publicidad

Lo que las mujeres odian en el sexo y no se atreven a decir
Mejor sexo

Lo que las mujeres odian en el sexo y no se atreven a decir

Los hombres cometen algunos errores que las mujeres odian en el sexo y que arruinan la pasión del momento

  • SUSANA CARRASCO MERINO
  • 02/09/2019
  • 15:17 hrs.

Muchos hombres siguen haciendo algunas cosas en la intimidad porque creen que ellas las disfrutan, sin embargo, no es así. Por ello, te decimos cuáles son las cosas que las mujeres odian en el sexo pero que no se atreven a decir.

Conocerlas puede salvarte de un desastre en la cama con tu pareja o que de plano ya no quiera tener encuentros sexuales contigo.

Lo que las mujeres odian en el sexo

Si eres de los que cree que a las mujeres les gusta esto en el sexo, debes considerar empezar a modificarlo porque son estereotipos e ideas falsas que se han practicado de forma errónea:

1. Enviar fotos de tus partes

A la gran mayoría de las mujeres no les parece estimulante abrir sus redes sociales para encontrarse con fotografías de genitales masculinos.

Las mujeres sí necesitamos un poco de estímulo visual, pero se debe tener cuidado con el tipo de imágenes que se usan para ello. Estudios han demostrado que las mujeres necesitan visiones menos explícitas y mucho más fantasiosas.

Es decir, que para excitar a una mujer, ella prefiere recrear algo en su mente a que se lo muestren en primer plano y de forma drástica. Es muy probable que le excite más ver a la persona que desean sexualmente con ropa interior en principio que completamente desnudo.

De hecho, en el seminario de fotografía Vision and Difference: Transcending The Gaze, sobre cómo la diferencia de género trasciende la fotografía, las mujeres asistentes llegaron a la conclusión de que para que una foto sea erótica, deberá tener una narrativa que estimule su imaginación y no mostrará un hombre solo y desnudo nadamás.

Por ello, la fotografía de unos genitales masculinos no causará excitación a menos que haya cierta narrativa erótica.

2. Prolongar demasiado el encuentro

Los hombres suelen creer que entre más dure el sexo, es mejor, pero la realidad es que el sexo satisfactorio dura entre 7 y 13 minutos, de acuerdo a una investigación realizada por expertos de la Universidad Estatal de Pensilvania o Penn State.

Alargar demasiado el sexo solo hace que la excitación se esfume, además de que disminuye la lubricación y el momento deja de ser placentero.

Al respecto, la sexóloga y ginecóloga Francisca Molero, del Institut Clinic de Sexología en Barcelona, señala que cada vez hay más casos en los que ellos tardan mucho en eyacular o simplemente no lo hacen.

La idea de que los mejores en la cama son los que más duran es equivocada, al igual que la que sugiere que se debe terminar al mismo tiempo. Retrasar demasiado la eyaculación no solo acaba con la pasión, sino que puede causar problemas de salud a la larga.

>>TAMBIÉN LEE: Lo que debes saber sobre las erecciones femeninas 

3. Ir directo al clítoris

Otra de las cosas que las mujeres odian en el sexo y los hombres creen que no, es que la pareja vaya directamente a estimular el clítoris.

Los hombres creen que tocar los genitales de la mujer es parte del juego previo, pero en realidad, es pasar a mayores.

Para estimular correctamente a la mujer, primero se deben tocar zonas erógenas secundarias como el cuello, las piernas o los senos, para luego ir a las zonas primarias y dentro de éstas, lo último deben ser los genitales, especialmente el clítoris.

Primero se deben estimular los labios mayores, menores y el espacio que hay entre ellos, incluso dentro de la vagina, pero todo antes de llegar al clítoris.

Estimular antes de tiempo este órgano tan sensible puede hacer que se retraiga y que incluso se produzcan molestias y dolor.

“Cuánto más delicadas sean las intervenciones en esta área, más amplificadas serán las sensaciones”, señala la experta.

4. No gemir

Se cree que los hombres no gimen en sexo, pero eso es mentira. Los gemidos durante el acto sexual son un mecanismo para estimular a la pareja y de hecho, un estudio de la University of Central Lancashire en Inglaterra, señala que hay quienes no podrían llegar a la eyaculación sin escucharlos.

Pero lo que no dice el estudio es que este efecto también ocurre en las mujeres, por lo que el hecho de escuchar gemir a su pareja hace que las mujeres se exciten más.

Desafortunadamente muchos hombres creen que los hombres no deben gemir, especialmente porque la pornografía promueve que solo las mujeres giman durante el acto.

5. Ser demasiado romántico

Hay hombres que creen que las mujeres solo quieren romanticismo en la cama y se esfuerzan en ser excesivamente amables y en complacerla todo el tiempo.

Pero estudios han demostrado que las fantasías eróticas de muchas mujeres son todo menos románticas, por lo que no está de más intentar encuentros más apasionados y atrevidos, siempre con consentimiento, respeto y empatía.

¿Tú cuántos errores has cometido? 

>>SIGUE LEYENDO: 5 cosas que pueden arruinar el sexo oral 

(Con información de El País)

publicidad

publicidad

publicidad