publicidad

7 formas de estimular la zona íntima femenina antes de la penetración
Mejor sexo

7 formas de estimular la zona íntima femenina antes de la penetración

Existen trucos para estimular la vagina y elevar la excitación rápidamente. Foto: Dainis Graveris en PEXELS

Aprender a estimular la zona íntima femenina garantiza un mejor sexo, pues se disfruta de orgasmos largos e intensos

Existen muchas zonas erógenas en el cuerpo que, por sus terminaciones nerviosas, aumentan la excitación sexual rápidamente. Los genitales están entre las partes más sensibles del cuerpo a la estimulación, pero eso no significa que se deban tocar sin ninguna técnica. Checa estas 7 formas de estimular la zona íntima femenina antes de la penetración.

Existen formas infalibles para tocar la vagina y facilitar el orgasmo durante la penetración, además de que son ideales para romper la rutina y aumentar el erotismo en la pareja.

(Foto: Freepik) 

No hagas siempre lo mismo, atrévete a intentar nuevos movimientos que van más allá de la simple penetración vaginal y notarás cambios muy positivos en la cama. Conoce los mejores trucos y prepárate para una experiencia más satisfactoria.

¿Cómo estimular la zona íntima femenina?

De acuerdo con Planned Parenthood, algunas partes del cuerpo de la mujer, conocidas como zonas erógenas, tienen terminaciones nerviosas que hacen sentir excitación sexual cuando se tocan, especialmente la vulva, el clítoris, los labios vaginales y la vagina.

Hay al menos 7 formas de estimular la zona íntima femenina antes de la penetración y que garantizan un orgasmo largo e intenso:

(Foto: Pexels) 

1. Masaje en los labios vaginales

Los labios vaginales externos o mayores pueden no ser tan sensibles como el resto de las zonas, lo que indica que hay que trabajar un poco más en el área para garantizar el orgasmo.

Lo ideal es que cuando estén acariciándose mutuamente, se deslice una mano hacia la vagina, pasando suavemente los dedos sobre los labios y haciendo movimientos en toda la zona, presionando ligeramente, pero sin meter los dedos en el orificio vaginal. Esto facilita el flujo sanguíneo e inicia el proceso de excitación.

2. Jugar con la capucha del clítoris

El clítoris es una zona altamente sensible del cuerpo femenino, pues de acuerdo con el libro Entre mis labios mi clítoris, cuenta con un total de 8 mil terminaciones nerviosas, el doble de las que tiene el pene. Es un órgano eréctil que puede responder tanto a estimulación con las manos o la lengua e incluso, con la mente.  

(Foto: tomada de la web) 

Si se explora con cuidado, puede observarse que hay un pequeño colgajo de piel que lo cubre cuando la mujer no está muy excitada, lo que se conoce como capucha del clítoris, que en realidad es una extensión de los labios internos.

La recomendación es que antes de excitarse mucho se juegue un poco con este pliegue, se pueden hacer caricias suaves con las yemas de los dedos o empujar un poco con el pulgar.

TAMBIÉN LEE: 7 razones por las que ocurre el sangrado después del sexo

3. No es solo la vagina

Por querer ir muy rápido, simplemente se comienza a estimular la vagina sin tomar en cuenta que hay otras zonas muy cercanas que si se tocan antes, pueden despertar un placer intenso.

(Foto: Pexels) 

Tal es el caso del área que está encima del hueso púbico, conocida como “montículo”, un tejido graso donde crece gran parte del vello genital. Cuando se acaricia un poco esa zona, se puede estimular indirectamente el clítoris.

Solo se debe usar la palma de la mano para presionar hacia abajo en el montículo, en dirección al clítoris.

4. Rodear el clítoris

Es muy tentador ir directo hacia el clítoris y empezar con la excitación rápidamente, pero si se toman su tiempo, las sensaciones serán mucho más intensas. Primero, hay que poner un poco de lubricante en los dedos, bajar hacia la vagina y acariciar, pero sin tocar el clítoris, simplemente rodeándolo.

Se debe aplicar una presión firme y constante, incluso se pueden trazar círculos grandes y pequeños con un dedo alrededor del clítoris. Placer garantizado.

5. No olvidar la entrada vaginal

Para estimular la zona íntima femenina antes de la penetración no podemos olvidarlos de la entrada vaginal, pero no se trata solo de deslizar los dedos hacia adentro y hacia afuera, hay que tener técnica.

La recomendación es usar dos o tres dedos, pero en lugar de solo entrar y salir, se debe frotar firmemente contra el canal vaginal inferior. Incluso se puede permanecer en la entrada vaginal, moviendo los dedos en círculos sin sacarlos ni meterlos por completo.

6. Varios dedos en acción

Usar un solo dedo para estimular toda la zona puede ser muy efectivo, pero será más intenso si se ponen varios dedos en acción.

Usa el índice y el anular para extender o separar los labios vaginales mientras que, con el dedo medio, acaricia el clítoris. La apertura no solo da un mejor acceso a todos los rincones de placer, sino que hará sentir a la mujer un tanto vulnerable y eso puede ser muy excitante.

7. Jugar con la ropa interior

Tocar la zona íntima femenina por encima de la ropa interior puede ser algo erótico que los haga sentir como si fueran adolescentes o como si hicieran algo prohibido. Así que cuando comiencen las caricias, se debe tocar la vagina sin quitar las prendas íntimas, ya sea por encima o por debajo.

(Foto: Pexels) 

También funciona que cuando la excitación sea más elevada, se haga a un lado la tela nada más para introducir los dedos, pero sin quitar la prenda. Lo mismo puede funcionar para otras zonas como los pechos.

Ahora que ya sabes cómo estimular la zona íntima femenina antes de la penetración, ponlo en práctica y disfruten de un encuentro con muchos orgasmos.

SIGUE LEYENDO: Orgasmo masculino y femenino, ¿Cuál es mejor? 

(Con información de Men’s Health, Planned Parenthood y El País)


publicidad

publicidad

publicidad