publicidad

Las zonas erógenas que tienes que probar con tu pareja
Mejor sexo

Las zonas erógenas que tienes que probar con tu pareja

(Foto: Diario libre)

Hay muchas áreas de nuestro cuerpo que tienen menos terminaciones nerviosas, pero aún pueden ser erógenas, dependiendo de cómo se toquen.

Una zona erógena es un área del cuerpo humano con mayor sensibilidad que, cuando se estimula, genera una respuesta sexual, desde la excitación, fantasías, hasta el orgasmo. Te mostraremos las zonas erógenas que tienes que probar con tu pareja.

Las zonas erógenas pueden cambiar, como todo lo relacionado con la sexualidad, de persona a persona.

También lee: 5 posiciones sexuales para cuando no tienes mucho tiempo

Cuando se habla de zonas erógenas se piensa en las más obvias, como los genitales, sin embargo existen muchas más.

Las zonas erógenas que tienes que probar con tu pareja

Hay muchas áreas de nuestro cuerpo que tienen menos terminaciones nerviosas, pero aún pueden ser erógenas, dependiendo de cómo se toquen.

Según señala el portal GQ, dedicar tiempo a explorar tu propio cuerpo y el de tu pareja en busca de las zonas erógenas del otro no solo es divertido y placentero, sino que también aumenta la estimulación sexual.

Puedes empezar experimentando algunas zonas erógenas poco conocidas como:

Tocar la pierna

Parte de la excitación proviene de quién te está tocando. Un estudio elaborado por el Instituto de Tecnología de California midió la respuesta cerebral en hombres heterosexuales a los que se les tocó suavemente la pierna. Dependiendo de si vieron a una mujer o a un hombre acariciando su pierna, fue como asociaron la estimulación.

El cerebro no solo responde al tacto básico, sino también al mensaje emocional y social transmitido a través del tacto.

(Foto: Soy Carmín)

Los ojos

La mirada es una de las zonas erógenas menos obvias del cuerpo, sin embargo, solo mirar a una persona o ser observado de cierta manera puede crear placer y sensaciones sexuales.

(Foto: RPP)

Labios

Hay muchas razones por las que los labios y los besos son fuertemente erógenos. El beso desencadena el flujo de hormonas y neurotransmisores del cuerpo al cerebro y viceversa. Además, los labios son la parte erógena más expuesta del cuerpo. Contienen una gran cantidad de terminaciones y son 100 veces más sensibles que los dedos.

(Foto: Joya life)

Cuello

El cuello, la zona de la clavícula y la nuca son muy sensibles tanto en hombres como mujeres: se pueden estimular lamiendo, besando o acariciando ligeramente.

(Foto: Reader's Digest)

Pies

El interior y el exterior de los tobillos son puntos sensibles con muchas terminaciones nerviosas que corresponden directamente a las zonas erógenas más importantes del cuerpo.

(Foto: Oaxaca Digital)

Cerebro

El cerebro crea la conexión entre la estimulación visual y el tacto físico, es la zona erógena más grande del cuerpo. Además de la estimulación manual, lo que a menudo despierta en el ser humano una mezcla entre el roce de una caricia o besos y la propia visión de la pareja que estimula sensualmente.

(Foto: El Confidencial)

Estas son las zonas erógenas que tienes que probar con tu pareja, no te limites a conocer y practicar cosas nuevas.

Continua leyendo: 7 beneficios que aporta el practicar yoga a tu vida sexual

(Con información de GQ)

publicidad

publicidad

publicidad