publicidad

5 posiciones sexuales bondage para disfrutar del sexo atado
Mejor sexo

5 posiciones sexuales bondage para disfrutar del sexo atado

Las posiciones sexuales bondage son ideales tanto para principiantes como para experimentados. Foto: PEXELS

Disfrutar del sexo atado no tiene que ser complicado, solo hay que hacerlo con consentimiento y con las mejores posiciones sexuales bondage

  • SUSANA CARRASCO
  • 21/10/2020
  • 19:15 hrs.

El bondage es una de las prácticas sexuales que se ha puesto de moda últimamente debido a libros y películas eróticas como 50 sombras de Grey y aunque se cree que es algo violento, en realidad puede disfrutarse ampliamente siempre y cuando se haga con consentimiento de ambos. Si quieres probar, aquí te decimos cuáles son las posiciones sexuales bondage para tener un buen sexo amarrado.

De acuerdo con las preferencias de cada pareja, se pueden optar por las opciones más cómodas dentro del amplio abanico que existe para tener sexo bondage, empezando con posiciones sencillas y poco a poco ir subiendo la intensidad.

Pero ¿qué es exactamente el bondage? Se trata de una práctica sexual en la que se usan cuerdas o esposas para atar parcial o totalmente a la persona, de manera que quede inmovilizada para que la pareja se encargue de la estimulación creativa.

Posiciones sexuales bondage

Para que el sexo bondage se disfrute plenamente, es fundamental que ambos miembros de la pareja estén de acuerdo en realizarlo, así que plantéalo como una posibilidad de romper la rutina sexual y acuerden cuáles serán los límites.

TAMBIÉN LEE: 5 señales que delatan que acabas de tener sexo 

Lo ideal es que comiencen poco a poco y para ello, enlistamos las mejores posiciones sexuales bondage, que van desde lo básico hasta un nivel avanzado para los más atrevidos. Toma nota:

1. Solo manos atadas

Para comenzar con este tipo de experiencias, lo ideal es solo atar las manos al frente del cuerpo y empezar a estimular distintas zonas erógenas con las manos o la boca. Si quieren hacerlo más sexy, las manos se pueden atar a la cabecera de la cama o el respaldo de una silla, al mismo tiempo que se vendan los ojos, lo que permite realizarle sexo oral al hombre o la mujer y desatar sensaciones como nunca.

(Foto: tomada de la web) 

2. Estrella de mar

Esta es otra de las formas más comunes y sencillas de tener sexo bondage, por lo que es ideal para iniciarse en esta práctica erótica. Solo hay que amarrar cada extremidad de la pareja a una esquina de la cama, para que, de forma muy sensual, nos dediquemos a besar y estimular distintas partes del cuerpo del ser amado, como los pezones, cuello, abdomen, piernas y genitales.

Quien esté en el papel de sumiso, está inmovilizado, lo que hace el encuentro más interesante, especialmente si también se vendan los ojos y se usan distintos elementos para estimular, como plumas suaves, hielo o aceites.

(Foto: tomada de la web) 

3. La equis

Es muy excitante para ambos y para hacerla, quien será atado debe recostarse boca abajo sobre la cama, con los brazos y piernas separados y estirados para que la pareja pueda atarlos a los extremos de la cama.

Esto permite acariciar y estimular otras zonas del cuerpo como la espalda, la parte de atrás de los muslos, los glúteos y hasta el ano, ya sea con los dedos o la boca, lo que puede facilitar que más tarde, tengan un maravilloso encuentro de sexo anal.

(Foto: tomada de la web) 

4. Manos a la espalda

Esta es otra forma sencilla de iniciarse en el bondage y solo consiste en atar las manos de la pareja a su espalda para luego, darle rienda suelta a la imaginación. Se puede tener sexo en una silla en el caso de los hombres o estilo doggy style o de pie en las mujeres, lo importante es probar distintas posturas hasta encontrar aquellas que se sientan mejor.

(Foto: tomada de la web) 

5. Manos y pies

Si te sientes listo para ir al siguiente nivel, puedes optar por atar tanto las muñecas como los tobillos de la pareja, pero hacia atrás, de manera que haya un acceso total a la estimulación de los genitales, los gluteos y la zona anal. Puede ser perfecto para hacer sexo oral o simplemente estimular con los dedos o un juguete sexual.

(Foto: tomada de la web) 

Como ves, las posiciones sexuales bondage pueden dar mucho placer siempre y cuando haya consentimiento de ambas partes, por ello, es fundamental hablarlo antes y hacerlo de manera responsable, respetando en todo momento los límites de la pareja. Al hacer el amor atados, no se trata de causar dolor, sino de potenciar el placer.

SIGUE LEYENDO: 3 excitantes formas de tener sexo con la mujer arriba 

(Con información de Let's Kinky, Mejor con salud y Volonté)


publicidad

publicidad

publicidad