publicidad

¿Es normal tener esmegma en la zona íntima masculina?
Salud Sexual

¿Es normal tener esmegma en la zona íntima masculina?

Cuando se acumula en exceso, el esmegma puede ser un peligro

  • SUSANA CARRASCO MERINO
  • 12/07/2019
  • 12:50 hrs.

El esmegma es una secreción íntima masculina de color blanco poco conocida pero que es muy común. Puede surgir también en la mujer pero es mucho más persistente en los hombres. Conoce a continuación las señales para detectarlo y eliminarlo.

En las mujeres, el esmegma se aloja en los labios internos de la vulva, mientras que en los hombres se puede encontrar en el pene, en el espacio ubicado entre el prepucio y el glande.

Esmegma en la zona íntima


De acuerdo al urólogo de la Clínica Alemana, Mario Fernández, el esmegma “es una sustancia producida naturalmente en el pene y está compuesta por secreción de la piel, células muertas y algunas bacterias. Su función es lubricar la zona. Es algo normal producido por el cuerpo humano”.


Sin embargo, en algunos casos esta secreción íntima puede convertirse en un problema, especialmente cuando se acumula en exceso por una mala higiene en el pene.

La secreción blanquecina en el pene se acumula alrededor del glande y dentro del prepucio.

Puede causar irritación de la piel íntima, dolor, picazón y mal olor genital, lo que genera incomodidad y problemas en la vida sexual.


TAMBIÉN LEE: 5 causas del mal olor en el pene y cómo contrarrestarlo


En casos extremos, donde la persona no se lave la zona íntima en mucho tiempo, puede causar adherencia.

“Es una especie de cemento o pegamento que provoca que el prepucio se pueda retraer” indica el experto.

Cuando se acumula en exceso, también puede elevar el riesgo de infecciones bacterianas y balanitis, una hinchazón del prepucio y del glande del pene común en los hombres sin circuncisión y que causa dolor, enrojecimiento y secreción fétida.




La razón es que la irritación causada por el esmegma hace que el pene pierda gran parte de sus capacidades de defensa contra bacterias y hongos.

En caso de que haya una acumulación crónica de esmegma hay que acudir de inmediato al médico, ya que podría elevar el riesgo de enfermedades más graves como cáncer de pene debido a la inflamación constante.

¿Cómo prevenirlo y tratarlo?


El especialista indica que este tipo de padecimientos se pueden tratar con cremas o medicamentos, pero siempre deben ir recomendados por los expertos.

Es importante que el hombre retire el exceso de esmegma en el pene como parte del aseo genital. Debe hacerse por lo menos dos veces a la semana, aunque lo ideal es hacerlo todos los días.


Nunca uses jabones con aromas fuertes o champus porque puedes irritar la zona. Lava el glande del pene por debajo del prepucio con agua tibia y jabón neutro.

También recuerda que es muy importante secar perfectamente bien el pene después de lavarlo, puedes hacerlo con un secador de pelo o con una toalla limpia.

SIGUE LEYENDO: 10 secretos y curiosidades del pene poco conocidos


publicidad

publicidad

publicidad