publicidad

Otros

Los tipos de orgasmo que debes experimentar

El orgasmo no sólo se alcanza con la penetración, existen otras cinco formas de alcanzarlo

  • 22/04/2016
  • 04:00 hrs.
Llegar del trabajo y encontrar a tu pareja lista para entablar un bello encuentro apasionado, es una de las cosas más placenteras del mundo, pero que puede pasar de un momento especial a uno carente de chispa, si siempre se utilizan las mismas técnicas.

Para alcanzar el orgasmo, existen diversas técnicas que no requieren necesariamente de la penetración, pues todos tenemos áreas específicas en el cuerpo que si son correctamente estimuladas, pueden causarnos orgasmos tan duraderos y especiales como nunca hubiéramos imaginado.

Porque queremos que tengas el mayor placer de tu vida y que sorprendas a tu pareja, te decimos cuales son los seis tipos de orgasmos que no te puedes perder por nada del mundo.

  1. Uniorgasmo: se da al estimular sólo el clítoris, el punto g, el ano o los pezones.

  2. De los senos: surge al acariciar los pechos y succionar los pezones. Al estimular esta zona, se activa la misma área del cerebro que responde a las estimulaciones de la vagina y clítoris.

  3. Biorgasmo: ocurre al estimular dos zonas al mismo tiempo, por ejemplo, lamer los testículos al masturbar, o chupar el clítoris mientras se introduce dedo en la vagina.

  4. Triorgasmo: si con dos zonas pierdes el control, ahora imagínate con tres. La clave para ellas es estimular al mismo tiempo el clítoris, el punto g y el ano. En ellos, debe ser el pene, testículos y ano.

  5. Complementario: comienza al excitar una zona primaria para después pasar a otra y así sucesivamente,

  6. Cerebral: comienza por la boca a través de besos románticos e intensos, así como palabras sensuales al oído. Posteriormente continúen con miradas profundas y duraderas, y coloquen la mano en el pecho del otro para lograr una conexión corazón-mente-cuerpo. No olvides usar el perfume que más le guste y mientras se acaricien, dile lo que le vas a hacer y respira cerca de sus zonas erógenas.


Así que ya sabes, libérate de la presiones, preocupaciones y la rutina, y tanto tú como tu pareja, comiencen a disfrutar como realmente lo merecen. ¡Echen a volar su imaginación!

(Con información de Cosmopolitan)

 

 

publicidad

publicidad

publicidad