publicidad

Claves para mantener el buen sexo en una relación larga
Mejor sexo

Claves para mantener el buen sexo en una relación larga

Encender la pasión y volver a tener buen sexo en una relación larga sí es posible

  • SUSANA CARRASCO MERINO
  • 10/07/2019
  • 16:26 hrs.

Al principio de toda relación el sexo parece ser maravilloso y el deseo sexual inacabable, pero a medida que pasa el tiempo, las chispas van disminuyendo y la vida sexual puede volverse rutinaria. ¿Cómo mantener el buen sexo en una relación larga? Sexólogos expertos te dan las claves infalibles.

Perder el deseo sexual en una relación larga puede parecer normal, pero no siempre tiene que ser así. Es posible llevar toda una vida con la pareja y seguir teniendo encuentros sexuales intensos.

Buen sexo en una relación larga

La ciencia ha estudiado mucho cómo se puede lograr mantener el buen sexo en una relación larga y las conclusiones son interesantes.

Un estudio publicado en el European Journal of Social Psychology, indica que el deseo sexual es menor conforme avanza la relación porque influyen diversos factores, tales como el tipo de apego que tengamos por la pareja.

"Existen muchos estudios que relacionan los estilos de apego con distintas variables. No solo el deseo sexual, también con el tipo de comunicación, la gestión emocional, los celos e incluso, la ruptura", explica el estudio.

Al respecto, el sexólogo Alberto Álamo, explica que sobre estos estilos de apego incide cómo la forma de relacionarse puede cambiarse, pero requiere de un gran trabajo personal.

De acuerdo al experto, la falta de sexo puede ser más complicada de controlar de lo que parece y comparte algunas claves para mantener el buen sexo en una relación larga:

1. Llevarse bien dentro y fuera de la cama

Lo primero que debes saber es que en el deseo sexual no solo influye el tiempo que lleves con tu pareja, ni el apego que tengas, también puede ser vital el estado emocional, el estrés, la comunicación, el tiempo de calidad que pasen juntos y la propia autoestima.

Aunado a ello, no todas las personas y parejas pueden mantener la llama de la pasión encendida con la misma facilidad que otras.

Las que lo logran, son aquellas que se dedican tiempo para hablar, comunicarse y resolver conflictos.  

"Hablan desde el yo y no desde el tú, expresando cómo se sienten y lo que piensan. Sin atacar ni utilizar palabras como tú nunca o tú siempre, sino palabras como por favor, gracias, lo siento y te quiero", apunta la sexóloga Ruth González.

2. Reparto de tareas del hogar

Desde el punto de vista de la sexóloga González, el reparto de las tareas del hogar hace que exista un sentimiento de equipo e igualdad en la pareja.

Así no hay una carga mayor de tareas por parte de un miembro, de lo contrario, podría repercutir en discusiones y cansancio, que afectan directamente el deseo sexual.

3. Demuestra tu afecto

Las parejas que mantienen el buen sexo en una relación larga son aquellas que se elogian, admiran, mantienen el afecto, se besan, se acarician y se abrazan también fuera de las relaciones sexuales.

Básicamente, se trata de llevarse bien no solo en la cama, sino fuera de ella.

"Aunque con el tiempo el deseo sexual cambia y la rutina disminuye la intimidad, tenemos que dedicarnos tiempo juntos", apunta la experta.

4. No te enfoques en el impulso inicial

Mantener vivo el buen sexo en una relación larga requiere de no agobiarnos más de la cuenta por la situación.

González explica que hay dos tipos de deseo sexual: el primero, que es más instintivo y que moviliza o empuja hacia la persona y el segundo, que aparece después de la excitación y que no es un impulso, sino un deseo que una vez en el acto sexual, disfrutamos.

El primer tipo suele ser el más común al inicio de toda relación y con el paso del tiempo, tenemos más el segundo tipo de deseo sexual.

Sin embargo, es posible traer de regreso las chispas del primer tipo de deseo sexual, el que es más instintivo.

Para lograrlo, es necesario hablar con la pareja y proponer nuevas ideas para sus encuentros íntimos, como tener citas, ir a un hotel, buscar juguetes sexuales, mandar mensajes subidos de tono, leer libros eróticos, etc.

"Es importante que la comunicación fluya y si vamos a introducir cambios en la interacción erótica, lo hagamos de forma gradual y muy consensuada. De lo contrario, podríamos encontrarnos con una situación que nos puede superar, incluso llegando a provocar aversión a las relaciones eróticas novedosas", concluye la experta.

Tómalo en cuenta y revive los encuentros sexuales intensos con tu pareja sin importar cuántos años de relación lleven.

(Con información de El País)



publicidad

publicidad

publicidad