publicidad

Otros

¿Cómo sé si tengo una ETS?

Algunas ETS pueden causar problemas a otros órganos o infertilidad

  • 21/10/2017
  • 13:23 hrs.
Generalmente  los jóvenes, al igual que los adultos, no le dan importancia al riesgo de contraer una enfermedad o infección de transmisión sexual (ETS o ITS); lo peor es que frecuentemente rechazan tal posibilidad y se abstienen de acudir al médico ante el menor riesgo.

Sin embargo, refirió en entrevista con SUMEDICO el doctor Emilio Herrera Basto, director de Atención Integral del Centro Nacional para la Prevención y Control del Sida (Censida), existe también el factor de la ignorancia sobre los posibles síntomas y complicaciones que pueden representar estos padecimientos, de los cuales se documenta:

Síntomas de las ETS


Sífilis


Esta enfermedad solo se contagia por vía sexual, aunque puede ser transmitida de la madre al feto. Se la puede descubrir, al notar, que luego de varios días de haber tenido una relación sexual, aparece en los genitales una úlcera, que no produce dolor, con una base dura, acompañada de una inflamación de los ganglios de la ingle. A este período se lo llama sífilis primaria.

Luego de unos días, la úlcera desaparece, lo que no significa que la infección haya desaparecido. Unos meses mas tarde, la enfermedad va a estar expandida, y aparecerán manchas en la piel e inflamación en los ganglios de las axilas, cuello en ingle. En los hombres, sale un líquido blanco por el pene, y se produce ardor y dolor al orinar. Esta es la sífilis secundaria.

Si no es tratada, al pasar los años, la enfermedad comienza a dañar órganos importantes (corazón, cerebro, médula espinal), produciendo problemas cardíacos, demencia, parálisis y muerte. Todo esto forma parte de la sífilis terciaria.

En la actualidad, si esta ETS es tratada, no se puede llegar a esas instancias, ya que el tratamiento es precoz, y muy bueno.

Gonorrea


Es una enfermedad infecciosa venérea que se da tanto en hombres como en mujeres, transmitida por contacto sexual (vaginal, anal u oral) que afecta principalmente a las membranas mucosas del tracto urogenital. Es una de las mas frecuentes en la adolescencia y esta originada por la bacteria gonococo.

Se caracteriza por un breve periodo de incubación; existencia de portadores sin síntomas; las molestias aparecen entre 1 y 21 días después de tener relaciones sexuales; tanto en hombres como en mujeres puede causar esterilidad.

En el hombre se produce una secreción de pus espesa y abundante por la uretra causando dolor al orinar y picazón.

En la mujer, los síntomas son menos llamativos, por lo que es mucho más difícil detectarla. La infección se localiza en la uretra, la vagina o el cuello uterino y a veces existe una secreción característica.

Si no es tratada, la infección puede extenderse desde el cuello uterino hacia el útero y las trompas de Falopio, causando una enfermedad inflamatoria pélvica llamada Pelviperonitis.

Esta requiere hospitalización y es difícil su tratamiento y diagnóstico. En la mujer embarazada la gonorrea se puede transmitir al recién nacido durante el parto y si no es tratada puede producir una infección ocular grave.

En algunos casos los síntomas de esta ETS se manifiestan con mayor magnitud en el periodo post-menstrual.

En ambos sexos la bacteria gonococo puede penetrar en la sangre produciendo otras enfermedades.

La penicilina y otros antibióticos como la espectinomicina, son los diferentes tratamientos que suelen emplearse contra la gonorrea.

También lee: ¿Gonorrea puede tratarse con enjuague bucal?


Hepatitis B


Se refiere a los síndromes que causan la inflamación del hígado y hacen que dejen de funcionar correctamente. Esta enfermedad se contagia por medio del contacto con la sangre, el semen u otro líquido corporal de una persona infectada.

Aproximadamente el 10% de las personas infectadas desarrollan una infección crónica de por vida. Éstas pueden presentar síntomas aunque muchas nunca los desarrollan. Estos pacientes son los llamados “portadores” y pueden infectar a otras personas.

Los síntomas de la hepatitis B son:

  • Fatiga, malestar general, dolor articular y fiebre

  • Náuseas, vómitos, pérdidas del apetito y dolor abdominal

  • Orina oscura y coloración amarillenta de los ojos y el cuerpo

  • Diarrea

  • Algunas personas no presentan ningún síntoma.


Uretritis no específica


Puede ser contraída tanto por hombres como por mujeres a través de las relaciones sexuales (anales, vaginales u orales) y sus síntomas son ardor o dolor al orinar, un escurrimiento amarillo o blanco sale del pene y ardor o desechos de la vagina.

Esta enfermedad si no es tratada puede conducir a una infección más seria, producirse la esterilidad, dañarse los órganos y causar la reproducción de esta enfermedad. Otra forma de contagio es la de una madre a su hijo durante el parto.

Chancroide


Esta ETS ólo se transmite por vía sexual. Es común en los países más desarrollados. Se observa una protuberancia, que se transforma en una úlcera ( por lo que se la puede confundir con sífilis).

Ésta úlcera tiene tamaño variable, bordes irregulares, una base muy sensible y produce dolor. En las mujeres se forman cuatro o más úlceras. Las partes más afectadas en el hombre son: prepucio, surco detrás de la cabeza del pene, cuerpo del pene, cabeza del pene, abertura del pene y escroto.

En las mujeres las partes afectadas más comunes son los labios mayores, y con menor frecuencia en los labios menores la zona perianal y la parte interna de los muslos.

La mitad de las personas infectadas padecen la inflamación de nódulos linfáticos inguinales y nódulos ubicados entre las piernas y la zona inferior del abdomen.

La infección se trata con antibióticos. En algunos casos se curan espontáneamente.

Vaginitis


Es la inflamación de la vulva vaginal, causada por microbios presentes en el sistema genital que se han vuelto infecciosos o por gérmenes transmitidos por el hombre en el acto sexual.

También puede ser producto del tratamiento con algún antibiótico, o la excesiva frecuencia de duchas vaginales lo que produce un cambio en la cantidad de bacterias de dicha zona.

Herpes


Los síntomas se presentan entre dos y treinta días después de tener relaciones sexuales. También puede ser contagiado por el contacto de piel con piel. Se manifiesta en forma de ampollitas en la zona genital y en la boca. Estas ampollas desaparecen, aunque el infectado sigue teniendo herpes. Luego de un tiempo pueden reaparecer.

El herpes genital en algunos casos puede ser doloroso, y producir ardor, especialmente en la mujer. Se pueden realizar tratamientos locales, pero si la infección se localizada a tiempo, se puede tomar un remedio por vía bucal, dando una mejor respuesta.

Verrugas genitales


Los síntomas aparecen entre uno y seis meses luego de tener relaciones sexuales sin protección. Se forman verrugas en los órganos sexuales, agrupándose en forma de coliflor, y se produce ardor o picazón alrededor de ellos.

Es importante que el infectado asista al médico, para ser diagnosticado y evitar contagiar a otros. Además en la mujer, puede provocar un cáncer de cuello de útero.

No hay un tratamiento específico para esta ETS, salvo la criocirugía, rayo láser, y otras técnicas similares.

publicidad

publicidad

publicidad