publicidad

5 mitos sobre la virginidad
Otros

5 mitos sobre la virginidad

Foto en portada: pickpik

Una encuesta publicada en el Journal of Sex Research encontró que desarrollar una relación sexual con cuidado y en confianza trajo más satisfacción

  • ADRIÁN AGUIRRE
  • 28/05/2020
  • 15:20 hrs.

Hablar sobre la virginidad sigue siendo un tema tabú para mucha gente. ¿Qué dirán si comento que sigo siendo virgen?, ¿Hay algo malo conmigo si no he podido perder la virginidad?

De hecho, existen prejuicios hacia la gente que no ha tenido sexo. Un estudio de 2016 publicado en The Journal of Sex Research que lleva por nombre "¿La virginidad ha perdido su virtud?" descubrió que los adultos con experiencia sexual no solo no quieren salir con personas sin esa experiencia, pero que los adultos sin experiencia sexual ni siquiera quieren salir entre ellos. Dicha investigación también menciona que las mujeres vírgenes tampoco quieren salir con parejas vírgenes.

"En tres estudios metodológicamente diversos, observamos que los adultos sin experiencia sexual se percibían a sí mismos como estigmatizados debido a su inexperiencia y que los adultos sin experiencia sexual no eran muy deseados como compañeros de relación. Incluso los adultos sexualmente inexpertos no encontraron que otros adultos inexpertos fueran socios de relación atractivos", mencionan los investigadores.

Ser virgen no es malo, ya que al ser su cuerpo, es decisión de cada persona tener ese acercamiento o no. Sin embargo, existen algunos mitos sobre la virginidad y aquí te los explicamos.

Puedes leer: ¿Cómo decirle a mi pareja que soy virgen?

5 mitos sobre la virginidad:

1) Hay algo malo contigo: No hay nada malo contigo y eso es importante que lo sepas. Si tú no te sientes listo/a para tener sexo con alguien, es tú decisión y cuando se dé, tiene que ocurrir con tu consentimiento.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) precisa que la virginidad no es un término médico o científico, sino un concepto social, cultural y religioso que refleja la discriminación de género.

2) Hay un problema con tus preferencias: FALSO, aunque hay algunos padres de familia que siguen con esa idea.

La doctora en psicología Jennifer Leigh confiesa que los padres de familia a menudo le dicen que los niños que se sienten mal después de perder su virginidad son "llorones"o "mariquitas".

"No es de extrañar que sufran en silencio", dice Leigh

Debes poder hablar sobre el tema sin problemas y amar a quien ames y nadie debe decirte qué hacer con TU cuerpo.

"Es hora de romper el tabú sobre la virginidad masculina para que los niños puedan hablar sobre el tema sin sentirse ridículos o ridiculizados", agrega Leigh.

3) Estás obligado/a a perderla: No. Nadie te puede obligar a hacer algo que no quieres hacer. Si lo hacen es una acción sin tu consentimiento y podrías acudir a la ley. 

Una encuesta publicada en el Journal of Sex Research que examinó la iniciación heterosexual de las personas, llegó a la conclusión de que desarrollar una relación sexual con cuidado y en confianza trajo más satisfacción en personas de 18 a 25 años.

"El desarrollo de relaciones sexuales con parejas que cuidan y en las que confían fomentará la satisfacción entre los jóvenes en la primera relación vaginal", mencionan los investigadores.

También te puede interesar: ¿Quieres tener un mejor sexo? Pregúntale esto a tu pareja

4) Tu "primera vez" tiene que ser perfecta: No idealices porque si no sale como te imaginas, te sentirás decepcionado/a. La comunicación en las relaciones sexuales es importante tanto para las personas que la están perdiendo por primera vez y los que ya tuvieron sexo y viven en pareja.

De hecho, la comunicación es parte de tener buen sexoasegura la educadora de sexo y relaciones, Kate McCombs, quien precisa que al tener estas conversaciones, tú y la relación que tienes con tu pareja pueden tener beneficios emocionales, psicológicos y mentales.

5) Tu pareja tiene que saber qué hacer: ¿Quién dice?, ¿Cómo sabes que no es su primera vez y que también la está viviendo contigo? Ni todos los hombres saben qué hacer cuando se encuentran en la cama con otra persona ni están obligados a hacerlo ni las mujeres tienen esa obligación. 

Vivan el momento, experimenten, hablen y descubran juntos. Eso, de hecho, también podría ser un tip para las personas con más experiencia. Excitar a una mujer o a un hombre empieza desde antes de quitarle la ropa, así que es fundamental que exista un ambiente, consentimiento y palabras estimulantes que los lleven a ambos al cielo y de regreso.


publicidad

publicidad

publicidad