publicidad

Heridas internas durante el sexo, ¿por qué ocurren?
Salud Sexual

Heridas internas durante el sexo, ¿por qué ocurren?

La penetración violenta o con objetos es la principal causa de heridas internas en el sexo. Foto: FREEPIK

Las heridas internas en el sexo afectan principalmente las paredes vaginales, la entrada anal y el recto, causando infecciones y hasta hemorragias

  • SUSANA CARRASCO
  • 18/11/2020
  • 17:36 hrs.

Las relaciones sexuales brindan mucho placer y satisfacción, pero hay casos en que también pueden ser causa de lesiones dolorosas y hasta peligrosas en la zona anal y vaginal, que arruinan por completo el momento. Conoce por qué ocurren las heridas internas durante el sexo y lo que debes hacer para prevenirlas.

El sexo con penetración no siempre resulta como lo esperamos, ya que puede causar lesiones vaginales, anales o rectales. 

Estas heridas no solo son dolorosas y terminan con el momento de la pasión, también pueden dar pie a complicaciones como mayor riesgo de infecciones y hasta hemorragias. A continuación, te contamos todo sobre este aspecto de la salud sexual.

Heridas internas durante el sexo

La ginecóloga Mercedes Herrero, explica a Cuídate Plus que las heridas internas durante el sexo son muy comunes y se asocian con la penetración de zonas como la vagina y el ano. Algunas pueden ser superficiales y ocurrir solo en la entrada vaginal o anal, mientras que otras son profundas, afectando el interior de la vagina y el recto.

Algunas de las señales que indican que hay heridas internas debido a la penetración sexual, incluyen ardor, picor, sensación de pinchazos en la zona o hasta sangrados durante o después de las relaciones sexuales.

TAMBIÉN LEE: ¿Sabes cuáles son los condones ideales para el sexo anal

Existen muchas razones por las que ocurren este tipo de heridas sexuales y todo dependerá de la zona en que afecten:

1. Heridas vaginales

Naturalmente la vagina está diseñada para recibir una penetración, pues es elástica y se adapta al tamaño del pene, sin embargo, las heridas y desgarros vaginales son frecuentes debido a movimientos bruscos o muy fuertes, a la penetración con objetos, la falta de lubricación o incluso, el contacto con piercing en caso de que la pareja tenga uno en el pene.

Tener sexo bajo los efectos del alcohol aumenta el riesgo de lesiones, pues no se tiene el cuidado necesario durante los movimientos sexuales y la penetración

2. Heridas anales

La zona de la entrada anal, esfínter o anillo muscular es altamente sensible y como no está hecha para la penetración en el sexo, puede lastimarse con facilidad. Si se penetra sin una estimulación previa y suficientes cantidades de lubricante, será doloroso y hasta puede haber desgarros que causan sangrado y otras consecuencias.

3. Heridas en el recto

Si las heridas durante el sexo anal son más profundas, afectan el recto, que es el último tramo del intestino.

Las paredes de esta zona también se estiran y son elásticas, pero son mucho más delgadas que las paredes vaginales, por lo que las lesiones son comunes, especialmente si la penetración anal se hizo con objetos o juguetes muy bruscos o si se tuvieron relaciones anales violentas sin previa estimulación.

Complicaciones y cuidados

Las heridas internas en el sexo no deben tomarse a la ligera, pues cada una conlleva distintos riesgos. En el caso del recto, se trata de perforaciones a nivel intestinal, lo que causaría infección de los tejidos circundantes o hasta peritonitis.

A nivel anal, pueden desarrollarse problemas de función del esfínter, dolor e infecciones locales además de que hay mayores posibilidades de contagiarse de Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) mientras que, en la vagina, hay riesgo de infección íntima y hemorragia.

Prevenir estas heridas en el sexo no es complicado, lo ideal es tener relaciones íntimas conscientes y consensuadas, donde le demos prioridad a la estimulación antes de la penetración. Se pueden hacer juegos sexuales para aumentar la excitación y la lubricación, aunque si no es suficiente, siempre se puede optar por un lubricante artificial.

En caso de que hayas sufrido heridas internas en el sexo ya sea vaginales, anales o nivel del recto, no dudes en acudir al médico, pues requieres de un tratamiento que disminuya las molestias y evite las infecciones. Las relaciones sexuales también deben limitarse al menos 10 días para que los tejidos dañados puedan sanar.

SIGUE LEYENDO: ¿Cómo disfrutar más usando el conejito vibrador en el sexo

(Con información de Cuídate Plus y Bekia Salud)


publicidad

publicidad

publicidad