publicidad

El sencillo hábito que puede ayudarte a tener mejor sexo
Mejor sexo

El sencillo hábito que puede ayudarte a tener mejor sexo

Un mejor sexo no requiere de trucos muy complicados. Foto: Created by FREEPIK/ Racool_studio

De acuerdo con encuestas recientes, lograr un mejor sexo solo requiere de realizar un sencillo hábito al levantarte

  • SUSANA CARRASCO
  • 14/09/2020
  • 17:54 hrs.

La solución para lograr un mejor sexo podría ser mucho más sencilla de lo que algunos piensan, pues se ha demostrado que un simple hábito por la mañana puede marcar una gran diferencia cuando se trata de obtener mayor placer en la intimidad.

Si ya intentaste de todo y simplemente nadie quiere compartir la cama contigo en una aventura sexual, probablemente estés pasando por alto algo muy sencillo en tu alcoba que inconscientemente, está arruinando tus encuentros.

(foto: Freepik)

Cuando nadie quiere tener sexo contigo, es probable que lo primero que pienses sea que hay algo malo en ti, que no eres atractivo para nadie o que ya no vale la pena seguir intentando. No obstante, la solución es muy simple, pues encuestas han demostrado que el hecho de tender tu cama cada mañana al levantarte, podría marcar la diferencia y ayudarte a tener mejor sexo.

El hábito que te ayuda a tener mejor sexo

Una encuesta publicada en The Mattress Nerd y retomada por El Confidencial, señala que la clave para tener más y mejores relaciones sexuales solo requiere de ser más aseado en el espacio personal y de asegurarse de tender la cama todas las mañanas. Según los resultados, las personas que hacen la cama a diario tienen hasta un 25% más probabilidades de disfrutar de una aventura romántica que aquellos que no lo hacen.

TAMBIÉN LEE: 5 cosas que nunca deberías hacer con un juguete sexual

Para llegar a esa conclusión se realizó un estudio con más de 2 mil personas, a quienes se dividió en dos grupos: los que hacían la cama cada mañana y los que no. Al analizar los datos, se observó que los que se tomaban el tiempo de tender la cama antes de salir de casa o comenzar con sus actividades diarias, tenían más encuentros sexuales que aquellos que no acostumbraban a hacerlo. 

Un 55% de los encuestados y que hacen su cama a diario dijeron que nunca podría pasar una noche de sexo con alguien que no tiene ese hábito

La razón de estos resultados podría estar en el estado de ánimo y el cuidado personal, pues ser alguien que ni siquiera tiene ganas de tender su cama hace que sea más fácil descuidar otros aspectos de la vida privada, incluyendo el terreno sexual y erótico. Así lo demostró un artículo de Best Life, que señala que cuatro de cada 10 estadounidenses opinan que conocer a alguien que no tiende su cama, inmediatamente da la impresión de que es alguien descuidado en todos los aspectos de su vida.

Otros beneficios de tender tu cama a diario

La encuesta también reveló que si tú eres quien no tiende su cama y luego conoces a alguien que tampoco lo hace y es igual de desordenado, podría indicar que no todo está perdido, pues el orden y la limpieza de una habitación puede acabar juntando o separando a las personas. El 9% de los encuestados que no tienden su cama dijeron que no les importaría en absoluto que su pareja sexual tampoco lo hiciera.

Pero algo tan simple como tender la cama no solo ayuda a lograr un mejor sexo, también puede tener efectos positivos en otros aspectos de nuestra vida, pues las encuestas revelaron que más de la mitad de aquellos que hacen su cama a diario se sentían más productivos durante todo el día.  Esto fue especialmente notorio en los días de confinamiento, pues hasta el 66% de los participantes dijo que hacer la cama les ayudaba a tener un buen día y que el hecho de pasar más tiempo en casa había sido un factor para empezar a desarrollar el hábito de no dejar desarreglada la cama y hacerla en cuanto se levantaban, lo que favoreció su salud mental.

De acuerdo con la psicóloga Eva Hidalgo, estirar las sábanas cada mañana es una forma de transmitirnos que la etapa de descanso ha finalizado, y es el momento de la activación. 

"Empezar el día haciendo la cama nos ayuda a fomentar la sensación de tener la capacidad de organizarnos", señala.

En un artículo publicado en El País, la experta agrega que, en el caso de personas con una autoestima debilitada, "sería recomendable la adquisición de este tipo de hábitos para mantener una cierta regulación de su tiempo y espacio, evitar la apatía y trabajar la capacidad de control de su vida. Y, aunque no puede considerarse una terapia, sí es un buen ejercicio para mejorar nuestra autovaloración".

Por si esto no fuera poco, tender la cama también ayudó a un 38% de los encuestados a dormir mejor porque percibían su cama como un espacio limpio y confortable, además de que fue un factor para empezar a tener más ordenada toda la habitación.

SIGUE LEYENDO: 3 beneficios de la masturbación que resaltan tu belleza


publicidad

publicidad

publicidad