publicidad

Multiorgasmos en hombres, ¿es posible?
Mejor sexo

Multiorgasmos en hombres, ¿es posible?

La capacidad de lograr multiorgasmos no depende de la edad, sino de controlar las sensaciones

  • SUSANA CARRASCO MERINO
  • 06/08/2019
  • 17:43 hrs.

Es común que las mujeres puedan tener más de un orgasmo en un encuentro apasionado siempre y cuando la estimulen correctamente pero, ¿los hombres también pueden hacerlo? Esto es lo que debes saber sobre los multiorgasmos en hombres.

Expertos en salud sexual afirman que sí es posible que un hombre tenga varios orgasmos, pero muy pocos se atreven a buscarlo.

Multiorgasmos en hombres

De acuerdo a Óscar Ferrani, divulgador sexual, los multiorgasmos en hombres no son tan comunes debido a la desinformación de la cultura sexual actual.

Pocos hombres logran tener varios orgasmos en una misma erección, algunos casi por casualidad.

“Suele ocurrir porque a través de la práctica toman una nueva conciencia de sus mecanismos de respuesta sexual, aprendiendo a encadenar sus clímax a voluntad”, indica el experto.

Los hombres que descubren los multiorgasmos suelen ser hombres jóvenes y con mucho deseo sexual, que están más abiertos a descubrir nuevas sensaciones.

Sin embargo, la mayoría de los hombres no logra conseguirlos debido al periodo refractario, que es el momento tras la eyaculación en el que el pene pierde su erección.

Al respecto, Carlos Balmori, urólogo especialista en medicina sexual, indica que el proceso del periodo refractario tiene una duración distinta en cada hombre, pero existe la posibilidad de que llegue a eyacular varias veces sin momentos de flacidez.

La capacidad para lograrlo depende de los distintos niveles de la hormona prolactina, los cuales se liberan después de la eyaculación.

Estudios señalan que los niveles altos de prolactina aumentan el periodo refractario y favorecen la somnolencia, lo que impide que se den más orgasmos.

Por su parte, los hombres con baja producción de esta sustancia pueden mantener la erección incluso después de eyacular, sobre todo sin son jóvenes, si tienen un sistema vascular y hormonal saludable y si tienen un estímulo sexual intenso.

Al respecto, el especialista señala que es medicamente posible modificar los niveles de prolactina para lograr multiorgasmos, pero no hay ningún tratamiento actualmente con autorización sanitaria para poder realizarlo.

TAMBIÉN LEE: 7 formas de mejorar el sexo oral 

Entonces, ¿cómo pueden conseguir multiorgasmos todos los hombres? Lo primero es subrayar que la eyaculación y el orgasmo no son lo mismo. Los hombres pueden llegar al clímax sin eyacular.

“Son procesos diferentes pero muy difíciles de separar para la inmensa mayoría de los hombres. Sin embargo, es posible que exista uno sin el otro”, indica Balmori.

Aprender a diferenciarlos requiere entender que el orgasmo abarca una experiencia corporal completa, donde hay taquicardia, hiperventilación, aumento de presión arterial, contracciones musculares y posteriormente, una relajación completa y sensación de bienestar.

En cambio, en la eyaculación solo hay espasmo o contracción de las glándulas u estructuras genitales que producen semen. Es una intensa, muy placentera y pequeña sensación que puede o no acompañar al orgasmo.

¿Cómo tener multiorgasmos

Al tener multiorgasmos hay una capacidad de emitir semen varias veces seguidas sin perder la erección, pero es algo más común en hombres jóvenes.

Sin embargo, la posibilidad de tener varios orgasmos depende más del control que tengan los hombres sobre sus sensaciones corporales previas a la eyaculación y esto no tiene que ver con la edad, por lo que todos los hombres pueden desarrollar la capacidad de lograrlo.

Los orgasmos que no van acompañados de una eyaculación no son tan intensos pero contribuyen a acumular sensibilidad para que el momento final donde se tenga al fin la eyaculación sea explosivo y muy placentero.

Para aprender a controlar las sensaciones previas al orgasmo, expertos en sexualidad recomiendan trabajar la respiración, la concentración y sobre todo, los músculos sexuales, específicamente el suelo pélvico.

Se puede practicar deteniendo el flujo de orina, cerrando los músculos de la pelvis al ir baño y aprendiendo a controlarlo voluntariamente.

Esto ayudará a controlar la eyaculación porque tanto el conducto urinario como el eyaculatorio y el de la vesícula seminal pasan por la próstata.

Aprender a presionar la próstata cuando se vacía el semen de la uretra se puede evitar pasar de la fase de contracción u orgasmo a la de eyaculación.

Practica tanto como puedas y no te desanimes si no lo logras al primer intento, recuerda que si lo intentas puedes experimentar los orgasmos más intensos de tu vida.

SIGUE LEYENDO: 5 tips para tener mejor sexo en las mañanas 

(Con información de El País)

publicidad

publicidad

publicidad