¿Podemos excitarnos con la música?
Mejor sexo

¿Podemos excitarnos con la música?

Foto en portada: wallpaperk.com

Estudios revelan que puede ocasionar una sensación parecida al orgasmo

  • ADRIÁN AGUIRRE
  • 03/01/2020
  • 10:55 hrs.

Música. La escuchamos en todos lados y en muchos momentos. Podemos oirla en una fiesta, dentro de un elevador o en un velorio. Solemos asociarla con felicidad, enojo, tristeza y demás sentimientos que concuerdan con nuestro estado de ánimo. Pero... ¿tiene algo que ver con la excitación?, ¿puede una canción o un álbum desatar nuestro lado más lujurioso?

Un artículo de Thomas Turino publicado por la Universidad de Texas, menciona que existe un tipo de música peruana, llamada "Charango", que está relacionada con el "cortejo". Esta forma de canción permite que los hombres comuniquen a las mujeres cosas que de otra manera no se sentirían cómodos pidiéndo y viceversa, actuando como un tipo de lubricante social.

Si bien el autor se enfoca especialmente en el charango, podemos encontrar sensaciones en diferentes "tonadas" y reacciones emocionales distintas en cada persona.

¿Alguna vez has sentido que se te enchina la piel cuando escuchas una balada? En algunas personas, el impacto que pueden tener las canciones es tan intenso que puede conmover a las personas a las lágrimas o, en algunos casos, ser tan poderoso que lleve a la gente a experimentar sensaciones tan intensas que son comparadas con tener un orgasmo.

Un orgasmo es la culminación del acto sexual, un clímax que produce una sensación de liberación repentina y placentera de la tensión acumulada desde el momento en que se inicia la fase de excitación y es ese momento en el que se generan una serie de espasmos musculares intensos que resultan altamente agradables.

 

Foto: publicdomainpictures.net

 

Puedes leer: ¿Por qué nos gusta tanto el sexo?, la ciencia responde

¿Podemos excitarnos con la música?

Esta sensación orgásmica que mencionabamos arriba es conocida como "orgasmos cutáneos" y produce una sensación de placer tan intensa que se puede sentir en todo el cuerpo, puede provocar temblores sudoración e incluso excitación.

“Los cambios repentinos en la armonía, los saltos dinámicos y las apoyaturas melódicas (notas disonantes que chocan con la melodía principal) son al parecer los que provocan las reacciones más poderosas.

El escalofrío musical suscita un cambio fisiológico que está unido a un punto particular de la música", explica Psyche Loui, profesora de Psicología, Neurociencia y Comportamiento de la Universidad de Wesleyan, en Connecticut, Estados Unidos.

¿Podríamos entonces hablar de un estímulo? Sí.

 

Foto: pixabay.com

 

También te puede interesar: 5 maneras de seducir en la intimidad

De acuerdo con MedlinePlus, un estímulo es "cualquier factor que puede desencadenar un cambio físico o de la conducta" y entre estos se incluyen irritantes, vistas, olores, sonidos y cambios de temperatura. Sonidos, sí, sonidos.

¿Podríamos hablar de una asociación?, sí, también. Si durante la primera vez que tuviste relaciones sexuales escuchaste alguna melodía, en el futuro la asociarás con ese nervio, calor corporal, besos, caricias, placer, y la próxima vez que la llegas a oir, se te va a venir a la mente esa sensación de tener sexo con el miedo de que lleguen tus padres, te descubran o ese nerviosismo que sentiste al perder la virginidad.

Resulta muy difícil que una persona no escuche música y aunque no todos tengamos los mismos gustos en géneros y artistas, seguramente habrán canciones que "prendan" a la mayoría, aunque no lo digan.

El que sintamos cosas cuando nos ponemos los audífonos y le ponemos "play" no es algo extraño. Existe un estudi0 que menciona que el 80 por ciento de las personas tienen una reacción física a la música que incluye escalofríos, risas, lágrimas y un nudo en la garganta.

 

 

Con información de Daily Mail, Sanitas, Medline Plus, BBC


publicidad

publicidad

publicidad