publicidad

“Mi pareja me fue infiel y me contagió VPH”
Salud Sexual

“Mi pareja me fue infiel y me contagió VPH”

El Instituto Mexicano del Seguro Social tiene una Clínica de displasias en donde atienden VPH y cáncer cervicouterino

  • MARILUZ ROLDÁN
  • 04/03/2020
  • 00:58 hrs.

Cuando Verónica escuchó el diagnóstico de Virus de Papiloma Humano sintió un doble golpe, el primero, por el impacto de saber que tenía este padecimiento y el segundo, por darse cuenta que su pareja le había sido infiel y la había contagiado. 

La infección por Virus de Papiloma Humano es una enfermedad de transmisión sexual que produce varios tipos de afectaciones, que pueden ser desde verrugas vaginales hasta lesiones de bajo o alto grado que pueden evolucionar a cáncer cervicouterino. 

Fue hace dos años cuando Verónica se enteró, estaba en los últimos meses de su segundo embarazo y el médico que la trataba le detectó el VPH, pero fue en el Instituto Mexicano del Seguro Social donde recibió el diagnóstico y todo su tratamiento en la Clínica de Displasias que se encuentra en la Unidad de Gineco Pediatría 3. 

Esta mujer de 29 años empezó a presentar algunos síntomas: "Las relaciones sexuales ya eran dolorosas, tenía sangrado y pes las infecciones vaginales eran muy seguidas”. Sin embargo, no creyó que se tratara de VPH, por lo que el diagnóstico fue muy fuerte para ella. 

"Me dio mucho coraje porque tengo con mi pareja actual 12 años y yo soy pedagoga, llevo una materia de educación para la salud sexual y sé obviamente de donde viene todo esto. Sí tuve un poco de resentimiento hacia él, pero finalmente llegas a un acuerdo como pareja, el decir que tu vida está en manos de la otra persona.  

"Él no podía decirme nada. He tenido alumnas que te comentan que fue porque lo adquirieron en el baño o tonterías por el estilo, pero en este caso yo sé que no fue así, que fue porque obviamente él estuvo con otra persona y pasó esta situación” dijo tranquila, aunque en su mirada todavía se puede ver dolor. 

Relató que al principio sintió mucho enojo contra su pareja a quien le reprochó que la hubiera contagiado, pero después de logró perdonarlo y continúa con él. Estos dos años no han sido sencillos porque Verónica ha estado en tratamiento para combatir el virus. 

La doctora Ingrid Aguilar Navarro,  médico ginecobstetra de la Clínica de displasias del IMSS, detalló que Verónica tenía lesión a nivel cervical e infección por VPH. Su tratamiento consistió en la realización de un cono cervical, medicamento y seguimiento semestral. 

La Clínica de displasias entró en funciones el 1 de noviembre de 1999, cuenta con dos consultorios y 4 colposcopios, diariamente se reciben 35 pacientes en cada uno de los dos turnos, por lo que aproximadamente se otorgan mil 400  consultas por mes y mil 100 colposcopías. Asimismo, tienen dos turnos en quirófano y los procedimientos se realizan martes y jueves. 

La especialista del Seguro Social explicó que en consulta las patologías más frecuentes son infección de Virus de Papiloma Humano, lesiones intraepiteliales de bajo  y de alto grado y lesiones como cáncer in situ o carcinoma invasor. 

Destacó que en los últimos años “sí se han incrementado mucho los casos, por eso se ha hecho hincapié en la detección oportuna del cáncer cervicouterino. Se ha visto incrementado porque ahorita muchas pacientes están iniciando vida sexual a temprana edad y muchas acuden por primera vez a realizarse citología ya cuando tienen lesiones". 

La doctora Aguilar Navarro recomendó que las pacientes acudan a hacerse las citologías tres años después de iniciar la vida sexual a partir de los 21 años, en especial  si tienen múltiples parejas sexuales o si tienen antecedente de alguna infección por VPH.  

Señaló que la citología es un procedimiento indoloro en el que se coloca un espejo vaginal y se toma muestra del cérvix. Los resultados se dan en tres meses aproximadamente, aunque si la paciente tiene lesiones de gravedad se le da prioridad para que los resultados estén listos en un mes. 

La doctora recordó que no hay una cura definitiva para el VPH, por lo que con el tratamiento se eliminan las lesiones, pero las mujeres deben continuar en seguimiento. A las mujeres que tienen verrugas genitales se les aplican medicamentos de forma local dos veces por semana, a quienes tienen lesiones más extensas se les trata con electrocirugía o cono cervical. 

“El cáncer cervicouterino puede prevenirse, es un estudio muy rápido, que no cuesta mucho y que nos puede salvar la vida. Hay que realizarse el procedimiento iniciando vida sexual, tres años posteriores y hay que hacer a un lado pena, cuestiones sociales y demás”, indicó la especialista. 

Actualmente, Verónica asegura que se siente muy bien y por eso recomendó la atención que dan en la Clínica de displasias del IMSS. Aunque confía en su pareja, comentó que protegerse también le corresponde a ella: “Creo que intento ser más responsable con mi persona, cuidarme, sí el otro interviene, porque en algún momento confías en otra persona, pero lo más importante es que te cuides tú". 

publicidad

publicidad

publicidad