publicidad

¿Cómo distinguir una infección íntima de una ETS?
Salud Sexual

¿Cómo distinguir una infección íntima de una ETS?

Diferenciar una infección íntima de una ETS permite recibir el tratamiento adecuado. Foto: cottonbro en PEXELS

Cuando una ETS manifiesta síntomas es posible confundirla con una infección íntima, no obstante, hay diferencias importantes que debemos tomar en cuenta

Al hablar de salud sexual, algunas personas cometen el error de confundir una infección íntima con una ETS o Enfermedad de Transmisión Sexual, pero ¿realmente son lo mismo? Esto es lo que debes tomar en cuenta para aprender a distinguirlas.

El uso de condones en cada relación sexual es la mejor forma de protegerse no solo contra embarazos no deseados, sino contra infecciones y enfermedades que dañan la salud sexual.

(Foto: tomada de la web)

Aunque se usan ambos términos para referirse a condiciones que se contraen a través del intercambio sexual sin protección, en realidad existen diferencias importantes que se deben tomar en cuenta.

¿Cómo distinguir una infección íntima de una ETS?

Para llevar una vida sexual saludable es fundamental que sepas distinguir una infección íntima de una ETS.  

La infección íntima puede ser causada por bacterias que colonizan en los genitales por falta de higiene o exceso de humedad, también por ropa ajustada, jabones muy fuertes, tampones, papel higiénico con olor, duchas vaginales o dejarse el traje de baño mojado.

(Foto: tomada de la web)

En las infecciones íntimas tenemos que mencionas a las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), que se transmiten de una persona a otra mediante las relaciones sexuales y de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), son causadas por bacterias, virus, hongos y/o parásitos.

TAMBIÉN LEE: 7 tips para darle placer a un hombre con las manos

Por su parte, una ETS es una afección que puede producirse por hongos, ácaros y virus, entre los que destacan el de VIH y el papiloma humano. También son causados por bacterias como la clamidia y la gonorrea. Actualmente existen más de 20 enfermedades sexuales, entre las que destacan el herpes genital, el VPH y la hepatitis B.

(Foto: Pixabay)

¿Tienen los mismos síntomas?

En este punto es donde podemos encontrar la clave para distinguir una infección íntima de una ETS, pues en general, las infecciones íntimas producen síntomas como irritación en los genitales, comezón, secreción con mal olor y dolor al orinar.

Las principales infecciones íntimas que se pueden desarrollar son la candidiasis tanto femenina como masculina, la vaginitis y la tricomoniasis.

En cuanto a las ETS, éstas no siempre manifiestan síntomas, incluso pueden pasar años sin que se tengan molestias, en algunos casos las señales no son muy evidentes o simplemente nunca aparecen.

(Foto: Pixabay)

Sin embargo, si llegan a presentarse síntomas pueden confundirse fácilmente con una infección íntima, pues puede haber también comezón, ardor y secreción con mal olor, aunque es probable que también existan otras señales como verrugas en los genitales, erupciones en la piel y enrojecimiento en la zona.

Tratamientos, clave para diferenciarlas

No obstante, la principal diferencia entre una infección íntima y una ETS está en el tratamiento. En el caso de las infecciones causadas por bacterias se curan con antibióticos, es decir, que el problema desaparece una vez que se termina el tratamiento.

Las ETS no siempre tienen cura, pues depende de si son causadas por virus o bacterias. Si el origen de la enfermedad sexual es un virus, es probable que no sea curable, solo controlable con algunos tratamientos, como el caso del herpes genital, el VIH y el papiloma humano.

(Foto: tomada de la web)

Es importante señalar que una infección íntima no siempre se contagia por contacto sexual, aunque si es una ITS, sí es posible que ocurra. Las infecciones sexuales pueden evolucionar y provocar una ETS, pero eso puede evitarse si se diagnostica a tiempo y se recibe el tratamiento adecuado.

Ya lo sabes, distinguir una infección íntima de una ETS es fundamental para mantener tu buena salud sexual y disfrutar al máximo de tu sexualidad

SIGUE LEYENDO: 3 cosas que el vello púbico revela sobre tu salud

(Con información de 20 minutos y salud180)


publicidad

publicidad

publicidad