publicidad

7 claves para tener sexo satisfactorio y saludable
Salud Sexual

7 claves para tener sexo satisfactorio y saludable

En el marco del Día Mundial de la Salud Sexual, te decimos cómo lograr tener sexo satisfactorio pero sobre todo, saludable

  • SUSANA CARRASCO MERINO
  • 04/09/2019
  • 17:00 hrs.

Cada 4 de septiembre se conmemora el Día Mundial de la Salud Sexual, con el fin de sensibilizar y tomar consciencia sobre la importancia de la educación sexual, el placer y los riesgos. Por ello, te decimos las 7 claves para tener sexo satisfactorio y sobre todo, saludable.

Hablar de salud sexual no solo implica las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS), sino a la capacidad de experimentar el placer y disfrutarlo de manera sana.

Sexo satisfactorio y saludable

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), la salud sexual es un estado de bienestar físico, mental y social en relación con la sexualidad.

Requiere de un enfoque positivo y respetuoso de la sexualidad y de las relaciones sexuales, así como la posibilidad de tener experiencias sexuales placenteras y seguras, libres de toda coacción, discriminación y violencia.

Entonces, ¿cómo tener sexo satisfactorio y saludable? Los expertos te dan las siguientes claves para lograrlo:

1. Experimenta en el sexo

Para disfrutar más de las relaciones íntimas es fundamental olvidarse de los tabús y los mitos, para abrirse a nuevas experiencias. Para ello, hay que dejar atrás las creencias con las que hemos sido educados y llenarse de nuevo conocimiento para explorar nuevas formas de disfrutar plenamente.

Recuerda que con el tiempo algunos estímulos sexuales pierden eficacia, por lo que es necesario probar nuevas formas de estimular, ya sea visualmente, por medio del tacto, sonidos, olores, etc.  

En resumen, debes animarte a jugar y a probar nuevas posiciones sexuales, nuevos juguetes eróticos, nuevos ritmos y la libertad para disfrutar de tus fantasías.

2. Trabaja en tu autoestima

Para un sexo satisfactorio y saludable es necesario que trabajes en tu autoestima, ya que si te quieres y te respetas a ti mismo, te sentirás más cómodo y con ganas de experimentar nuevas sensaciones y juegos en la intimidad.

3. Conoce tu cuerpo

Este punto es fundamental, ya que si esperamos que alguien nos produzca placer, debemos saber primero qué nos gusta y qué no, en dónde disfrutamos más las caricias y en dónde no tanto.

“Para disfrutar en pareja, primero tengo que conocerme bien a mí mismo, saber cómo funciona mi erótica, mi cuerpo, qué me excita”, señala José Luis Casado Santamaria, sexólogo y terapeuta del Centro Sexológico SENSO en Valladolid.

Así que explora tu propio cuerpo, puedes hacerlo a través de la masturbación con diferentes posiciones y movimientos, así sabrás lo que más te gusta para maximizar el placer en la intimidad con otra persona.

>>TAMBIÉN LEE: 5 beneficios únicos de dormir abrazando a tu pareja 

4. Comunicación

Ser capaz de expresarle a tu pareja lo que deseas en la intimidad, lo que sientes cuando están teniendo relaciones y lo que necesitas para sentir más placer, es una de las cosas más importantes.

Toma en cuenta que con los años, las preferencias y los gustos de cada uno en la intimidad van cambiando, por lo que esa comunicación debe ser constante, no solo al inicio de la relación. Recuerda que no debes dar nada por sentado, es mejor hablarlo.

5. Visita al sexólogo

Actualmente, las visitas al sexólogo se hacen cuando ya hay un problema sexual grave, pero no hace falta estar enfermo para acudir a visitarlo, lo ideal es hacerlo desde que se inicia la vida sexual.

Aunque este especialista se encarga de trabajar disfunciones sexuales, también puede orientarte para disfrutar del sexo saludable y placentero, así que pregunta todas las dudas que tengas respecto a tu vida sexual.

6. Cuida tu salud general

No todo se trata sobre tener unos genitales perfectamente limpios y depilados para el sexo satisfactorio, también es importante cuidar de tu salud general, ya que muchos de los problemas sexuales, como la falta de deseo sexual o la disfunción eréctil se deben a causas como el estrés, el sedentarismo y el sobrepeso.

Al respecto, Vicente Briet, miembro de la Federación Española de Sociedades de Sexología (FESS), señala que debes hacer ejercicio de forma regular, así potenciarás tu deseo sexual porque mejora la producción de testosterona y permite una buena autoregulación emocional.

También cuida tu dieta, evita fumar y beber en exceso y duerme entre 6 y 8 horas todas las noches.

7. No te enfoques solo en la penetración

El buen sexo no solo es la penetración o el coito y el orgasmo, de hecho, esa percepción es fruto de una idea excesivamente genital de la sexualidad.

“Nuestro órgano sexual es todo el cuerpo, no solo los genitales. El coito es una opción, pero no tiene por qué ser la única para disfrutar con tu pareja”, señala el sexólogo Casado Santamaria.

En realidad, cuando centramos todo nuestro esfuerzo en la penetración, puede haber mayor ansiedad en el encuentro por no cumplir ciertas expectativas. Lo ideal es aprender a jugar con otras cosas, como besarse apasionadamente, acariciarse o dormir abrazados y desnudos.

Por último, recuerda que para un sexo saludable el uso de condón o preservativo es necesario en todas tus relaciones sexuales, no solo para prevenir embarazos no deseados, sino para evitar contagio de ETS y otras infecciones que ponen en riesgo tu salud.

>>SIGUE LEYENDO: Lo que las mujeres odian en el sexo y no se atreven a decir 

publicidad

publicidad

publicidad