publicidad

Consecuencias de reprimir tu deseo sexual
Salud Sexual

Consecuencias de reprimir tu deseo sexual

Negarse al placer podría traducirse en trastornos y problemas de salud

  • SUSANA CARRASCO MERINO
  • 02/07/2019
  • 18:12 hrs.

Actualmente, la sexualidad sigue siendo un tema tabú, lo que puede llevar a muchas personas, especialmente mujeres, a reprimir el deseo sexual por miedo a ser juzgadas. Sin embargo, estudios afirman que hacerlo puede tener efectos negativos en la salud.

La sexualidad es parte de una vida sana, por lo que negarse al placer podría traducirse en problemas de salud y trastornos.

Reprimir el deseo sexual

Tener sexo no solo se trata de placer, también es necesario para estar saludable. Diversos estudios demuestran que la intimidad fortalece las defensas, disminuye la presión areterial, disminuye el riesgo de cáncer y combate el estrés.

Pero uno de los beneficios de tener sexo es que aumenta la líbido, es decir, mantener relaciones sexuales con frecuencia hará que la intimidad sea mejor.

Las mujeres tienen lubricación vaginal extra, un aumento del flujo sanguíneo y una mejora en la elasticidad.

Cuando optamos por reprimir el deseo sexual, ocurre el efecto contrario y desarrollamos un trastorno llamado deseo sexual hipoactivo.


Expertos señalan que hasta un 40% de las mujeres entre 20 y 70 años en Estados Unidos sufren de este trastorno, caracterizado por la falta de deseo sexual y la ausencia de fantasías sexuales.

Según la psiquiatra y sexóloga clínica Helen S. Kaplan, esta es una de las enfermedades sexuales más comunes y de las que menos se habla. Sus efectos pueden dañar la forma en que funciona el cerebro.

Un estudio publicado en The Journal of Sexual Medicine reveló que en las mujeres con deseo sexual hipoactivo, no se iluminan las áreas relacionadas con la recuperación de recuerdos relevantes en el cerebro, ni de las emociones ligadas a ellos.

Otros estudios han confirmado que estas regiones cerebrales suelen iluminarse de forma constante cuando tenemos exposición visual a estímulos sexuales.

Por su parte, en las mujeres que reprimen sus deseos sexuales, se activan áreas relacionadas con la percepción y las creencias sociales relacionadas con la moralidad, la autoimagen corporal y la autoevaluación al estímulo sexual.



>>TAMBIÉN LEE: 7 errores peligrosos al usar lubricante en el sexo

Consecuencias físicas

Según estudios, no tener sexo en mucho tiempo por reprimir los deseos sexuales puede causar los siguientes problemas físicos:

Aumento de ansiedad y depresión

Mayor riesgo de cáncer de próstata

Gripes y resfriados constantes

Deterioro de la relación de pareja

Mayor riesgo de disfunción eréctil




Recuerda que tus genitales son músculos que necesitan ejercitarse y mantenerse activos habitualmente para que estén en forma y con
salud.Cuando te dejas llevar por tus deseos sexuales también favoreces la producción de sustancias en tu cerebro que te hacen sentir bien, ya que después de un orgasmo tu cerebro libera oxitocina, la hormona de la felicidad.

Según un estudio realizado por científicos en Escocia, las personas que reprimen sus deseos sexuales y se abstienen de tener relaciones sexuales, tienen más problemas para enfrentarse a situaciones estresantes como hablar en público.

Además, al no tener sexo, acumulamos altos niveles de estrés.

Por ello, lo ideal es que tengas encuentros íntimos de dos a tres veces por semana y si no tienes pareja, puedes optar por la masturbación o el autoplacer, una práctica saludable que te ayuda a conocer tu cuerpo y a liberar tu deseo sexual.

>>SIGUE LEYENDO: ¿Por qué se masturban los hombres aunque tengan pareja?


publicidad

publicidad

publicidad