publicidad

Posiciones sexuales populares que a las mujeres no les gustan tanto
Mejor sexo

Posiciones sexuales populares que a las mujeres no les gustan tanto

No significa que sean posiciones sexuales malas, sino que se deben hacer algunas variaciones. Foto: FREEPIK/ cookie_studio

No todas las posiciones sexuales son placenteras para las mujeres, hay algunas que no les gustan tanto porque pueden causar dolor

No todas las posiciones sexuales populares se disfrutan igual, de hecho, hay algunas que a las mujeres no les gustan tanto pero que no se atreven a confesar. ¿Quieres saber cuáles? Sigue leyendo para conocerlo y además, aprender algunos trucos para corregir estas posturas en la cama sin sacrificar el placer.

Hay posiciones sexuales que se sienten mejor para los hombres y otras que se sienten mejor para las mujeres, no hay unas mejores o peores, simplemente se sienten diferente para cada género.

Una pequeña encuesta a 1,200 mujeres retomada por el portal GQ, señala que hay al menos 5 posiciones sexuales muy populares que no las mujeres no disfrutan tanto.

Posiciones sexuales que a las mujeres no les gustan tanto

No es que las odien, simplemente que no son del todo cómodas ni permiten que puedan conseguir el orgasmo intenso que desean.

1. Cowgirl en reversa

Esta posición sexual es muy sexy, pero no a todas las mujeres les gusta hacerla porque puede dificultar un poco llegar al orgasmo. Para hacerla, el hombre debe acostarse boca arriba sobre la cama, mientras ella se coloca arriba a horcajadas pero dándole la espalda.

Sin duda es aventura y permite nuevas sensaciones, el problema es que las cosas no siempre encajan como deberían y los movimientos son un tanto complicados de realizar.

Lo mejor es optar por la clásica vaquera, donde la mujer está arriba, pero viendo de frente a su pareja, así tendrá mejor control de los movimientos y conseguirá el orgasmo rápido.

2. Perrito muy profundo o doggy style

Esta postura es salvaje y seductora, no hay duda, pero no es la favorita de muchas mujeres debido a que puede llegar a ser dolorosa.

Consiste en que la mujer se coloca en cuatro mientras su pareja se coloca detrás de ella y la penetra, usando su cadera para impulsarse. El problema aquí es que se puede estar golpeando el cuello uterino en cada embestida, por lo que la penetración es profunda y dolorosa, eliminando por completo la posibilidad de un orgasmo.

La solución es seguir haciendo la posición, pero controlando los movimientos en la penetración, de manera que sean suaves y cortos. Se pueden acariciar los glúteos o los senos para potenciar las sensaciones sin necesidad de hacer movimientos bruscos.

3. 69

El clásico 69 para el sexo oral tiene un grado de erotismo muy intenso, pero el problema es que para ellas es difícil enfocarse en sentir placer cuando tienen que darlo al mismo tiempo, lo que dificulta el orgasmo o que puedan hacer la felación como les gustaría.

(Foto: Pixabay) 

El sexo oral puede disfrutarse más en estos casos si lo hacen por turnos, es decir, primero ella recibe la estimulación y luego su pareja, así ambos disfrutan sin riesgo de perder la concentración.

4. Misionero sin ninguna variación

No es que el misionero sea una de las posiciones sexuales que ellas odian por naturaleza, sino que cuando no se hacen variaciones, puede ser aburrida y de poca ayuda cuando se trata de llegar al orgasmo femenino.

Lo mejor es aplicar algunos trucos como poner una almohada bajo los glúteos de la mujer para cambiar el ángulo de penetración o levantar una de sus piernas para que la penetración sea más intensa y satisfactoria.

Otra opción es hacer la alineación coital, que consiste en que el hombre coloque su cuerpo ligeramente más arriba mientras está arriba de ella, así los movimientos se perciben más intensos.

5. Piernas sobre los hombros

Mientras la mujer está boca arriba, el hombre sujeta las piernas de ella y las coloca sobre sus hombros, de manera que, durante la penetración, el ángulo del cuerpo de ella es de más de 90 grados.

Al igual que con “el perrito”, la penetración es muy profunda, por lo que puede llegar a causar molestias más que placer si se hace con movimientos muy fuertes. Lo mejor es hacerlo de forma suave y si es posible, preguntando qué tanta profundidad disfruta para llegar al orgasmo.

No porque sean posiciones sexuales populares significa que sean ideales para todos los gustos, así que mantén una buena comunicación con tu pareja sexual para asegurarte de hacer prácticas que ambos disfruten.

SIGUE LEYENDO: 5 posiciones sexuales que debes intentar en la noche para dormir mejor

(Con información de GQ, Eme de mujer y El Confidencial)


publicidad

publicidad

publicidad