5 posiciones de sexo anal que no tienen nada que ver con el perrito

No todos disfrutan con el perrito pero existen otras opciones de posiciones de sexo anal que permiten disfrutar al máximo

Una de las posiciones favoritas para disfrutar del sexo anal es el clásico perrito o doggy style, donde quien recibe la penetración se coloca “en cuatro” y la pareja se pone atrás para iniciar con el acto. Sin embargo, hay otras posiciones de sexo anal que no tienen nada que ver con el perrito.

5 posiciones de sexo anal que no tienen nada que ver con el perrito

Planned Parenthood define al sexo anal como la introducción del pene en el ano de una persona y aunque no todos disfrutan de este tipo de relación, para otros resulta muy erótico.

imagen-cuerpo

(Foto: Pixabay) 

Sin embargo, la falta de información y el tabú sobre las practicas anales provoca que muchos no se atrevan a intentar nuevas posiciones de sexo anal que van más allá del perrito, por ello, a continuación, te diremos todo al respecto.

Posiciones de sexo anal más allá del perrito

El perrito o doggy style puede ser muy placentero, pero no es la única forma de disfrutar de un apasionado encuentro de sexo anal, existen otras posturas que prometen un placer ilimitado “por atrás”, toma nota:

1. El capitán

Esta maravillosa postura sexual consiste en que la mujer se acueste sobre la cama boca arriba, mientras su pareja se pone de rodillas frente a ella, toma sus piernas y las abre en forma de V para facilitar la penetración anal.

imagen-cuerpo

(Foto: Freepik) 

TAMBIÉ LEE: La carretilla, una posición de placer intenso para ambos 

2. Arco dorado

Deben estar sentados en la cama y él debe estar debajo con las piernas estiradas. Mientras tanto, su pareja se coloca encima dándole la espalda y asegurándose de juntar los genitales con la zona anal. Ambos tienen que apoyarse con las palmas de las manos y empezar con los sensuales movimientos de arriba hacia abajo.

Si lo desean, la persona que recibe la penetración puede empujar su torso un poco hacia adelante para intensificar las sensaciones.

imagen-cuerpo

(Foto: Pixabay) 

3. Plancha

Esta es una de las posiciones de sexo anal más excitantes y fáciles de realizar, pues consiste en que la mujer o quien reciba la penetración se coloque boca abajo sobre la cama, mientras la pareja se coloca encima con sus rodillas apoyadas.

Para facilitar los movimientos, la persona acostada se puede colocar una almohada debajo de la pelvis, así la penetración será perfecta.

imagen-cuerpo

(Foto: Freepik) 

4. Piernas sobre los hombros

Sin duda, una posición en la cama muy excitante por naturaleza pero que se vuelve especialmente placentera cuando se lleva a cabo durante el sexo anal.

Consiste en que la mujer se mantenga acostada boca arriba, mientras él se pone de rodillas frente a ella y coloca sus piernas sobre sus hombros. Los movimientos de la pelvis de ambos harán muy apasionado el encuentro.

imagen-cuerpo

(Foto: Freepik) 

5. Conductor

La mujer se coloca boca arriba, acostada sobre su espalda y luego, debe flexionar sus rodillas para intentar pegarlas a su cabeza. En esa postura, su pareja se coloca encima, recargándose con sus brazos y empezando con la penetración “por atrás”.

Como ves, existen muchas posiciones de sexo anal que van más allá del perrito o doggy style, solo asegúrate de usar suficientes lubricantes a base de agua o silicona para no sufrir dolor, recuerda que la zona anal no tiene lubricación natural y necesita de estimulación previa con los dedos o juguetes.  

imagen-cuerpo

(Foto: Pexels) 

Usa condón en todos tus encuentros de sexo anal y si cambias de orificio, también debes usar un nuevo preservativo.

Escucha a tu cuerpo, el sexo anal no tiene por qué ser doloroso pero si sientes incomodidad detente y opta por otras prácticas sexuales que realmente disfrutes.

SIGUE LEYENDO: 5 beneficios de la masturbación después de los 50 

(Con información de Men’s Health y Planned Parenthood)