publicidad

Así te avisa tu cuerpo cuando no amas
Pareja

Así te avisa tu cuerpo cuando no amas

Cuando ya no quieres a alguien y terminas una relación podrías experimentar estas fases. Foto en portada: flickr

El estrés social, la decepción, el sentimiento de soledad, la tristeza y molestia serían los indicadores

  • ADRIÁN AGUIRRE
  • 18/06/2020
  • 15:01 hrs.

Terminar tu relación con alguien siempre es difícil. Más si de verdad querías a esa persona. No es sencillo pasar de tener algo con tu chica o chico ideal a ya no verlo/a después de todo lo que pasaron juntos.

"Cortar" con alguien, ya sea pareja o amigos/as no solo implica una falta de presencia física, si no que también impactaría en nuestro cuerpo.

¿Cómo puedes saber que ya no quieres a alguien? Tu cuerpo te avisaría de la siguiente manera.

Puedes leer: 5 afecciones comunes que tienen los hijos de madres no amorosas

¿Cómo saber que ya no quieres a alguien?

El estrés social, la decepción, el sentimiento de soledad, la tristeza y molestia serían los indicadores.

Primero, estaría la etapa del duelo, pues generalmente se presenta tristeza.

De acuerdo con la doctora Suzanne Degges-White, las rupturas nunca son sencillas y cuando una persona interrumpe su rutina habitual de experiencias compartidas, sin tener algo positivo para llenar el vacío, el hombre o la mujer que la está experimentando puede sentirse extremadamente solo/a, incluso si se trató de una relación tóxica y se alegra de ya no estar en ella.

"Incluso cuando encuentre nuevas actividades atractivas, la sensación de soledad puede persistir. Esto es normal y no necesariamente una señal de que cometió un error al romper la relación o la amistad", apunta la especialista.

Por su parte, la doctora Jennice Vilhauer menciona que lo que se llora al momento de la ruptura no es la falta de la relación en sí:

"Muchas personas no se dan cuenta de que una gran mayoría del dolor que experimentan durante una ruptura no tiene nada que ver con la relación que realmente tuvieron. Las relaciones siempre terminan por una razón", explica, y continúa:

"La mayoría de las personas no quieren recuperar la relación que realmente tenían. Lo que lloran es la relación que pensaron que podrían haber tenido si las cosas hubieran sido diferentes"

Por lo que también se presentaría decepción.

Mucho tendría que ver la Oxitocina, conocida como la "hormona del amor". Y es que con la ruptura amorosa nunca faltan los mensajes de varias personas preguntándote cómo estás, los/las pretendientes que nada más estaban esperando que la pareja se equivocara para hacer su movida y los familiares que preguntan en las reuniones familiares sobre ESA persona, lo que puede ocasionar estrés.

En palabras de Stefani Florez Acevedo, de la Universidad de Los Andes, Colombia, estudios han mencionado que la Oxitocina es un potencial ansiolítico cuando un individuo ha sido sometido a estrés social.

"Cuando se presenta un desbalance entre los esfuerzos y las recompensas en las distintas formas de interacción social entre individuos, surge una de las fuentes más importantes de estrés en la vida de los individuos: el estrés social", señala Acevedo en su publicación "Rol Modulador de la Oxitocina en la Interacción Social y el Estrés Social".

También te puede interesar: ¿Qué hacer cuando te gusta alguien con pareja?

¿Cómo puedes saber si estás estresado/estresada?

El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) comparte siete manifestaciones indiscutibles de que estás estresado/a:

1. Temor y preocupación. Se manifiesta de forma aguda y constante ya que no solamente temes por tu salud; también por la de tus seres queridos.

2. Pensamientos catastróficos al presentar malestar físico.

3. Cambios en los patrones de alimentación y de sueño.

4. Dificultad para concentrarte o establecer una rutina diaria.

5. Empeoramiento de los problemas crónicos de salud.

6. Mayor uso de alcohol, tabaco u otras drogas.

7. Agudización de problemas no resueltos con las personas con las que vives.

"Dado que la oxitocina aminora la ansiedad, es posible que el individuo pueda relacionarse socialmente con mayor facilidad, porque no tiene temor a conversar con alguien a quien no conoce. De igual manera, la selección de la pareja y el apego a ésta podrían depender de la actividad ansiolítica de esa sustancia", detalla Miguel Pérez de la Mora, del Instituto de Fisiología Celular de la UNAM.

Lograr el "cierre" es complicado

Al ya no estar en una relación, sucedería lo contrario y podría haber molestia. Cada persona es diferente y en palabras de la profesora de psicología de la Universidad de Bradford, Pam Ramsden, las diferencias de cada persona en la necesidad y la capacidad de conseguir el cierre pueden tener un papel muy importante en los efectos perjudiciales de no lograr "cerrar ese ciclo"

"Esto incluye angustia psicológica, como sentimientos de ansiedad y depresión, con individuos que se cuestionan a sí mismos, en particular sus juicios, habilidades y capacidades", informa Ramsden

Un estudio encontró que las personas que prefieren el orden y la previsibilidad, tienen una forma de pensar más rígida y baja tolerancia a la ambigüedad, batallan cuando no pueden encontrar las respuestas que les ayuden a seguir adelante con su vida después de una ruptura. Por su parte, los que son más abiertos, creativos y cómodos con esta ambigüedad tienen una mayor capacidad de hacer frente a no lograr el cierre.

Pasar todas esas fases y sentirte mejor después de haberlo hecho avisaría que ya estás del otro lado y te ayudaría a "separarte" de la otra persona para poder ser tu misma/mismo otra vez y ya no estar "atado/atada" al otro individuo.

Si continúas teniendo tristeza, no tiene nada de malo ir al psicólogo para platicar de la situación y hallar una respuesta al dolor emocional que se está experimentando.


publicidad

publicidad

publicidad