publicidad

¿Qué le pasa a tu intestino cuando tienes sexo anal?
Pareja

¿Qué le pasa a tu intestino cuando tienes sexo anal?

Foto en portada: needpix

Un estudio de 2016 menciona una posible relación entre el sexo anal y la incontinencia fecal, pero generalmente es seguro. Te decimos lo que debes saber

  • ADRIÁN AGUIRRE
  • 26/05/2020
  • 10:59 hrs.

¿Qué se te viene a la mente cuando te dicen "sexo anal"?

Se trata de un tema tabú y muchas personas no se sienten cómodas platicando sobre esta práctica.

El problema radica en que como el ano está diseñado para expulsar las heces, se tiene la idea de que es un "lugar sucio" y que tener sexo por la "puerta de atrás" es antihigiénico.

Mucha gente, por ejemplo, se pregunta si la penetración anal puede ocasionar hemorroides o la razón por la que les sale sangre de esta parte del cuerpo después del acto sexual.

Aquí te explicamos lo que pasa cuando tienes sexo anal.

Puedes leer: ¿Es normal sangrar después del sexo anal?

¿Qué le pasa a tu intestino cuando tienes sexo anal?

Primero que nada, es importante que sepas que se le llama "Sexo anal" a la acción de insertar el pene, los dedos o un objeto extraño como un vibrador en el ano para el placer sexual. Sin embargo, al no ser una parte del cuerpo diseñada para eso (sirve para desechar los residuos en el organismo cuando se defeca), implica riesgos para la salud como una mayor probabilidad de infección bacteriana o ETS.

No tienes razón para espantarte. Con las precauciones adecuadas, es mayormente seguro e incluso puede resultar extremadamente placentero: un estudio de 2010 publicado en The Journal of Sexual Medicine encontró que del 31% de las mujeres encuestadas que habían practicado la penetración anal durante su encuentro sexual más reciente, el 94% llegó al clímax.

Ahora bien, así como mencionamos el punto del placer, también tenemos que resaltar que un estudio de 2016 menciona una relación entre el sexo anal y la incontinencia en hombres y mujeres.

La investigación fue llevada a cabo por investigadores del Departamento de Medicina de la Universidad de Alabama en Birmingham y los autores encontraron que practicar el sexo anal puede aumentar los riesgos de problemas intestinales, incluida la incontinencia fecal y la fuga intestinal.

En general, 4,170 adultos de 20 a 69 años (2,070 mujeres y 2,100 hombres) completaron cuestionarios de comportamiento sexual y respondieron a preguntas de incontinencia fecal. El coito anal fue mayor entre las mujeres (37,3%) que entre los hombres (4,5%).

"Las tasas de incontinencia fecal fueron más altas entre las mujeres (9.9 vs. 7.4%) y los hombres (11.6 vs. 5.3%) que informaron tener relaciones sexuales anales en comparación con las que no informaron relaciones sexuales anales", señalan los investigadores

También te puede interesar: ¿Puede el sexo anal ocasionar hemorroides?

"Los hallazgos respaldan la evaluación de las relaciones sexuales anales como un factor que contribuye a la incontinencia fecal en adultos, especialmente entre los hombres", explican los autores

Los realizadores por otro lado, señalan que "Realmente sabemos muy poco acerca de la conexión entre el sexo anal y la incontinencia fecal, especialmente entre las mujeres".

Sin embargo, sí encontraron una relación con los hombres que lo practican, ya que:

"Estudios anteriores en hombres predominantemente VIH positivos mostraron que los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres pueden tener una fuerza muscular rectal deteriorada"

¿Es seguro tener sexo anal?

El ano tiene muchas terminaciones nerviosas sensibles y algunas están conectadas a los genitales. El sexo anal puede ser placentero para las mujeres como para los hombres, pero también puede resultar molesto para otras.

Al tener un pene o un objeto sexual dentro, seguramente sentirás ganas de evacuar, pues la estimulación en esta zona te mandará señales como cuando quieres ir al baño, pero es normal y si pasaste antes y no tienes ganas, no habrá problemas. Si puedes aguantar la sensación por unos cuantos minutos, desaparecerá.

Eso sí, es importante que sepas que esta zona, al no contar con lubricación natural, requiere de lubricantes. Procura que sean a base de agua y que estén especialmente diseñados para las relaciones sexuales. Esto es porque los que son a base de aceite pueden causar que se rompa el condón y derivar en Enfermedades de Transmisión sexual.

En caso de que tengas problemas de incontinencia fecal previo al acto sexual, deberás acudir con tu médico de confianza para evaluar opciones de cuidado y que no ocurra ningún accidente durante el sexo.

Así mismo, resulta muy raro que el sexo anal lastime el colon, pero si experimentas sangrado menor, dolor extremo, hinchazón en la parte inferior del abdomen, fiebre y náuseas después del acto sexual, acude de inmediato con tu médico.

Es seguro tener sexo anal siempre y cuando se tomen las medidas de protección (uso del condón).

La decisión de tener sexo anal es personal y requiere de mutuo acuerdo. Por ello, y antes que nada, siempre deberás preguntarle a tu pareja antes de realizarla teniendo en cuenta sus gustos y preferencias.


publicidad

publicidad

publicidad