publicidad

Placer masculino, ¿realmente es un orgasmo o solo una descarga?
Mejor sexo

Placer masculino, ¿realmente es un orgasmo o solo una descarga?

¿Cómo reconocer el placer masculino en la cama? Foto: Pixabay

La idea de que la eyaculación siempre acompaña al placer masculino es una de las causas de que ellos prefieran fingir el orgasmo

  • SUSANA CARRASCO
  • 22/07/2020
  • 15:44 hrs.

Normalmente el orgasmo masculino se suele relacionar con la eyaculación, que es la expulsión del semen derivada de la excitación sexual, pero ¿realmente esta es la manera en que un hombre "acaba" o llega al clímax? Expertos señalan que existe mucha confusión al respecto y por ello, te aclaramos a continuación todo lo que debes saber sobre el placer masculino.

El orgasmo es considerado el pico de la excitación sexual, es una sensación poderosa de placer físico y sensaciones intensas que incluye una descarga de tensión erótica acumulada que causa espasmos involuntarios, aumento de la respiración y luego, un estado de relajación.

Pero, ¿es igual en hombres y mujeres?, ¿debemos ofendernos cuando nuestro compañero sexual no eyacula, pero asegura que sí tuvo un orgasmo? Pon atención a la siguiente información que aclara estas y otras cuestiones sobre el placer de ellos.

Placer masculino y eyaculación

De acuerdo a fragmentos retomados por Clarín del libro "Encuentros. El lado B del amor", de Gabriel Rolón, licenciado en psicología, confundir el placer masculino con la eyaculación es un error, pues los hombres pueden expulsar semen sin haber tenido un placer demasiado grande o intenso, casi descontrolado que favorece al orgasmo, ya que esta reacción usualmente se trata solo de una descarga seminal provocada por ciertos estímulos corporales.

TAMBIÉN LEE: Lo que los hombres quieren en el sexo de acuerdo a su edad

Por otro lado, el hombre en la intimidad puede experimentar las sensaciones intensas del clímax sexual, pero sin eyacular, lo cual es completamente normal y se conoce como orgasmo seco.  Según explica el biólogo y sexólogo Alfred Kinsey a El Confidencial, "los hombres que llegan al orgasmo sin eyacular tienen el potencial de alcanzar clímax ininterrumpidos". Aunque no siempre se comprende, especialmente la pareja femenina que se deja llevar por la creencia popular y siente que no lo ha logrado satisfacer lo suficiente para hacerlo eyectar los fluidos sexuales.

Seguro que hay incontables encuentros sexuales donde todo fue maravilloso, pero el hombre no eyaculó, por lo que inmediatamente la pareja piensa que él todavía no ha terminado, aunque él jure que ya disfruto del más intenso de los orgasmos. En este escenario tan común, podríamos afirmar que la eyaculación es vista como una prueba o una garantía de que los hombres realmente disfrutaron del sexo, aunque no haya sido realmente así.

Hombres fingen el orgasmo debido a creencias erróneas

Considerar que la eyaculación es la única expresión del orgasmo y el placer masculino hace que, muchas veces, el hombre prefiera fingir que realmente disfrutó de esos espasmos y sensaciones eróticas del clímax, pero simplemente tuvo una descarga de los fluidos sexuales a través de la eyaculación que, aunque se siente bien, no se compara con realmente disfrutar de llegar al disfrute sexual máximo.

De alguna manera, la pareja se tranquiliza sabiendo que logró hacer estallar de placer al hombre e incluso, se tiene la idea de que entre mayor cantidad de semen se expulse, es todavía mejor, lo que también es falso, pues es una idea alimentada por los estereotipos de las películas pornográficas donde le hombre tiene eyaculaciones exageradas. Esto genera vergüenza en el hombre, porque cree que su desempeño no fue lo suficientemente bueno y que solo se le considerará un buen amante si cumple con esas expectativas de fantasía, lo que, a la larga, genera inseguridades que repercuten en el deseo sexual.

Así que en lugar de buscar que el hombre eyacule cantidades irreales de semen para comprobar si realmente disfrutó del sexo, mejor déjense llevar por las sensaciones, no se obsesionen y de forma natural, el placer masculino y los verdaderos orgasmos, esos que son largos, intensos y muy placenteros, no tardarán en llegar.

SIGUE LEYENDO: 3 razones por las que se prefiere la masturbación a una pareja sexual




publicidad

publicidad

publicidad