publicidad

Otros

En VIH, se debe aplicar tratamiento oportuno

La teoría de la terapia precoz, indica que mientras antes se comience con los antirretrovirales, mejor es el pronóstico para los pacientes.

  • 17/01/2013
  • 10:07 hrs.

El VIH ya no tiene porque evolucionar a SIDA, es decir, cuando la enfermedad ya presenta síntomas, gracias a la terapia antirretroviral (TAR), misma que varios estudios han constatado es de gran utilidad para quienes se contagian con el virus.

De acuerdo con investigadores de las universidades California y San Antonio, en la actualidad hay más de 20 medicamentos de TAR, que con el tiempo han disminuido su toxicidad para el cuerpo humano y mejorado su eficiencia para atacar al VIH.

Y todos los estudios han demostrado que cuanto antes se comience con la TAR, mejores son los resultados para el paciente.

Según lo publicado en The New England Journal of Medicine, luego de analizar ventajas y desventajas de iniciar el tratamiento en la fase VIH, se encontró que el virus se mantiene atenuado, es decir no se desarrolla para desencadenar síntomas en el paciente, y de ahí se desarrollo la teoría de la terapia precoz, basada y comprobada con estudios clínicos.

Tuan Le, líder de los investigadores de la UT Medicine San Antonio en conjunto con los científicos de la Universdad de California analizaron el efecto de la terapia precoz y encontraron que se había producido una restauración espontánea, temporal y parcial de los linfocitos CD4, es decir el marcador del estado inmunológico de una persona.

Esto ocurrió cuatro meses después de haberse infectado con VIH. También comprobaron que al iniciar el tratamiento durante este período se asociaba con una probabilidad mayor de recuperación en las cifras de CD4+.

Otro estudio, realizado aparte por el Grupo de Investigadores SPARTAC , subrayó que una terapia antirretroviral de 48 semanas iniciada en la fase de infección primaria logra un retraso de la infección por VIH.

El estudio analizó si era posible limitar los daños al sistema inmune si se inicia el tratamiento poco después de ser infectados con el VIH, con una pauta corta de 48 semanas, para después retirar el tratamiento y retrasar así el inicio del tratamiento crónico.

Bruce D. Walker y Martin S. Hirsch, autores de la investigación en NEJM, indicaron que se puede concluir que hay evidencia de que se consigue una mayor recuperación del sistema inmune de la persona con VIH con el inicio más temprano del tratamiento, en la fase de infección primaria.

Sin embargo, los expertos del Hospital General de Massachusetts, reconocen que a no proporcionan una prueba irrefutable en cuanto a beneficio clínico. (ABC)



publicidad

publicidad

publicidad