publicidad

5 posiciones eróticas que facilitan el sexo anal
Mejor sexo

5 posiciones eróticas que facilitan el sexo anal

El sexo anal puede ser muy placentero con las posturas correctas. Foto: Freepik

Realizar las mejores posiciones para el sexo anal favorece los movimientos suaves y al mismo tiempo, estimulantes para llegar al orgasmo

  • SUSANA CARRASCO
  • 30/06/2020
  • 19:43 hrs.

El sexo anal puede ser muy placentero, pero cuando no se tienen en cuenta ciertas medidas, como la estimulación previa, la higiene y las posturas adecuadas, puede resultar en algo doloroso. Por ello, te decimos cuáles son las posiciones eróticas que facilitan el sexo anal o "por atrás" para disfrutar al máximo.  

Aunque es muy común realizar prácticas sexuales anales, lo cierto es que persisten los tabúes y la falta de información, lo que favorece que lejos de disfrutarse, se piense que es algo sucio y que causa dolor.

No obstante, cuando se mantiene una buena higiene, se estimula la zona anal antes, se usan lubricantes apropiados y se realizan las posturas más cómodas, es posible alcanzar un placer muy intenso y salvaje. 

Posiciones eróticas para sexo anal

De acuerdo a Planned Parentihood, el sexo anal se refiere a la introducción del pene en el ano (trasero) de una persona. Algunas personas disfrutan el sexo anal, y otras para nada y cualquiera de las dos preferencias son aceptables, pues la intimidad debe hacerte sentir bien y ser cómodo para ambos. Si te atreves a intentarlo, existen 5 posturas que facilitan el sexo anal, porque permiten que los movimientos no sean tan bruscos pero sí que sean lo suficientemente estimulantes para tener orgasmos inolvidables. Toma nota:

1. Cucharita

La posición sexual de cucharita es muy romántica pero también puede ser ideal para iniciar con el sexo anal, porque permite una penetración suave y con movimientos lentos que permiten la estimulación sin lastimar los tejidos anales.

Antes de hacerla, se debe estimular la zona anal con ayuda de lubricantes y las caricias suaves con un dedo o si se tolera, con un juguete sexual pequeño. Una vez que haya suficiente excitación, la pareja debe acostarse hacia al mismo lado, quedando la persona que va a ser penetrada dando la espalda a la otra persona.

Se debe hacer la penetración lentamente y cuidado de no lastimar a la pareja, siempre respetando el ritmo que disfruta más.

2. Misionero al revés

Pueden adaptar la clásica posición del misionero y volverla un poco más salvaje para tener sexo anal muy placentero. Para hacerla, quien será penetrado debe acostarse boca abajo sobre la cama y luego poner un par de almohadas debajo de la pelvis, de manera que los glúteos queden elevados. Luego debe dejar sus piernas semi abiertas para que la pareja pueda penetrar sin complicaciones.

TAMBIÉN  LEE: ¿Sabías que no cualquier lubricante es ideal para el sexo por atrás?

3. Perrito

El clásico del sexo anal por excelencia y no es para menos, pues además de ser muy apasionante permite una penetración muy satisfactoria, aunque los movimientos deben realizarse con cuidado para no causar desgarros. Se debe cuidar que ambos lleven el mismo ritmo para que no haya molestias y como plus, si la mujer es penetrada, se pueden estimular los senos para una excitación muy intensa.

Quien vaya a ser penetrado solo se coloca en posición de cuatro, levantando un poco los glúteos, incluso puede flexionar ligeramente los codos, para que la penetración sea más fácil y profunda.

4. Cabalgata

Esta es una de las posturas eróticas para sexo anal más salvajes, y aunque es sencilla de hacer puede ser muy intensa al tener sexo por atrás, según Mujer de 10. Él debe sentarse en una silla o en la orilla de la cama, en el sillón o en el famoso potro del amor. Luego, la mujer o quien vaya a ser penetrado, debe sentarse encima, preferentemente mirando de frente a la pareja, encajando la zona anal con sus genitales y poniendo las piernas sobre los hombros del otro.

Los movimientos deben ser de arriba hacia abajo y se puede tomar impulso con los brazos para un ritmo satisfactorio.

5. Tornillo

La pareja debe colocarse de rodillas fuera de la cama, mientras que quien reciba la penetración anal deberá acostarse de lado sobre la cama, en posición fetal y con los glúteos lo más cerca posible de la orilla donde está la pareja. Se deben mantener las piernas juntas para que haya mayor profundidad en la penetración. Quien penetre, puede tomar impulso al recargarse un poco en el cuerpo de su pareja.

El sexo anal no tiene porque causar dolor ni ninguna otra molestia, seguir las medidas adecuadas, incluyendo realizar las posturas eróticas que facilitan los movimientos puede ser clave para volverse un experto en esta práctica y disfrutar de los orgasmos más intensos.

SIGUE LEYENDO: 5 principales diferencias entre hacer el amor y tener sexo


publicidad

publicidad

publicidad