publicidad

Lo que toda mujer debe saber sobre los cólicos después del sexo
Salud Sexual

Lo que toda mujer debe saber sobre los cólicos después del sexo

Aunque son comunes, pocas mujeres saben por qué ocurren los cólicos después del sexo. Foto: FREEPIK

Tener cólicos después del sexo suele ocurrir simplemente por las contracciones del orgasmo, aunque también podrían ocultar problemas de salud importantes

Tener cólicos después del sexo es algo que muchas mujeres experimentan, pero pocas saben cuál es el origen de esta molestia, por ello, aquí te explicaremos las causas que hay detrás y lo que puedes hacer para prevenirlo.

Hay muchas razones por las que ocurren los calambres después del sexo y cada una puede controlarse de distinta manera.

(Foto: tomada de la web) 

En algunos casos, puede alertan problemas que requieren atención médica, pero en otros, se trata simplemente de una reacción normal. Toma nota de la siguiente información si tienes cólicos después del sexo.

Cólicos después del sexo, ¿por qué ocurren?

Las mujeres pueden experimentar con frecuencia cólicos después del sexo y de acuerdo con un artículo de HuffPost, existen distintas razones por las que ocurre esta molestia:

1. Orgasmo

El propio orgasmo puede ser la causa de los cólicos después del sexo, pues llegar al clímax genera contracciones espontáneas del músculo uterino, las cuales pueden continuar durante un breve periodo de tiempo después de la intimidad y causar leves molestias.

(Foto: tomada de la web) 

2. Embarazo

Pocas mujeres lo toman en cuenta, pero es posible experimentar dolor abdominal en la zona baja durante la primera fase del embarazo, una molestia que aumenta considerablemente con la penetración durante las relaciones sexuales.

TAMBIÉN LEE: ¿Cómo potenciar el orgasmo masculino? 5 trucos efectivos 

3. Menstruación

La menstruación causa cólicos en la mayoría de los casos, pues el útero genera contracciones para expulsar la sangre menstrual y el tejido. No obstante, cuando se tienen relaciones sexuales con la regla, el dolor puede ser más intenso.

(Foto: Freepik) 

Al respecto, Janelle Luk, endocrinóloga reproductiva, señala que el sexo también puede aliviar el dolor menstrual o los cólicos, pero solo de forma momentánea. Los movimientos intensos, la presión de la penetración y las contracciones del orgasmo, generalmente podrían contribuir a la incomodidad.

4. Ovulación

Otra de las razones por las que ocurren los cólicos después del sexo es la propia ovulación o la liberación del óvolo maduro del ovario.

Según los expertos, todo lo que ocurre en el sexo, como las contracciones del orgasmo, la presión en el cuello uterino y los movimientos sexuales, pueden desplazar de forma temporal todo, desde los ovarios y el útero, hasta la vejiga. Todo ello, genera molestias y dolor al terminar la actividad sexual.

(Foto: tomada de la web) 

5. Semen

El semen de la pareja también puede contribuir a sentir cólicos después del sexo, pues el fluido seminal contiene una sustancia parecida a una hormona llamada prostaglandina y el organismo de algunas mujeres es sensible al mismo.

Debido a ello, cuando se libera en la vagina el semen mediante la eyaculación, pueden ocurrir los cólicos.

6. DIU

Si tienes un DIU como método anticonceptivo es más probable que tengas cólicos después del sexo, pues a final de cuentas, se trata de un dispositivo extraño que se asienta en el útero y los movimientos en la intimidad pueden presionar y causar algunos calambres, aunque lo normal es que no sean fuertes.

(Foto: 20 minutos) 

Son más bien contracciones suaves que solo molestan durante un rato breve. Tampoco debe haber preocupación porque el DIU se mueva de lugar por el sexo, es prácticamente imposible que suceda.

7. Forma del útero

Algunas mujeres no lo saben, pero tienen el útero inclinado, lo que hace que, durante la penetración en el sexo, haya más presión en el cuello uterino, causando cólicos o calambres pélvicos constantemente.

8. Problemas de salud

Sentir cólicos después del sexo de manera constante también podría indicar problemas de salud, como quistes ováricos o fibromas. En el caso de tener un quiste, los movimientos pueden causar dolor y la fuerza del coito podría causar la ruptura del quiste, lo que hace que el líquido se expanda y llegue al abdomen, desencadenando el dolor.  

(Foto: tomada de la web) 

Por su parte, los fibromas o el crecimiento de tejido no canceroso en el útero algunas veces se acercan demasiado al cuello uterino, causando dolor y molestias después del sexo con penetración. En ese sentido, la endometriosis que también causa crecimiento de tejido uterino en otros órganos pélvicos, hace más susceptible a la mujer a los calambres.

¿Cómo controlar los calambres después del sexo?

Como te habrás dado cuenta, muchas veces la fuerza de la penetración y los movimientos intensos pueden desatar las molestias, por lo que es ideal cambiar de posiciones hasta encontrar una en la que no haya mucha presión en el cuello uterino. También es importante tener relaciones sexuales más suaves.

Orinar antes del sexo también disminuye la presión en la zona, así que es un hábito que no puede faltar. En caso de sentir las molestias justo después de la eyaculación de la pareja, podríamos pedirle que use un condón para ver si hay mejoría.

Si los cólicos después del sexo son leves, se pueden tomar analgésicos de venta libre o tomar un baño caliente para aliviar las molestias. De igual forma, funcionan los estiramientos y las respiraciones profundas para relajar la zona. Si nada de esto funciona y las molestias empeoran o se acompañan de sangrado vaginal y mareos, lo mejor es acudir de inmediato al médico.

SIGUE LEYENDO: 3 cosas que le vello púbico revela sobre tu salud

(Con información de Huffington Post, Cuídate Plus y Cosmopolitan)


publicidad

publicidad

publicidad