publicidad

¿Se debe limpiar el clítoris? guía para su cuidado
Salud Sexual

¿Se debe limpiar el clítoris? guía para su cuidado

El clítoris es el órgano más erógeno de la mujer, te decimos cómo cuidarlo

  • MELISSA SIERRA
  • 15/07/2020
  • 18:42 hrs.

El clítoris es el órgano más erógeno de la mujer con más de 8 mil terminaciones nerviosas en él. Éste es sensible al tacto, la presión y la temperatura, por lo que necesita de cuidados esenciales para mantenerse saludable.

Este órgano es una de las áreas más excitantes de la mujer, pues está formado por tejido eréctil y cuerpos carvenoso que se llenan de sangre cuando es estimulado sexualmente, lo que hace que se expanda, agrande y endurezca.

Aunque el clítoris es un órgano de gran tamaño, lo que podemos ver a simple vista es sólo la puta de él, un tronco que mide entre 25 y 35 milímetros, y que permite la excitación en las mujeres, ésta es el área que puedes cuidar diariamente.

También lee: Consecuencias de tener sexo casual

¿Se debe limpiar el clítoris?

Los órganos íntimos femeninos deben mantener una humedad viscosa debido a las secreciones que emanan de ellos. Sin embargo, en algunas ocasiones puede que éstas secreciones se infiltren dentro de la capucha del clítoris y provoquen la aparición de una masa pastosa denominada esmegma.

La presencia de esmegma en el clítoris puede provocar infecciones, picazón y otras complicaciones, por lo que se recomienda lavar el área del clítoris diariamente. Este lavado debe hacerse únicamente con agua, o con un jabón suave.

La limpieza del clítoris debe hacerse junto con el aseo de la vulva, así como los labios mayores y menores de la vagina. Es importante recalcar que no debe lavarse la parte interna del clítoris o la vagina, pues los órganos femeninos internos tienen su propio mecanismo depurador.

También lee: Peegas, el tipo de orgasmo que puede dañar la vejiga

Otros cuidados para clítoris

Además de mantener el área del clítoris limpia, se debe mantener seca, pues el contacto con la orina, el sudor, el flujo vaginal y la menstruación, pueden provocar que el agua en ella no se seque por completo, lo que propicia el desarrollo de hongos y bacterias en el área.

Otros cuidados que pueden seguirse para mantener un clítoris y en general el área de la vulva aseados y saludables para evitar el desarrollo de infecciones, de acuerdo con la revista especializada Offarm, son:

-La ropa interior no debe ser ajustada y de ser de algodón, se debe evitar el uso de materiales sintéticos ya que mantienen la humedad del área.

-No utilizar duchas vaginales a menos que sean parte de un procedimiento médico.

-Utilizar jabones suaves que no alteren el pH ácido propio de la mucosa del área.

-No utilizar esponja o guantes para limpiar la zona genital, ya que en ellos se acumulan gérmenes.

-Realizar la limpieza después de orinar o defecar con papel higiénico blanco y sin olor.

-No utilizar ropa muy ajustada para favorecer la transpiración de la zona.

-Lavar los genitales antes y después de mantener relaciones sexuales.

-No utilizar talco, perfumes o desodorantes en la zona.


publicidad

publicidad

publicidad