publicidad

¿Existen beneficios de fingir orgasmos en el sexo?
Mejor sexo

¿Existen beneficios de fingir orgasmos en el sexo?

Fingir en la cama podría aumentar el deseo sexual si se hace correctamente. Foto: FREEPIK

Fingir orgasmos en el sexo se considera algo negativo, pero estudios han demostrado que podría haber algunos beneficios para el placer y la relación de pareja

Las razones por las que alguien puede fingir orgasmos en el sexo son diversas, desde falta de estimulación hasta preocupación por no herir los sentimientos de la pareja, pero estudios revelan que no todo es malo, de hecho, existen algunos beneficios de fingir placer en la cama.

De acuerdo con un estudio de 2019 publicado en Archives of Sexual Behavior y retomado por la BBC, hasta el 58.8% de las mujeres con una vida sexual activa han fingido alguna vez al estar en la intimidad con su pareja.  

(Foto: Freepik) 

El 3% de ellas aclaró haberlo hecho solo en una ocasión, pero ya no, mientras que el 55%, dijo que lo hacía como una práctica habitual. Pero ¿y si hubiera beneficios de fingir orgasmos? Lo cierto es que sí los hay y seguro te sorprenderán. Sigue leyendo.

Beneficios de fingir orgasmos en el sexo 

Fingir no tiene por qué ser sinónimo de engañar, de hecho, la RAE señala que esta palabra hace referencia a “dar existencia ideal a lo que realmente no la tiene”. En ese sentido, algunas investigaciones destacan que fingir en la cama podría ayudar a conseguir orgasmos reales más fácilmente.

Según los expertos a cargo, las expresiones de placer, como los gemidos y la respiración acelerada, aun cuando son falsas, pueden despertar el deseo y aumentar la excitación de manera natural.

Así lo comprobó el estudio The Faking Orgasm Scale for Women: Psychometric Properties, donde se destaca que fingir orgasmos incrementa el placer y también mejora la relación de pareja.

TAMBIÉN LEE: 5 consejos para controlar el exceso de sudor en el sexo 

"Representar el período previo a un orgasmo real con la respiración más rápida, los ruidos y los movimientos de cadera puede empujarlas a sentirlo de verdad", explican los investigadores.

Cuanto más ruidoso sea, mejor

De hecho, un estudio realizado por la Universidad de Texas a 998 mujeres de entre 18 y 29 años a las que se les preguntó si fingían o no y por qué lo hacían, descubrió que ellas realmente lo hacían para sentirse bien con ellas mismas o porque se excitaban tanto que acaban teniendo uno real.

Al analizar los resultados, se concluyó que exteriorizar un falso orgasmo conduce a un estado interno más placentero y hace que los factores psicológicos desempeñen un papel muy importante, tanto como para alcanzar el clímax máximo en la intimidad.

(Foto: Freepik) 

Cuanto más ruidoso sea uno a la hora de fingir orgasmos,mejor, asegura un estudio de la Universidad de Leeds, en el que se asocia la calidad de la vida sexual al hecho de expresar en alto el placer.

Por si esto no fuera poco, se encontró que las mujeres que tuvieron un orgasmo real lo disfrutaron de forma menos consistente y se sentían inseguras o miedosas, mientras que las que lo fingieron para subir la temperatura, sintieron uno más fuerte después.

Fingir orgasmos podría mejorar la relación de pareja

Es un hecho que expresar cuando se desea un cambio en la actividad sexual para conseguir más placer es indispensable para una sexualidad plena, sin embargo, fingir también podría ayudar, especialmente porque elimina la presión de conseguir llegar al clímax a como dé lugar.

Otro estudio publicado por investigadores de la Universidad de Columbia concluye que una de las razones que llevaban a las mujeres a fingir orgasmos con sus parejas, y no en una relación esporádica, respondía a una forma de “vigilancia”, es decir, que lo hacían para evitar que se rompiera la relación por una incompatibilidad sexual.

Según las investigaciones, al fingir se pueden evitar situaciones incómodas, reforzando así los vínculos entre la pareja y la complicidad. Parece una contradicción, pero la presión por conseguir un orgasmo real parece tener más desventajas que beneficios en las relaciones sexuales.

(Foto: Freepik) 

Exteriorizar un falso clímax conduce a un estado interno más placentero y ayuda a que los factores psicológicos no estén estresados ni alterados como para alcanzar el orgasmo.

Lo mejor siempre es hablar con sinceridad con la pareja, pero si nada funciona puedes probar fingir orgasmos haciendo sonidos sexuales, movimientos de cadera y acelerando la respiración, puede que, en uno de esos intentos, termines por disfrutar de un clímax real.

SIGUE LEYENDO: Trono del rey, posición sexual para controlar la intensidad del placer 

(Con información de El Confidencial y Archives of Sexual Behavior)


publicidad

publicidad

publicidad