publicidad

Otros

Asexualidad, la falta de deseo sexual

Los asexuales tienen las mismas necesidades emocionales que los demás y son capaces de relacionarse con sus semejantes.

  • 24/02/2015
  • 15:59 hrs.

Los límites del amor, el sexo y el romanticismo se confunden entre ellas, lo que da a lugar a un complemento dentro de las relaciones de pareja. Pero hay quienes deciden vivir sin el placer y se llaman a sí mismos “asexuales”, reivindicando el derecho a vivir sin sexo, sin ser estigmatizados socialmente.

Anthony F. Bogaert, académico de la Universidad de Brock, es el precursor de esta corriente asexual y sus publicaciones han ayudado a miles de personas a comprenderse mejor a sí mismas en relación a su carencia de impulso sexual
Señaló que la asexualidad es una falta persistente de deseo sexual hacia los demás, incluso hay quien lo señala como la cuarta opción, después de la heterosexualidad, la homosexualidad y la bisexualidad. 
Esta elección personal crea una “identidad propia”, a la que se adhieren personas que no encontraban una explicación a lo que se juzga y castiga socialmente con la incomprensión.
Los asexuales tienen las mismas necesidades emocionales que los demás y son capaces de relacionarse con sus semejantes, aunque lo harán de una forma no sexual
Por su parte, Pere Font, sexólogo y director del Instituto de Estudios de la Sexualidad y la Pareja, de la Universidad de Lleida, explicó que las personas asexuales no acostumbran a valorar la intimidad sexual, el placer erótico u otros aspectos de la sexualidad como algo estimulante, sino todo lo contrario. 
Añadió que es posible vivir sin sexo, al igual que vivir sin música, dijo que no son imprescindibles, pero aportan calidad y esplendor a la vida (Con información de El País).

publicidad

publicidad

publicidad