publicidad

7 cosas que las mujeres deberían saber sobre los labios vaginales
Salud Sexual

7 cosas que las mujeres deberían saber sobre los labios vaginales

Foto: tomada de la web

Son lo primero que vemos de nuestros genitales, pero la realidad es que se conoce poco sobre la función de los labios vaginales

  • SUSANA CARRASCO
  • 06/05/2020
  • 15:42 hrs.

Aunque es parte de nuestro cuerpo pocas mujeres se atreven a tomar un espejo y conocer su zona íntima, sienten vergüenza o piensan que es algo sucio, pero no lo es en absoluto. Explorar tus genitales es la mejor forma de mantenerte sana y detectar cualquier problema de forma temprana, por ello, te decimos las 7 cosas que todas las mujeres deben conocen sobre los labios vaginales.

Esta zona es lo primero que vemos al echar un vistazo "ahí abajo", pero realmente sabemos muy poco sobre sus funciones y cómo deberíamos cuidarla.

Labios vaginales, lo que debes saber

Los labios vaginales forman parte de la anatomía sexual femenina externa, donde también se incluyen el clítoris, la abertura vaginal y el orificio uretral, que es por donde se orina.

Es importante señalar que la vagina es parte de lo que en realidad se llama vulva, pero muchas personas confunden los términos y se refieren a esta parte como vagina. No hay dos vulvas iguales en el mundo, pero sí están compuestas por las mismas partes básicas.

Esta vez hablaremos sobre los labios vaginales, una zona aparentemente conocida, pero de la que en realidad sabemos muy poco. Toma nota de todo lo que necesitas aprender sobre esta parte de tu vulva:

1. Se identifican con nombres distintos

Los labios vaginales son esos pliegues de piel que se ven alrededor de la abertura vaginal y de acuerdo a Planned Parenthood, se identifican con dos nombres: labios vaginales mayores o externos y labios menores o internos.

Los labios mayores generalmente son carnosos y están cubiertos de piel, vello púbico y glándulas sudoríparas, son los que se ven inmediatamente en la zona genital. Por su parte, los labios menores están revestidos por una membrana mucosa y están dentro de los mayores, empiezan en el clítoris y terminan debajo de la abertura vaginal. Son altamente sensibles al tacto porque están equipados con fibras nerviosas.

2. No son perfectos

Muchas mujeres se preocupan porque sus labios vaginales no son asimétricos pero eso es completamente normal, ya que pueden ser cortos o largos, arrugados o lisos. A veces, un labio puede ser más largo que el otro o incluso, los labios menores pueden sobresalir y verse a simple vista por encima de los mayores.

TAMBIÉN LEE: Los mitos más comunes sobre la virginidad femenina

3. Existen en distintos colores

El color de los labios vaginales tampoco es el mismo en las mujeres y de hecho, cambian su tonalidad a medida que envejeces, pueden ser rosas, cafés o hasta negros amarronados. Te recomendamos tomar un espejo y ver para comprobar de qué color son los tuyos.

4. Cambian cuando te excitas

Tanto los labios mayores como menores son sensibles y se expanden durante la excitación sexual porque los vasos sanguíneos de la zona se llenan, así que es probable que se vean más grandes de lo normal, especialmente los labios menores o internos.

5. También pueden desarrollar cáncer

De acuerdo a Mayo Clinic el cáncer vulvar afecta toda la superficie externa de los genitales femeninos, lo que incluye a los labios vaginales. Este tipo de cáncer se manifiesta la mayoría de las veces con un bulto o llaga que con frecuencia produce comezón, aunque también puede causar dolor, sangrado, cambios en la piel y sensibilidad.

Puede ocurrir a cualquier edad, pero se diagnostican más casos en mujeres de edad avanzada.

6. Pueden pegarse

Normalmente las bebés nacen con los labios vaginales separados pero en casos muy raros, se pegan y bloquean parcial o completamente la abertura. Esta condición se conoce como adhesiones labiales y puede ocurrir en los primeros meses de vida o en algunos casos, en una edad un poco mayor.

La American Academy of Pediatrics advierte que el problema a veces puede ser causado por una irritación del pañal, por contacto con detergentes fuertes o ropa interior fabricada con tela sintética.

7. Son los guardianes de tu vagina

Los labios vaginales tienen la función de proteger todos los órganos internos del sistema reproductor femenino, evitando que entren virus o bacterias peligrosos en el orificio vaginal que posteriormente dañen tu salud.

Además, el vello púbico que hay sobre los labios mayores es una excelente barrera protectora de patógenos e irritaciones durante las relaciones sexuales, además de que ayuda a mantener el pH de la zona genital.

No tengas miedo de observar tu cuerpo y revisar tus labios vaginales tanto internos como externos y tampoco permitas que alguien diga que no son estéticos o perfectos, lo cierto es que los hay en distintas formas y colores, pero lo importante es que estén saludables y cumplan su función adecuadamente.

SIGUE LEYENDO: 3 causas de irritación en genitales después del sexo


publicidad

publicidad

publicidad