publicidad

¿Quieres más placer? Conoce cómo llegar al punto K femenino
Mejor sexo

¿Quieres más placer? Conoce cómo llegar al punto K femenino

Foto: tomada de la web

Aunque no es fácil de encontrar existen algunas técnicas que permiten disfrutar de los placenteros efectos de estimular el punto K femenino

  • SUSANA CARRASCO
  • 08/06/2020
  • 19:22 hrs.

Cuando se habla de placer femenino se relaciona directamente con la estimulación del clítoris u otras zonas erógenas como el punto G y los pezones, pero ¿sabías que existen varios puntos muy placenteros? Uno de los más desconocidos es el punto K femenino, una zona que se encuentra en la parte más profunda de la anatomía sexual de la mujer.

Encontrarlo no es sencillo, pero una vez que se conocen las técnicas adecuadas para llegar hasta ahí, la mujer disfruta de orgasmos que pueden ser más intensos que los que se consiguen al tocar el punto G.

Si quieres explorar tu cuerpo y descubrir nuevas sensaciones, te damos las claves para tener un orgasmo mediante la estimulación del punto K femenino.

Punto k femenino

El punto K femenino es prácticamente uno de los últimos que se han descubierto y fue en 1998 que la sexóloga Barbara Keesling, de la Pepperdine University in southern California, lo encontró justo al final de la vagina, en la unión con el cuello uterino.  Descubrió que esta zona tan oculta podría ser uno de los puntos del cuerpo femenino en donde la mujer puede encontrar más placer y lo denominó el Punto K, o pasaje misterioso, porque a pesar de ser una zona erógena explosiva ha permanecido desconocida durante mucho tiempo.


Las sensaciones que puede desencadenar suelen ser mayores que las que ocurren al estimular las partes externas de la vagina, pero el problema es que, por lo general, las mujeres no lo sabemos utilizar debido a su posición tan recóndita. El peso y la postura del útero comprimen las paredes vaginales a la altura del cuello uterino, creando una especie de barrera que anula cualquier sensación.

Si se logra alcanzar, el punto K favorece una estimulación que podría generar orgasmos muy intensos.

TAMBIÉN LEE: Lo que quiere una mujer en el sexo de acuerdo a su edad

¿Cómo encontrar el punto k?

Está tan lejos que muy pocos podrían alcanzarlo. Es casi imposible estimularlo a través de la penetración o los dedos, pero existen algunas técnicas que permiten llegar hasta donde está.

El músculo pubococcígeo o el suelo pélvico es realmente importante para estimular el punto K femenino. La razón es que ejercitar este músculo tiene grandes beneficios, pues se fortalece la zona y se eleva el útero permitiendo que esta parte erógena quede más disponible.

Por lo tanto, es importante prepararse haciendo ejercicios de Kegel para fortalecer el suelo pélvico y así facilitar el acceso a esta zona, a la vez que se consigue un gran control sobre estos músculos. Además, al ejercitarla esta parte se consigue más cantidad de flujo sanguíneo y, por ello, más sensibilidad a la estimulación sexual.

La doctora Keesling, asegura que al llegar al punto K femenino y lograr controlar el músculo pubococcigeo, una mujer puede decidir si quiere llegar al clímax al comienzo de la relación, simultáneamente con su pareja o incluso, tener múltiples orgasmos durante el acto sexual.

Otras técnicas

Entre las mejores formas de tener orgasmos estimulando el punto K femenino es mediante el uso de estimuladores o juguetes sexuales. La mejor opción son los consoladores como dildos y vibradores.

También se ha encontrado que el mejor momento de intentar llegar a estar zona es días antes del periodo menstrual, pues el cérvix suele estar debajo de lo normal y facilita acercarse a la zona de mayor placer.

Las posiciones sexuales que también pueden ayudar son aquellas que permiten una penetración profunda, como la del del misionero pero levantando una pierna de la mujer y también la postura del perrito o doggy style.

No te obsesiones buscándolo, simplemente déjate llevar en los actos sexuales y recuerda que existe una zona en lo más profundo de tu vagina que permite orgasmos muy intensos, prueba con distintos juguetes sexuales y posiciones para lograr una penetración que permita llegar al misterioso punto K femenino.

SIGUE LEYENDO: ¿Cómo prepararse para dar o recibir un beso negro? 


publicidad

publicidad

publicidad