publicidad

7 verdades sobre salud íntima femenina
Salud Sexual

7 verdades sobre salud íntima femenina

Internet y algunas celebridades han contribuido a reforzar falsas creencias sobre la salud íntima femenina, por lo que aquí te compartimos algunas verdades

  • SUSANA CARRASCO MERINO
  • 21/10/2019
  • 14:02 hrs.

La salud íntima femenina está rodeada de cientos de mitos que provienen de la desinformación y las falsas creencias alimentadas por Internet o por consejos de personas que hablan sin un sustento médico. Por ello, te decimos las 7 verdades sobre salud femenina que toda mujer debe conocer.

Informarse con datos comprobados y respaldados por la ciencia es la mejor forma de tomar decisiones apropiadas para cuidar la salud íntima.

Verdades sobre salud íntima femenina

De acuerdo a un artículo publicado en la BBC, existen 7 verdades sobre la salud íntima femenina que las mujeres deben conocer y que están sustentados por la Dra. Jen Gunter, ginecóloga y autora de "La biblia de la vagina".

A continuación te decimos la verdad de los mitos más comunes. Toma nota:

1. ¿Existe el punto G?

El punto G es una estructura grande con tejido eréctil que está muy cerca de la uretra, pero es parte del clítoris y no debe entenderse como una zona aparte que con solo tocarse vuelve loca a las mujeres.

Muchas mujeres deberían tener esa parte sensible, pero todo dependerá del tipo de estimulación y el momento.

El punto G es parte del tejido eréctil, tiene que ser estimulado con esfuerzo y no se concentra en un solo un lugar, una glándula específica.

Hay personas que ofrecen "inyecciones para el punto G" y están basadas en la idea de que se pueden estimular los nervios solo en esa zona pero eso es falso.

2. ¿Lo que comes afecta la salud vaginal?

De acuerdo a la Dra. Gunter, la comida tiene un efecto en la salud en general, pero no debemos pensar que ciertos alimentos sirven para algo en partes específicas del cuerpo, como el olor de la vagina.

Uno de los mitos más grandes que existe actualmente sobre salud íntima femenina es que el consumo de azúcar puede causar infecciones por hongos en la vaginal, sin embargo es falso, no se puede cambiar el azúcar de la vagina con alimentos.

Lo que ocurre es que en algunos momentos del mes, la vagina puede tener incluso más azúcar que la que hay en la sangre. El azúcar en la vagina también alimenta a las bacterias "buenas".

"Hay personas que piensan que comer yogurt o poner yogurt en la vagina puede curar la candidiasis. No es cierto, porque no tienes el tipo correcto de lactobacilos. Puedes comer yogurt, es una buena fuente de calcio, y las mujeres necesitan calcio en sus dietas, pero no ayudará a la vagina", subraya la Dra. Gunter.

3. ¿Hay una forma correcta de limpiar la vagina?

Lo primero que debemos entender es que limpiar la vagina no es lo mismo que limpiar la vulva, porque la vulva es la piel en el exterior formada por los labios vaginales y el clítoris, mientras que la vagina es la parte interior, el canal que conecta la vulva con el cuello uterino.

A pesar de lo que se cree, la vagina no necesita limpieza, se limpia por si sola y de hecho no debemos tocarla demasiado. Las duchas vaginales y aerosoles son dañinos porque matan a las bacterias y dañan la capa protectora de moco que hay dentro. La vagina se limpia a través de las descargas de fluidos.

>>TAMBIÉN LEE: Duchas vaginales con vinagre o bicarbonato, ¿son seguras?

Por su parte, la vulva no necesita de productos de limpieza con aromas, porque resultan muy agresivos. En muchos casos, basta con limpiar con agua tibia, no es necesario el jabón.

Lavar la vulva con jabón o productos de higiene íntima solo reseca la zona, porque aumenta el pH de la piel. Si quieres usar jabón, usa un poco de neutro.

4. ¿Es necesario eliminar el vello púbico?

El vello púbico es completamente normal y eliminarlo es una decisión estética pero no médica. Estudios han señalado que el vello en esa zona bloquea la suciedad, favorece una adecuada humedad y protege de infecciones sexuales.

Rasurar el vello púbico con una cuchilla, crea un microtrauma en la piel, lo que favorece la entrada de bacterias que causan infecciones.

Lo ideal es solo recortarlo, pero si decides eliminar todo el vello púbico, hazlo de manera informada, conociendo bien los pros y contras.

5. ¿Es normal tener relaciones sexuales dolorosas?

Se estima que un 30% de las mujeres sufre dolor en las relaciones sexuales y no, no es normal que el sexo duela.

Es importante informar al médico sobre el dolor durante la intimidad para encontrar la causa específica. Algunas de las causas más comunes son un bajo nivel de estrógenos, anticonceptivos hormonales, infecciones vaginales, endometriosis, cicatrices, inflamación en la vejiga o cambios en la piel de la vulva.

6. ¿Las pastillas anticonceptivas engordan?

Cada vez hay más estudios que han comprobado que las pastillas anticonceptivas no influyen en el peso de la mujer.

El uso de anticonceptivos hormonales como el DIU o la píldora sí podrían asociarse con una modificación en los patrones de alimentación, pero no hay una relación directa.

7. ¿Es peligrosa la vacuna del VPH?

Todas las mujeres deben ponerse la vacuna del VPH, ya que es una de las principales causas de cáncer cervical y otros tipos de cáncer. Lo ideal es aplicarla en niñas de entre 9 y 12 años.

La creencia de que es una vacuna peligrosa es totalmente falsa. Se han administrado más de 200 millones de dosis en todo el mundo porque son completamente seguras. Los rumores de que la vacuna tiene mercurio y aluminio no tienen ningún sustento científico.

Recuerda que no todo lo que lees sobre salud íntima femenina es verdad, siempre asegúrate de que la información que consumes está respaldada por especialistas de salud.

Cuídate y toma decisiones sobre tu cuerpo bien informadas.

>>SIGUE LEYENDO: Reglas de higiene para antes y después del sexo oral 


publicidad

publicidad

publicidad