¿Por qué tendemos a enamorarnos del mismo tipo de persona?

A pesar de las malas experiencias del pasado, solemos enamorarnos del mismo tipo de persona

Se dice que el hombre es el único animal capaz de tropezar dos veces con la misma piedra, y a pesar de que muchas veces somos conscientes de que tenemos un prototipo de persona que no nos conviene, vamos y volvemos a caer, por eso, a continuación te diremos por qué tendemos a enamorarnos del mismo tipo de persona.

¿Por qué tendemos a enamorarnos del mismo tipo de persona?

Seguramente tus amigos te habrán dicho que te va mal en el amor porque sueles fijarte siempre en ciertas personas que son iguales y por eso tus relaciones nunca funcionan y es que inconscientemente solemos enamorarnos del mismo tipo de persona.

¿Por qué tendemos a enamorarnos del mismo tipo de persona?

Una investigación reciente llevada a cabo en la Universidad de Toronto, ha tratado de descubrir porque tendemos a enamorarnos del mismo tipo de persona una y otra vez.

Los investigadores han explicado que, aunque lo más común cuando una relación acaba es atribuir la ruptura a la personalidad de la ex pareja y tomar la decisión de enamorarse de otro tipo de persona, existe una tendencia muy acusada a continuar teniendo parejas con una personalidad parecida.

Yoobin Park y Geoff MacDonald, autores de este estudio realizado a lo largo de varios años sobre una muestra de más de 300 personas y sus parejas en Alemania, han declarado que: "Si nos descubrimos a nosotros mismos teniendo los mismos problemas en una relación tras otra quizá deseemos reflexionar sobre cómo gravitar siempre hacia los mismos rasgos de personalidad en nuestras parejas está contribuyendo a la pervivencia de nuestros problemas".

"Parece que no hay ninguna teoría que defienda que la elección de pareja sea algo que realizamos al azar", señala Rosa Bacerló, psicóloga y terapeuta. "Nuestras decisiones tienen que ver con las repeticiones de modelos que hemos aprendido a través de los primeros vínculos con las figuras parentales, y también con la identidad. Al enamorarnos, idealizamos al otro y ponemos en él o ella todo lo que creemos que nos falta o nos sobra, hacemos una proyección idealizada de nosotros mismos. También existe la química, pero el amor no puede reducirse a ella, pues en él intervienen factores como la búsqueda del ideal, la necesidad afectiva y la atracción física e intelectual".

imagen-cuerpo

(Foto: Pinterest)

La teoría del apego podría ser la causante de escoger como pareja a personas con la misma personalidad

La teoría del apego, desarrollada por el psicoanalista inglés John Bowlby en la década de 1950, afirma que los seres humanos seguimos en la edad adulta los patrones de relación que aprendemos en la infancia.

Desarrollamos un apego seguro cuando nos han educado con afecto, atendiendo nuestras necesidades y emociones y poniendo unos límites claros y adecuados. Desde este estilo educativo nos identificamos con el modelo y buscamos parejas similares aunque en el pasado nos haya ido mal con ese tipo de persona.

¿Qué sucede cuando la figura de apego no nos conviene?

Los especialistas señalan que es difícil cambiar el apego hacia ciertas personalidades pero si no nos convienen podemos generar inseguridad, miedo y ansiedad, y es entonces cuando buscamos parejas que mantengan estos estados y acabamos convirtiéndonos en personas que entienden las relaciones desde el conflicto, sintiéndonos incómodos a menudo, desconfiados o ansiosos.

Es fundamental aprender de los errores y no seguir repitiéndolos

La especialista Rosa Bacerló señala que debemos de trabajar desde el autoconocimiento, para ser capaces de cambiar el argumento de la historia de nuestras relaciones y sugiere darse siempre un tiempo para uno mismo.

"Después de una ruptura es adecuado estar un tiempo solo o sola, demostrarnos que podemos estar bien sin pareja; porque solo así, desde el estar bien a solas, no nos abocaremos a repetir relaciones no satisfactorias sin que nada cambie en ellas. Trabajar en conocer nuestros miedos e inseguridades para aprender, mejorar la manera de relacionarnos y no permitir aquello que no es permisible en una relación", indica la psicóloga.

imagen-cuerpo

(Foto: Pinterest)

Aunque tendemos a enamorarnos del mismo tipo de persona, está en ti cambiar eso, recuerda que debes aprender de los errores para mejorar en el futuro.

Sigue leyendo: ¿Cuál es el secreto de las parejas felices?

(Con información de: La Vanguardia y Forbes)