publicidad

¿Cómo estimular los testículos en la intimidad para más placer?
Mejor sexo

¿Cómo estimular los testículos en la intimidad para más placer?

Foto: tomada de la web

Atreverse a hacer cosas diferentes en las relaciones, como estimular los testículos, da lugar a sensaciones únicas y muy placenteras en el hombre

  • SUSANA CARRASCO
  • 05/02/2020
  • 13:56 hrs.

Hacer siempre lo mismo en el sexo puede hacer que poco a poco el deseo sexual masculino vaya disminuyendo, por ello, es importante que te atrevas a estimular de una forma diferente a tu pareja. ¿Has intentado estimular sus testículos para que alcance el orgasmo?

A continuación te decimos cómo hacerlo para dejarlo con ganas de más en su próximo encuentro íntimo.

Cómo estimular los testículos

De acuerdo a la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU., los testículos son dos órganos reproductores masculinos en forma de huevo que se encuentran en la parte genital del hombre denominada escroto.

Se encargan de producir los espermatozoides que salen con el semen durante la eyaculación y también generan la hormona testosterona.

Pero no solo eso, esta parte del cuerpo masculino también es muy sensible, incluyendo a los testículos, la zona perineal y la región que separa los testículos del ano. Acariciar correctamente estas partes durante la intimidad dispara sensaciones muy placenteras.

Toma nota de cómo estimular los testículos de tu pareja al hacer el amor:

1. Usa tus manos

Seguro que al hacerle sexo oral a tu pareja no sabes qué hacer con sus testículos, pues debes aprovechar para estimularlos como una experta.

Tómalos suavemente con tu mano en forma de copa y acarícialos lentamente mientras haces lo tuyo con la boca en su miembro.

2. No olvides la lengua

Mientras le haces sexo oral, no solo te concentres en el pene, también puedes aprovechar la sensibilidad de sus testículos, así que haz movimientos suaves con la lengua en la zona, comenzando primero con uno y luego con el otro.

Haz movimientos lineales y en forma de ocho para aumentar su excitación al máximo.

TAMBIÉN LEE: ¿Cómo hablar sucio durante el sexo para más excitación

3. Teabagging

Esta práctica sexual es muy placentera y es una de las formas más sensuales de estimular los testículos.

“Consiste en introducir los testículos en la cavidad bucal de la pareja sexual cuando el hombre, en cuclillas o de rodillas, los acerca a la boca”, explica a Infobae Walter Ghedin, médico psiquiatra y sexólogo.

Empieza la acción con caricias en la zona, mimos y besos suaves. El secreto está en no ser muy brusca, saber usar la lengua con suaves movimientos e ir subiendo y bajando la intensidad hasta llevarlo al clímax.

“Una de las posiciones más comunes para esta práctica es que la pareja se recueste sobre la cama y que él se coloque arrodillado sobre su cabeza”, aconseja el especialista.

4. Juega con los dedos

El escroto es una zona altamente sensible del cuerpo masculino que debes explorar con mucho cuidado y atención.

Al observar esta parte, notarás que hay una articulación en medio que llega a la base del pene. En esta línea hay muchísimas terminaciones nerviosas, por lo que si lo acaricias bien, lo dejarás sin aliento.

Humedece tus dedos con un poco de lubricante y deslízalo de arriba hacia abajo en esa articulación y juega con la velocidad. Luego sigue esa misma línea pero con la punta de la lengua.

5. Potencia el placer

Cuando el hombre está por llegar al orgasmo, sus músculos se contraen involuntariamente y sus testículos se levantan ligeramente.

En cuanto notes esta reacción, puedes bajar suavemente los testículos, ya que así puedes prolongar la eyaculación. De igual forma, si los tomas con las manos y los levantas un poco antes de que termine, el placer será inigualable. Solo debes hacerlo con mucha suavidad. 

Ya lo sabes, probar cosas nuevas en la intimidad puede ser la clave para mantener la pasión y los orgasmos al día.

¡Atrévete a intentarlo!

SIGUE LEYENDO: ¿Qué tan cierto es que los hombres siempre piensan en sexo

(Con información de Cosmopolitan)


publicidad

publicidad

publicidad