publicidad

¿Qué es el sillón tantra y cómo usarlo para más placer sexual?
Mejor sexo

¿Qué es el sillón tantra y cómo usarlo para más placer sexual?

Sal de la rutina y atrévete a usar el sillón tantra. Foto: Twitter/@Sarasensualidad

Conocido también como potro del amor, el sillón tantra puede ser un aliado para practicar nuevas posiciones sexuales de forma cómoda y placentera

  • SUSANA CARRASCO
  • 14/07/2020
  • 19:28 hrs.

Seguro que en algún hotel destinado a las parejas que buscan salir de la rutina has visto alguna vez un sillón tantra, conocido también como potro del amor. Aunque es muy popular, no todos saben cómo aprovecharlo para más placer sexual, por ello, aquí te explicamos todo lo que debes saber sobre este particular sillón y los beneficios que puede aportar a tu relación.

A simple vista, parece un sillón común para descansar, sin embargo, destaca porque tiene unas curvas ergonómicas muy peculiares, las cuales están diseñadas para que el acto sexual sea más cómo, fácil y placentero.


En pocas palabras, las curvas del sillón tantra no están hechas para tener un buen descanso, sino para favorecer un encuentro sexual muy placentero y divertido, pues permite practicar posiciones sexuales intensas.

Sillón tantra o potro del amor para más placer sexual

El sillón tantra es especial para tener sexo de forma muy placentera, ya que las curvas de su diseño permiten darle suelta a la imaginación y favorecen la práctica de posiciones sexuales del kamasutra que normalmente resultarían muy complicadas, sobre todo para aquellos con problemas de espalda o movilidad.

Hacer el amor sobre el sillón tantra permite que los movimientos sean más sencillos sin que sufran los músculos y articulaciones, además de que evita accidentes como caídas o resbalones, porque su diseño es especial para sujetar el cuerpo, permitiendo penetraciones perfectas durante el sexo.

TAMBIÉN LEE: ¿Qué significa que un hombre busque primero el orgasmo de su pareja

Como el cuerpo está bien colocado al cuerpo, es muy fácil seguir un ritmo muy excitante para ambos, con diferentes intensidades sin que resulte demasiado cansado, pues el peso del cuerpo se distribuye en el sillón y la pareja solo está concentrada en el placer sexual, según un artículo en Mejor con salud.

Posiciones sexuales para el potro del amor

Existen al menos 5 posiciones sexuales que puedes realizar con ayuda del sillón tantra o potro del amor, desde algunas muy tradicionales, hasta otras muy atrevidas y salvajes, como:

1. Piernas al hombro

El hombre debe sentarse sobre el sillón, con la espalda recargada en el respaldo, mientras que la mujer, se coloca encima, pero apoyando las piernas sobre sus hombros. Los movimientos de la pelvis permiten penetraciones profundas y el hombre no sentirá el peso de su pareja, por lo que rendirá más.

2. Vaquera

El hombre debe recostarse en el sillón, mientras que ella se coloca encima en la posición de vaquera, como si estuviera sentada, pero debe arquear la espalda hacia atrás, incluso puede apoyarse en el respaldo o solo apoyarse con los brazos. Inmediatamente percibirá como el pene entra de forma distinta y más placentera.


3. Sentada a la inversa

Esta posición sexual sobre el potro del amor puede ser muy cómoda para ambos y también muy excitante. Él debe sentarse en la orilla más baja del sillón y recargarse un poco hacia atrás, sosteniéndose con los brazos. Luego, ella debe sentarse encima, pero dándole la espalda. La mujer controla los movimientos y debe usar la fuerza de sus piernas para hacer movimientos de arriba hacia abajo.

4. Misionero

La clásica posición del misionero puede ser más excitante si se hace sobre el sillón tantra y para lograrlo, la mujer solo debe acostarse, recargando bien su espalda en el respaldo, posteriormente, el hombre se coloca encima con una pierna a cada lado del sillón y hace la penetración. Para más placer, la mujer puede elevar un poco las piernas y ponerlas alrededor de la cintura de su pareja.

5. Perrito sentado

Una postura muy excitante que solo requiere que la mujer se recueste boca abajo, recargándose en la curva mas alta del sillón mientras que el hombre se coloca detrás, con una pierna en cada lado y sosteniendo a su pareja por la cadera para facilitar los movimientos sexuales durante la penetración.

Si te atreves a intentar estas posiciones sexuales en el sillón tantra o potro del amor para más placer, descubrirás nuevas zonas erógenas en tu cuerpo y en el de tu pareja, además de que disfrutaras de orgasmos más intensos y romperás con la rutina sexual.

SIGUE LEYENDO: 3 técnicas para aumentar el placer masculino durante el sexo oral


publicidad

publicidad

publicidad