publicidad

5 razones por las que el sexo en un sofá será el mejor de tu vida
Mejor sexo

5 razones por las que el sexo en un sofá será el mejor de tu vida

El sexo en un sofá puede ser muy erótico, especialmente para parejas que llevan mucho tiempo. Foto: FREEPIK

Hacer un cambio tan simple como tener sexo en un sofá facilita la excitación y los orgasmos, rompe con la rutina sexual y permite nuevas posturas

Lograr un mayor placer sexual fuera de la cama es posible, pero hay que atreverse a salir de la rutina y empezar a hacer cosas nuevas, como tener intimidad en otras partes de la casa. Un simple cambio de escenario puede tener muchas ventajas y aquí te explicamos 5 razones por las que el sexo en un sofá será el mejor de tu vida.

Estar en un sofá con la persona que te gusta debería terminar, al menos algunas veces, en un encuentro apasionado pues, aunque no te des cuenta, hay un fuerte erotismo en ese sencillo mueble.

(Foto: Freepik) 

Es posible que incluso te acuerdes de tus primeros encuentros sexuales, donde una tarde de películas era todo menos eso y había mucho sexo sobre el sofá.

Sexo en un sofá, ¿por qué será el mejor de tu vida?

Tener sexo en el sofá siendo un adulto, especialmente con una pareja con la que ya se lleva mucho tiempo puede ser la clave que necesitabas para tener los mejores orgasmos de tu vida.

Esto se debe a que hacer el amor sobre el sofá puede tener muchas ventajas, como:

1. Salir de la rutina

En el sexo, lo más fácil puede ser hacerlo siempre en le mismo lugar (la cama), con las mismas posiciones y hasta los mismos días de la semana. Pero ello solo provoca que se sienta aburrimiento o peor, compromiso solo por cumplir, pero sin disfrutar plenamente de los encuentros. 

Por su parte, si se atreven a hacerlo sobre el sillón, de entrada, ya estarán rompiendo la rutina de la cama y la habitación. No necesitan ir a un hotel ni a un viaje para disfrutar de manera distinta el sexo, basta con que lleven la pasión a la sala.

TAMBIÉN LEE: ¿Cómo saber que una mujer está excitada? 7 señales que lo delatan 

2. Nuevas posiciones sexuales

Otra de las ventajas de tener sexo en un sofá  es que tendrás que olvidarte del clásico misionero, pues la forma de estos muebles te obliga a experimentar con nuevas posiciones sexuales, porque no hay suficiente espacio, hay niveles y bordes que, si se saben aprovechar, los harán disfrutar como nunca.

Pueden probar con la posición vaquera, donde la mujer se sienta encima del hombre mientras él estimula sus pechos con la boca, lo que resulta muy cómodo en un sillón porque se pueden recargar mejor.

(Foto: Pexels) 

También es ideal tener sexo de perrito, pues pueden aprovechar los distintos niveles para que ella recargue su pecho mientras el hombre penetra desde atrás. Hay muchas posiciones sexuales que pueden hacer sobre un sillón.

3. Mejor sexo oral

Dejar que la pasión se desborde sobre un sillón también les permite disfrutar de un mejor sexo oral, pues la fantasía de muchos es que su pareja les haga sexo oral de rodillas mientras están sentados.

Tanto la felación en el hombre como el cunnilingus en la mujer serán mucho más intensos, pues el ángulo de estimulación con la lengua cambia al estar sentado en lugar de acostado y como plus, se puede ver plenamente cómo la pareja está tan cerca de los genitales, lo que resulta muy estimulante visualmente.

4. Sexo espontáneo

No hay nada mejor que el sexo espontáneo y apasionado, así que puede ser buena idea comenzar a hacer un poco de caricias sensuales y dar besos en zonas erógenas a la pareja para que poco a poco, la tarde tranquila de películas en el sillón, culmine en un encuentro salvaje e intenso.

Si lo desean, pueden empezar con un poco de masturbación o sexo oral sobre el sillón y luego ir a la habitación para cerrar con broche de oro el encuentro.

5. Hay opciones muy eróticas

Seguro que en algún hotel destinado a las parejas que buscan salir de la rutina has visto alguna vez un sillón tantra o potro del amor.

A simple vista, parece un sillón común para descansar, sin embargo, destaca porque tiene unas curvas ergonómicas muy peculiares, las cuales están diseñadas para que el acto sexual sea más fácil, cómodo y placentero.

Si se atreven a tener uno en casa, podrán hacer posiciones sexuales que parecen complejas pero sin tanto esfuerzo, como las piernas al hombro, la vaquera invertida o el perrito sentado. También es ideal para un sexo oral intenso desde distintos ángulos y con posturas muy sensuales como el 69.

Como ves, el sexo en un sofá no solo es para adolescentes, puede aportar muchos beneficios a la vida sexual de quienes llevan mucho tiempo en pareja o que quieren experimentar sensaciones más intensas en cada encuentro.

SIGUE LEYENDO: Ventajas y desventajas de usar gel retardante en el sexo 

(Con información de GQ y Mejor con Salud)


publicidad

publicidad

publicidad