Focalización sensorial para mejor sexo: ¿cómo lograrla?

La focalización sensorial ayuda a mejorar los encuentros sexuales a través de caricias y conocer de mejor manera a tu pareja.

Los orgasmos son fundamentales para la salud y el buen estado de ánimo, durante un orgasmo se liberan endorfinas y oxitocina, hormonas que ayudan a aumentar la felicidad y a disminuir la depresión. Las relaciones sexuales traen muchos beneficios para la salud, pero el buen sexo es fundamental para que las parejas perduren, por eso a continuación te diremos cómo la focalización sensorial puede ayudarte a tener mejor sexo.

Focalización sensorial para mejor sexo: ¿cómo lograrla?

Si quieres mejorar las relaciones sexuales, es fundamental que conozcas de que se trata la focalización sensorial.

¿Cómo la focalización sensorial puede ayudarte a tener mejor sexo?

La focalización sensorial es una práctica clave de la sexología que ayuda a mejorar los encuentros sexuales y solventar ciertas dificultades, tanto físicas como emocionales.

Elena Requena, sexóloga y asesora de parejas explica que la focalización sensorial es una técnica que es considerada como uno de los pilares de la terapia sexual. Sus precursores fueron Master y Johnson y la idea básica es que ambos miembros de la pareja sean capaces de conocer y descubrir el placer erótico de uno mismo y de la pareja. Fundamentalmente, intentando desgenitalizar y establecer el encuentro erótico dejando la penetración a lado.

imagen-cuerpo

(Foto: Pinterest)

Esta técnica es ideal para mejorar en el sexo y/o conocerse a uno mismo

Esta técnica es perfecta para realizar en pareja, aunque también se usa en terapia individual. Puede ponerse en práctica tanto para dificultades relacionadas con el encuentro en sí, como la ansiedad anticipatoria o las disonancias del deseo, como dificultades con prácticas concretas o estrictamente físicas.

La focalización sensorial se ha recomendado históricamente para tratar lo que se denomina habitualmente como "disfunciones", aunque no es necesario sufrir ninguna problemática para disfrutar sus beneficios.

"Bajo mi punto de vista no se debe de hablar de disfunciones o patologías. En la mayoría de los casos debemos referirnos a dificultades", indica la sexóloga Elena.

"Cuando existen dificultades en la etapa de excitación, la focalización sensorial puede ayudarnos a no sentir que tenemos un guión ya prefijado, que podemos hacer y explorar qué es lo que nos excita, y no lo que nos debe excitar. Cuando esto ocurre, cuando nos tomamos nuestro tiempo, ese deseo surge y merece la pena experimentarlo", señala la experta.

¿Cómo llevar a cabo la focalización sensorial?

El objetivo de la focalización sensorial es que ambos miembros de la pareja identifiquen y tomen conciencia de sus propias sensaciones corporales, para poder aumentar el disfrute con la estimulación y aprender a estimular de forma placentera a su pareja.

De esta manera, lo que se consigue es que los miembros de la pareja disminuyan de forma progresiva su ansiedad ante las situaciones sexuales, al mismo tiempo que se mejora la comunicación, la intimidad y la confianza entre la pareja.

La técnica de focalización sensorial se aplica en pareja y se centra en la estimulación alternada del cuerpo y las caricias mutuas entre ambos miembros de la pareja, eludiendo la penetración.

El fin de las caricias únicamente es aumentar la respuesta sexual, de modo que la única preocupación que debe tener la pareja en ese momento es prestar especial atención a sus sensaciones corporales y a las de su pareja, y disfrutar sin preocuparse por la erección, la penetración o el orgasmo.

imagen-cuerpo

(Foto: Freepik)

Recuerda que las relaciones sexuales son más que la simple penetración y que conocer lo que te gusta y lo que le gusta a tu pareja es clave para poder disfrutar de buenas experiencias sexuales juntos.

Sigue leyendo: 5 posturas sexuales más atrevidas que te sorprenderán

(Con información de: GQ e Isep)