publicidad

Prohíben terapias de conversión: ¿Qué son y en qué consisten?
Salud Sexual

Prohíben terapias de conversión: ¿Qué son y en qué consisten?

Foto en portada: pikrepo

"Se conoce que muchas de estas prácticas incluyen tratos crueles e inhumanos", menciona la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC)

  • ADRIÁN AGUIRRE
  • 25/07/2020
  • 11:13 hrs.

El 24 de julio, durante una sesión extraordinaria, el Congreso de la Ciudad de México aprobó tipificar como delito las "Terapias de conversión".

Después de casi tres horas de discusión, se decidió la modificación al artículo 206 bis del Código Penal de la CDMX. Cuarenta y nueve votos fueron a favor de la tipificación de las terapias de conversión y la aprobación de sanciones para abolir este método, nueve fueron en contra y hubo 5 abstenciones.

El dictamen fue elaborado por las Comisiones de Igualdad de Género y la de Administración y Procuración de Justicia. Pero, ¿Qué son las terapias de conversión?

Puedes leer: Hombres transgénero podrán tener bebés: estudio

Terapias de Conversión: lo que son y la razón por la que se tomó la decisión:

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) define las terapias de conversión, también llamadas ECOSIG, como esfuerzos para corregir la orientación sexual y la identidad de género.

The Human Rights Campaign señala que las terapias de conversión son una gama de prácticas peligrosas y desacreditadas que afirman que cambian la orientación sexual o la identidad o expresión de género de una persona.

ECOSIG significa exactamente eso: (E)sfuerzos para (C)orregir la (O)rientación (S)exual y la (I)dentidad de (G)énero.

"Basados en los testimonios e informes de asociaciones internacionales sobre los métodos utilizados en los ECOSIG, se conoce que muchas de estas prácticas incluyen tratos crueles e inhumanos", menciona la UNODC

Esta Oficina de las Naciones Unidas añade que una vez que están internadas, las personas son sometidas a exámenes muy estrictos como parte del procedimiento para cambiar su orientación sexual, entre los que se incluyen:

+ abuso verbal sistemático, gritos o humillación

+ amenazas de violación

+ hacinamiento

+ aislamiento por largos períodos de tiempo

+ privación de comida por varios días o consumo forzoso de alimentos insalubres o agua de pozos infestados de animales muertos e insectos

"Las mujeres son forzadas a "vestirse y comportarse como prostitutas para aprender el comportamiento femenino y a tener relaciones sexuales con otros internos hombres por órdenes de sus "terapeutas". Algunas personas son mantenidas esposadas por más de tres meses o encadenadas a inodoros que eran usados por otras personas; despertadas con baldazos de agua fría u orina; sometidas a terapias de electroshocks; y tocadas, abusadas e incluso violadas por el personal de custodia", informa la UNODC en su boletín titulado "Nada que Curar: Guía de referencia para profesionales de la salud mental en el combate a los ECOSIG".

También te puede interesar: 5 grandes disparidades de salud que afectan a la comunidad LGBTTTIQ+

Un informe del Instituto Williams de la Facultad de Derecho de la UCLA que fue publicado en 2018 estima que 20 mil menores LGBTQ+ que se encuentran en estados que no cuentan con protección ante esta práctica serán sometidos a las terapias de conversión por un profesional de salud con licencia si los funcionarios estatales no actúan.

Comunidad LGBTTTIQ+ sigue siendo víctima de discriminación y desigualdad en servicios de medicina

La salud es un derecho de las personas y si bien ya se prohibieron las terapias de conversión, aún existen obstáculos que impiden que las personas tengan el mismo acceso a la asesoría y tratamiento médico que requieren para cuidar su salud. Tal es el caso de la comunidad LGBTTTIQ, que sigue siendo víctima de discriminación y desigualdad en los servicios de medicina.

La atención médica debería estar disponible para cualquiera que la necesite, pero desafortunadamente no es así. 

Una encuesta de personas LGBTTTIQ realizada en 2017 por el Center for American Progress reveló que casi tres de cada 10 personas transgénero habían informado que los proveedores de salud no los atendían debido a su identidad de género y que casi uno de cada 10 individuos de la comunidad LGBTTTIQ había reportado que un profesional de la salud se había negado a atenderlos con motivo de su orientación sexual real o percibida.

publicidad

publicidad

publicidad