publicidad

¿Qué es la práctica sexual BDSM?
Mejor sexo

¿Qué es la práctica sexual BDSM?

Las novelas eróticas y las películas popularizaron el BDSM, ¿qué es esta práctica sexual?

  • MELISSA SIERRA
  • 20/08/2020
  • 13:33 hrs.

El BDSM es una serie de disciplinas sexuales que ha generado curiosidad en los últimos años debido a la publicación de novelas eróticas en donde se presentan, como 50 sombras de Grey.

Esta técnica sexual se refiere a la práctica del bondage, dominación, sumisión, sadismo y masoquismo, en la búsqueda del placer sexual.

Este tipo de práctica sexual como todas las demás que existen, debe hacerse siempre de forma consensuada y bajo el establecimiento de normas y límites entre la pareja que decida realizarla, con la finalidad de que el encuentro sexual resulte satisfactorio para ambos. 

También lee: Método Kivin, el secreto para llegar al orgasmo rápido

¿Qué es el BDSM?

Para entender este tipo de encuentro sexual y tomar decisiones informadas es necesario reconocer qué significa cada una de las disciplinas involucradas, por ello, con información de Diversual, te contamos cada una de ellas:

-Sumisión: se trata del rol de otra parte involucrada en el acto, quien acatará los deseos y voluntades sexuales del dominante con el fin de sentir placer desde su posición sumisa. 

-Bondage: proviene del término en francés Bondage que significa esclavitud o cautiverio. Éste se refiere a la práctica erótica que se basa en la inmovilización del cuerpo, ya sea mediante cuerdas, arneses o esposas.

-Disciplina: se refiere al conjunto de normas y hábitos que se establecen de forma consciente durante la actuación de adiestramiento de alguno de los miembros de la pareja. Esto implica "castigos" previamente acordados.

-Dominación: es el rol que implica tomar el control y el mando en la relación con la parte sumisa. En general, se nombran como "sumisos" a aquellas personas que no toman el mando o control durante el encuentro íntimo. 

En la dominación el placer sexual se encuentra al ejercer la voluntad sobre otra persona.

-Sadismo: esta palabra proviene del novelista Donatien Alphonse Francois de Sade, mejor conocido como el Marqués de Sade. Se refiere a sentir placer y satisfacción sexual a partir de la sensación de dolor.

-Masoquismo: En este caso, el placer sexual y la excitación se logran mediante el propio dolor físico, la dominación y el sometimiento.

También lee: Ésta es la posición sexual más estresante para hombres y mujeres

¿El BDSM implica dolor o abuso?

Con el estreno de películas donde se hace referencia al BDSM, se ha forjado la idea de que este tipo de práctica sexual conlleva dolor o abuso por alguna de las partes involucradas, sin embargo, este es un juego sexual en el que se busca que los participantes sientan placer.

Algunas parejas pueden recurrir al BDSM por curiosidad o para romper con la rutina e innovar en la cama, sin embargo, es necesario destacar que esta práctica se realice de forma consensuada y a partir de establecer reglas y límites. 

"Hay muchos ejemplos de personas que han añadido dentro de sus rituales privados este tipo de prácticas y no supone un problema, sino que las disfrutan. Les sirve para romper la monotonía. Incorporarlo dentro de tu vida sexual no es un problema, siempre y cuando las dos partes estén de acuerdo", afirmó para EFE José Bustamante, secretario general de la Asociación Española de Especialistas en Sexología. 

El rol de dominador o sumiso no es único para uno de los miembros de la pareja, pues puede ir cambiando, en ese sentido, una adecuada comunicación en la pareja es clave, incluso se puede acudir con sexólogos o terapeutas de pareja para obtener orientación acerca de este tipo de prácticas que deberán realizarse en una atmósfera de responsabilidad y respeto. 

Si no te parece atractiva esta práctica o tienes dudas, platica con tu pareja y no sientas obligación, el goce está en el disfrute de ambos, no lo olviden.

Así mismo, no es necesario que se lleven a cabo todas las modalidades anteriormente descritas en un mismo encuentro sexual, pues cada pareja puede experimentar con ellas cómo y cuándo decida, así como a la intensidad que consideren placentera. 

Con información de: EFE


publicidad

publicidad

publicidad