publicidad

¿Cómo saber que tengo una vagina normal?
Salud Sexual

¿Cómo saber que tengo una vagina normal?

Foto: tomada de la web

Miles de mujeres recurren a la cirugía para lograr una "vagina normal" o perfecta pero ¿de verdad existe?

  • SUSANA CARRASCO
  • 24/02/2020
  • 17:06 hrs.

Cada vez más mujeres recurren a cirugías para lograr una “vagina normal” pero, ¿cómo se supone que debe lucir esta parte del cuerpo femenino? Los expertos explican si en realidad existe un tipo de vagina mejor que otra a la que las mujeres deberíamos aspirar.

Vagina normal, ¿cómo es?

La vulva, de acuerdo a Planned Parenthood, es la parte externa y visible de los genitales, lo que incluye tu labia (labios), clítoris, orificio vaginal y orificio de la uretra. Sin embargo, la mayoría de las mujeres confunde los términos y le llama vagina a esta zona. 

Existen muchas cirugías que prometen dejar esta parte del cuerpo con un aspecto normal o más estético, como la labioplastia, clitoroplastia y vontouring, los cuales consisten en embellecer los labios externos de la vagina, reducir el tamaño del clítoris o embellecer los genitales externos.

Según la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), el rejuvenecimiento vaginal también es un procedimiento que está aumentando su demanda, pues promete dejar los genitales luciendo como los de una veinteañera.

De igual forma, cada vez más mujeres deciden eliminar por completo el vello de la zona.

Pero, ¿es así como debe lucir una supuesta vagina perfecta? ¿Con labios externos pequeños, un clítoris discreto y nada de vello genital?

Ainhoa Placer, vocal de Comunicación en SECPRE, señala que el hecho de que cada vez más mujeres piensen que necesiten embellecer su zona íntima indica que hay una percepción de que su vulva y vagina no es normal.

Pero la única realidad es que no hay dos vaginas iguales, por lo que no existe una vagina perfecta.

Según Placer, la hipertrofia de labios menores, que es cuando esta parte de los genitales destaca por fuera de los mayores, es el motivo que lleva a más mujeres a hacerse una cirugía vaginal.

Sin embargo, médicamente no hay un motivo que justifique que se debe corregir esa característica, de hecho, es completamente normal, debido a que naturalmente los órganos íntimos envejecen.

TAMBIÉN LEE: ¿Bajo deseo sexual a los 20? Estas son las causas 

La principal causa de que pensemos que necesitamos lograr una vagina perfecta viene principalmente del contenido pornográfico.

Un estudio realizado entre jóvenes pacientes del hospital Royal Children's de Melbourne, en Australia, reveló que el deseo de tener la vagina como las que se muestran en el cine porno era la motivación principal de las pacientes.

Existe una visión estereotipada de los genitales femeninos en la pornografía y también una falta de referencias para que las chicas puedan comparar sus vaginas, lo que hace que muchas se sientan incómodas con el aspecto de su zona íntima.

Incluso se ha detectado que niñas de apenas 14 años ya sienten preocupación por lucir una vagina perfecta.

Pero la visión de lo que es una vagina normal y sexualmente deseable, está siendo distorsionada por una cultura que promueve esta zona muy poco realista.

“Entre el 10 o el 15 % de las pacientes que acuden al ginecólogo para una revisión rutinaria demuestran algún tipo de preocupación sobre sus genitales externos”, señala Emilia Villegas Muñoz, ginecóloga del Hospital Vithas Parque San Antonio de Málaga.

Después de un embarazo y un parto es cuando las mujeres muestran una mayor preocupación por el aspecto de su vagina, pues ocurren cambios muy drásticos.

Labios vaginales de distintos tamaños 

Los científicos de la Universidad de Melbourne detectaron que la imagen irreal de la vagina que se promueve en las películas porno, es una donde los labios vaginales menores no se extienden más allá del margen de los labios mayores, mientras que los labios que sobresalen se perciben como malos o poco atractivos.

Pero esto es más normal de lo que se cree, pues se estima que alrededor de la mitad de las vulvas del mundo tienen los labios menores más grandes que los mayores, y eso no es un problema.

Al respecto, la sexóloga Sonia Encinas señala que antes de sentir un complejo por el aspecto de nuestra vagina, debemos tomar en cuenta que el tamaño del clítoris y de los labios, la forma que tienen, la textura, el color, el vello y los propios genitales cambian constantemente.

Estas modificaciones ocurren porque hace frío o calor, por la fase del ciclo menstrual, la ropa que llevamos, si estamos excitadas o acabamos de tener un orgasmo, por la alimentación y sobre todo, la edad.

Pero el origen de estas preocupaciones por tener una vagina normal también radica en el tabú de la sexualidad femenina, en la invisibilidad de nuestros genitales, la culpa y la vergüenza que nos impide mirarnos ahí abajo.

En pocas palabras, hay una gran falta de conocimiento que nos hace rechazar nuestro propio cuerpo.

Si decides hacer uno de estos procedimientos para embellecer la vagina, no olvides que no hay dos vaginas iguales, la anatomía íntima es muy diversa y no tienes que lucir de cierta forma para sentirse sexy.

La vagina normal no existe, así que recupera tu autoestima sexual y conoce todos los tipos de vaginas que existen.

SIGUE LEYENDO: 10 problemas de salud que mejoran teniendo sexo 

(Con información de Buenavida)


publicidad

publicidad

publicidad