publicidad

¿Por qué nos enamoramos de los patanes?
Pareja

¿Por qué nos enamoramos de los "patanes"?

Si tu galán es complicado, quizá deberías cuestionar su relación

  • MARILUZ ROLDÁN VERA
  • 20/03/2019
  • 20:04 hrs.

Bien lo decía Sor Juana Inés de la Cruz: “constante adoro a quien mi amor maltrata y maltrato a quien mi amor busca constante”, y es que muchas de las mujeres nos sentimos comúnmente  atraídas por el clásico “chico malo”.





Películas como Vaselina muestran esa historia, la chica buena y noble se enamora del chico que parece "patán", pero que en el fondo es bueno y tiene deseos de cambiar.





Las mujeres nos compramos esa historia y aunque nos damos cuenta de que nuestro crush no es el hombre más perfecto del mundo, creemos que nosotras lo vamos a ayuda a cambiar.





Estos “chicos malos” se caracterizan porque muestran interés en ti y después ya no, son emocionalmente inaccesibles y quizá hasta tengan algunos traumas que arrastran desde la infancia.





Por supuesto que ese galán te atrae físicamente porque su barba cerrada y sus ojos coquetos son un encanto, eso es lo primero con lo que nos enganchamos, pero el factor más fuerte en esa relación es creer que tú lo “salvarás” y que va a convertirse en el novio perfecto que esperas.





Te recomendamos: 10 señales de que tu pareja está enamorada de ti









¿Los "chicos malos" se transforman en príncipes azules?





“Ese tipo de hombres se caracterizan por ser coquetos, agradables, con plática amena, lo que los hace parecer muy atractivos para las mujeres, porque ¿a quién no le gusta sentir que le gusta a un chico así?”, menciona la psicóloga Ana María García.





La especialista rompe con ese mito de la literatura y el cine, al asegurar, aunque suene triste, que ese “chico malo” no va a transformarse en un príncipe azul por ti.





“Hay alguna excepciones, pero es difícil que cambien y si lo hacen será por algo del ambiente que los hizo querer transformarse”, explica la psicóloga y añade que como mujeres deberíamos cuestionarnos el querer estar junto a alguien que no nos da la confianza que necesitamos.





Así que ya sabes, ese galán que tanto te gusta no es Danny Zuko, de Vaselina, ni Christian Grey, de 50 sombras, lo más probable es que a pesar de todo el amor que le des no cambie, pero quizá podrías intentar y ver qué sucede, sólo sin clavarte con él.





Te puede interesar: Volver con tu ex pareja puede dañar tu salud


publicidad

publicidad

publicidad