definirlo de forma diferente al enamoramiento, ya que éste es una idealización del otro, y es cuando se le colocan diversos atributos a la pareja y pensamos que todo es maravilloso y fabuloso con él, y el amor es distinto porque nos permite ver lo que no nos gusta del otro, y al final, ya evaluando, pienso: ‘las cosas que me ofrece esta persona pagan la cuenta de las que no me vienen bien’. El verdadero amor es cuando dices: ‘te quiero, a pesar de…’”. 
 
De acuerdo con la experiencia de la especialista, el enamoramiento debe durar alrededor de dos años, y depende también de la cercanía o la lejanía de la persona que es receptora de dicho enamoramiento. 
 
Construyendo el amor
 
Es importante, también, señalar que el amor debe ir trabajándose dentro de una pareja, y ante ello, Rinna Riesenfeld señaló que “el amor se construye a partir de llenar necesidades a la otra persona; un ser humano que no tiene pareja debe llenar sus necesidades con distintas personas como amigos y familia, pero una pareja te ofrece un porcentaje alto para poder llenar todas esas necesidades, en ese momento se da el amor, y la relación se hace en la medida que se cubran dichas necesidades, pero también de ahí pueden venir los problemas, porque una pareja tiene fecha de caducidad cuando no trabajan la relación”.
 
Por amor no se sufre
 
Un sentimiento que se relaciona con el amor, es el dolor. Sufrir por amor podría ser una parte importante de todo proceso afectivo, sin embargo, para Rinna esto es erróneo.
 
“Sufrimos porque queremos, porque el amor es un sentimiento que no debería hacernos sufrir, en todo caso es el desamor lo que nos hace sufrir. Hay gente que no se abre al amor. Pero existe más sufrimiento cuando no te abres al amor que cuando sí te atreves. El dolor sólo duele, tiene una curva muy corta, pero lo que viviste con esa persona, nadie te lo quita”, indicó.
 
La especialista señaló que, en la actualidad, por el rol de vida acelerado y estresante es cada vez más difícil que el amor llegue, pero “si te atreves a amar, entregarte, divertirte, etcétera, y si se presenta un amor en la puerta, no lo dejes ir; y cuando lo vives con mucha intensidad y se termina, puedes llorar, ir a terapia, y te curas, y de por vida te das cuenta que el sufrimiento valió la pena”.
 
Por otro lado, la psicoterapeuta fue enfática al señalar que cuando ya estamos dentro de una relación de amor, “es importante hacer cosas para re-enamorarnos o mantener la flama del amor encendida. No ayuda la rutina o dejar de decir gracias y dejar de valorar lo que la otra persona hace por ti, porque entonces dejas de ver el amor en la relación y es cuando el dolor llega, porque dejamos de ver al otro y de valorarlo”, señaló.
 
También los hombres son sensibles
 
Según Rinna Riesenfeld, miembro fundador de la Asociación de Desarrollo Humano ADEHUM, no existe diferencia entre hombres y mujeres al momento de enamorarse. 
 
“Nos enamoramos igual, pero las intensidades dependen de cada persona, hay quienes son muy emotivos, mujeres y hombres por igual, pero como cultura nos han enseñado a las mujeres a conectarnos con la parte afectiva, y hay varones emotivos que se enamoran mucho, así como hay personas a las que les cuesta más trabajo enamorarse”, refirió. 
 
Finalmente, respecto a la importancia de la sexualidad dentro de una relación de amor, Rinna indicó que en muchos casos, el cuerpo crea vínculos más fuertes, algo que no consiguen la cabeza y el corazón.
 
“Cada parte de nosotros se vincula con el otro de formas diferentes, la sexualidad hace vínculos tales como, por ejemplo, que una pareja tenga una mala relación en la que solamente el sexo es saludable y es lo que permite mantener el vínculo. El sexo es importante en una relación, pero también hay casos en que el amor es mejor sostén que el sexo”, manifestó. 
 
Riesenfeld aseguró que “si hay amor, aunque no haya una buena vida sexual, es posible mantener la relación. Hay gente que es muy sexual, y si eso no está bien dentro de la relación, entonces siempre va a haber problemas; y también hay gente que es menos sexual, pero todo depende de la importancia que le demos cada uno de nosotros”, concluyó. 
 
(*) Psic. Rinna Riesenfeld
Psicóloga con Maestría en Ciencias Sexológicas
Co-directora de la librería especializada en educación y cultura de la sexualidad El Armario Abierto
rinna@elarmarioabierto.com.mx
 

publicidad

publicidad

publicidad