7 cosas que hace tu pareja en el sexo y que dañan la vagina
Salud Sexual

7 cosas que hace tu pareja en el sexo y que dañan la vagina

Sin que te des cuenta, tu pareja puede hacer algunas cosas en el sexo que dañan la vagina, causando infecciones internas y externas

  • SUSANA CARRASCO
  • 12/12/2019
  • 17:45 hrs.

Las relaciones sexuales pueden ser muy placenteras, pero también podrían ser el inicio de infecciones y problemas de salud si no se hacen con los cuidados adecuados. Incluso, tu pareja podría causarlos sin que te des cuenta, por ello, te decimos las 7 cosas que hace tu pareja en el sexo y que dañan la vagina.

Aunque tú tomes todas las medidas de higiene, es posible que tu amante no las haga a la perfección, lo que podría dañar tu salud íntima. Checa de lo que hablamos.

Cosas que dañan la vagina en el sexo

A veces la pasión y el deseo de tener sexo con la persona que nos gusta podrían hacernos dejar pasar algunas medidas de precaución para cuidar nuestra salud, lo que a la larga es motivo de enfermedades e infecciones sexuales.

Toma en cuenta estas 7 cosas que tu pareja hace en el sexo y que sin darte cuenta, dañan tu vagina:

1. Manos sucias

Una mala higiene de las manos de tu pareja es el peor enemigo de tu vagina, pues el contacto directo de las bacterias en la piel de sus manos y dedos con tu zona íntima puede causar infecciones vaginales y hasta la aparición de un grano en la vagina. Asegúrate de que tu amado se lave las manos con jabón antes de la acción.

2. Lesiones en la boca

Cuando tu pareja te hace sexo oral teniendo una herida o una lesión en la boca podría ser muy peligroso, ya que hay mayor riesgo de contacto con bacterias dañinas.

Además, en la boca se guardan grandes cantidades de bacterias que podrían pasar directamente a tu zona íntima, causando no solo infecciones sino transmisión de VPH, así que lo mejor es que usen barreras de látex, las cuales según Planned Parenthood, cubren partes de los genitales y te protegen de los líquidos corporales que pudieran estar infectados

TAMBIÉN LEE: 10 juguetes sexuales que a las mujeres les encantan 

3. Ir demasiado rápido a la penetración

Uno de los peores errores de los hombres durante la intimidad es ir demasiado deprisa y no dar tiempo a que haya suficiente excitación en la mujer. La vagina debe estar bien lubricada antes de la penetración, de lo contrario, puede causarte dolor o lesiones externas e internas.

Tal vez en el momento no lo sientas, pero cuando el calor de la pasión baje, te aseguramos que si sentirás dolor y molestias al ir al baño.

4. Usar endulzantes

Tener juegos sexuales con algunos endulzantes como chocolate o chantilli puede causar irritación en la zona si no se toman las medidas de higiene adecuadas, además de que pueden alterar la flora vaginal y ponerte en mayor riesgo de infecciones.

Lo ideal es que procures que los endulzantes no caigan directamente sobre tus genitales y que mejor jueguen en otras zonas erógenas, como el abdomen, el cuello o piernas.

5. Usar objetos raros para la masturbación

Tal vez puede parecerte muy sexy que tu pareja te masturbe durante la intimidad, pero deben hacerlo siempre evitando objetos extraños como frutas o verduras. Aunque no lo creas, ha habido muchos casos en los que objetos se quedan atorados en la vagina y requieren de atención médica de emergencia, así que mejor evítalo.

Puedes usar mejor juguetes sexuales, que para eso fueron hechos, como un vibrador o un succionador de clítoris. Solo procura que esté perfectamente limpio y que lo laves bien después de usarlo.

6. Usar lubricantes “naturales”

Otra de las cosas que hace tu pareja en el sexo y que pueden dañar tu vagina es el uso de lubricantes naturales, como la vaselina y otros aceites que no fueron hechos específicamente para la zona íntima.

Recuerda que tus genitales son muy delicados y que incluso podrías tener algún tipo de reacción alérgica sin darte cuenta.

7. Posiciones sexuales

Algunas posiciones sexuales pueden ser peligrosas para las mujeres, pues llegan a ser muy bruscas y podrían causar desgarros, tal es el caso de la posición de perrito o doggy style.

Siempre dile a tu pareja qué te gusta y qué no y si sientes que algo no es cómodo para ti o te está causando molestias, lo mejor es que cambien de posición e intenten algo más adecuado para ti.

Recuerda que el sexo no solo se trata de hacer cosas intensas y llenas de pasión, también pueden explorar con su erotismo y otras formas de intimidad, como los besos apasionados, los masajes eróticos o por qué no, hasta la literatura erótica.

SIGUE LEYENDO: 3 posiciones sexuales que garantizan llegar al punto G

(Con información de Cultura Colectiva) 


publicidad

publicidad

publicidad