¿Qué es el “squirt” masculino?

Aunque es poco conocido, los hombres también pueden llegar a tener un “squirt”

Seguramente en muchas ocasiones habrás escuchado hablar del squirt femenino, pero también existe el masculino y aunque es menos conocido, hoy te diremos qué es.

¿Qué es el “squirt” masculino?

Conocer a tu cuerpo y saber que es lo que le causa placer es muy importante para poder disfrutar plenamente de las relaciones sexuales a lado de tu pareja.

¿Qué es el “squirtmasculino?

El squirtmasculino se define como la expulsión por el pene de un churro de un líquido acuoso, formado por orina y una parte de líquido prostático, que no es semen, pero que produce mucho placer.

El placer se puede llegar a extender por bastante tiempo, aunque sin ser tan intenso como un orgasmo.

Tanto en hombres como en mujeres, la expulsión de este líquido se produce gracias a la hormona de la vasopresina, que es la que se encarga de regular la retención de líquido en el cuerpo y de avisar al cerebro de que te anda del baño.

Cuando una persona se ve expuesta a una situación de mucho placer durante un corto periodo de tiempo, esta hormona se descontrola, haciendo que la orina salga sin control de la vejiga y se produzca el “squirt.

imagen-cuerpo

(Foto: Pinterest)

¿Cuál es la diferencia entre el “squirt” y la eyaculación?

No es lo mismo un squirtmasculino que una eyaculación, la diferencia destaca en el líquido que se expulsa a través de la masturbación, ya que en la eyaculación únicamente es semen y, en elsquirtno.

¿Cómo provocar el “squirtmasculino?

Noemí Casquet, sexóloga, explica que para provocar el squirtmasculino, el hombre una vez que ha tenido un orgasmo y ha eyaculado, debe colocar la palma de la mano sobre el glande y frotar fuertemente. La sensación sería tan sumamente potente que provocaría el squirt.

Existen otras formas de lograrlo, ya que también se puede lograr por medio estimulaciones potentes. Se puede optar por una estimulación manual en la que el hombre deberá concentrarse sobre el glande, estimulando suavemente al principio cerrando la mano alrededor de la punta del pene, y realizando un movimiento circular. Conforme la velocidad aumente, es posible que el hombre alcance el punto de excitación necesario como para que se provoque un squirt.

Otra opción es realizar una estimulación del glande utilizando algún tipo de masturbador masculino o un vibrador, que se centre únicamente en el glande.

¿Todos los hombres pueden conseguir tener un “squirt”?

En el caso de que realices todas estas técnicas y no consigas tener un squirt, no debes agobiarte.

Tanto entre los hombres como entre las mujeres, no todas las personas pueden y a unas les cuesta más que a otras.

Lo importante es que disfrutes del sexo con tu pareja independientemente del resultado final, porque una de las cosas fantásticas que tienen las relaciones sexuales es que es posible hacer que el proceso sea tan placentero como el final.

Sigue leyendo: 6 posturas eróticas que todo hombre debería disfrutar al menos una vez

(Con información de: Men’s Health y Oh my Fat)