publicidad

¿Cómo prepararse para dar o recibir un beso negro?
Mejor sexo

¿Cómo prepararse para dar o recibir un beso negro?

Foto: tomada de la web

Hacer una práctica sexual tan íntima requiere de una preparación para que sea realmente placentero y esto es todo lo que debes hacer antes del beso negro

  • SUSANA CARRASCO
  • 05/06/2020
  • 19:29 hrs.

El sexo anal es una práctica cada vez más común y si buscas intensificar las sensaciones antes de hacerlo, debes probar el llamado beso negro, que consiste en usar la lengua y la boca para estimular el ano. Si eres principiante o quieres mejorar en esta actividad sexual, te decimos cómo debes prepararte para dar o recibir el también llamado anilingus.

La abertura anal está repleta de terminaciones nerviosas que, si se estimulan con una técnica adecuada, puede dar lugar a orgasmos muy intensos.

Aunque existen muchos mitos alrededor del beso negro, lo cierto es cada vez más parejas se atreven a intentarlo y para disfrutarlo, simplemente se deben tomar en cuenta algunas recomendaciones tanto de higiene como de técnica. ¿Estas listo? Toma nota.

Prepararse para un beso negro

El beso negro implica cualquier tipo de estimulación en el ano con la boca, puede implicar solo algunos besos y lengüeteos, o hasta la penetración de la lengua, haciendo movimientos circulares. Se puede lamer y besar el resto del trasero, pero las sensaciones más intensas se encuentran en la abertura anal, pues tiene muchas terminaciones nerviosas.

Las posiciones sexuales del 69 o de perrito (doggy style), son las favoritas para practicar cualquier forma de estimulación anal, incluyendo al beso negro.

Si eres principiante y quieres empezar a perfeccionar tu técnica, esto es todo lo que debes tomar en cuenta para prepararte en caso de que quieras dar o recibir un beso negro:

1. Higiene

Este es el paso más importante que debemos tomar en cuenta, pues el ano no es una zona precisamente libre de bacterias, ya que hay un contacto directo con las heces fecales. No obstante, eso no significa que sea una práctica sucia ni desagradable, solo debes procurar mantener la zona limpia antes de empezar.

De acuerdo a la Dra. Kristie Overstreet, psicoterapeuta y psicóloga clínica, "no hay nada antihigiénico o asqueroso en los bordes del ano, siempre y cuando te asegures de que tú y tu pareja se lavan ahí abajo. Una buena higiene es esencial".

Los riesgos a los que te expones al dar un beso negro sin antes pedirle a tu pareja que se lave la zona, son infecciones causadas por bacterias como la salmonela o E.coli. Así que asegúrate de que toda la zona del ano está perfectamente lavada con agua y jabón neutro antes de que comience la estimulación con la boca y de ser posible, evacuen una hora antes de ir a la acción.

2. Depilación

Esto dependerá de las preferencias individuales, si quieres que la zona esté perfectamente libre de residuos y suave, puedes optar por la depilación perianal, aunque debes tener cuidado de hacerlo de la forma correcta y con los cuidados posteriores. Si sufres una herida por la depilación, deberás posponer cualquier practica sexual anal porque estás en mayor riesgo de Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS).

Sino, basta con que recortes un poco el vello si es demasiado o si lo prefieres, pregúntale a tu pareja cómo se sentiría más cómoda al darte un beso negro. Lo importante es que ambos se sientan bien con esta práctica sexual.

SIGUE LEYENDO: 7 errores que pueden hacer doloroso el sexo anal

3. Pregúntale antes a tu pareja

Antes de meterle la lengua a tu pareja en la zona anal, tienes que estar seguro de que es algo que realmente va a disfrutar. Debe existir mucha confianza entre ambos y sobre todo, comunicación para llegar a acuerdos en cuanto a lo que es placentero y lo que no tanto.

Si simplemente empiezas a hacerlo y no le preguntas, puede resultar traumático. La sorpresa o la incomodidad también hace que los músculos anales se contraigan, lo que se traduce en menos placer para ambos.

4. Masturba tu zona anal

Conocer tu propio cuerpo es el primer paso para intentar nuevas cosas en el sexo, así que cuando estés en un momento de autoplacer, usa tus dedos o un juguete sexual para estimular tu propio ano y saber qué es lo que puede gustarte. Asegúrate de usar suficiente lubricante y déjate llevar por las sensaciones.

Otra opción es pedirle a tu pareja que mientras te hace sexo oral, introduzca también un dedo en el ano para explorar la zona y lo que puede causar en términos de placer.

5. Empieza poco a poco

Una vez que estés ahí abajo o que la boca de tu pareja esté en esa zona tan íntima, es momento de poner especial cuidado en la técnica para no hacer un movimiento que arruine por completo el momento.

Si eres quien va a dar el beso negro, una de las mejores técnicas consiste en girar la punta de la lengua en círculo alrededor de la abertura. Se pueden dar también pequeños toques con la punta de la lengua hacia arriba y hacia abajo justo encima de la abertura. Intenta mover la lengua suavemente y lamer todo el ano, como si estuvieras comiéndote un cono de helado. Si notas que el ano de tu pareja se relaja y se dilata un poco, significa que lo estás haciendo bien.

También es buena idea empezar con sexo oral y deslizar la lengua lentamente hacia el ano.

Por su parte, si eres el que recibe el anilingus procura decirle a tu pareja tanto como sea posible los movimientos que realmente estés disfrutando y los que no tanto. Respira, concéntrate y relaja tu cuerpo para obtener todo el placer que te lleve a la excitación máxima.

El beso negro no es una práctica sucia, puede ser una excelente forma de salir de la rutina y encender al máximo la llama de la pasión en pareja. Si quieren sentirse más seguros, pueden usar condones en la lengua o cortarlo y poner una parte sobre la abertura anal antes de la acción.

TAMBIÉN LEE: 10 básicos para principiantes en el sexo anal

(Con información de Men´s Health)


publicidad

publicidad

publicidad