5 maneras de seducir en la intimidad
Pareja

5 maneras de seducir en la intimidad

Foto en portada: Shutterstock

El "juego previo" es tan importante como el momento mismo

  • ADRIÁN AGUIRRE
  • 19/12/2019
  • 16:22 hrs.

Muchas veces escuchamos que podríamos tener un mejor sexo, alcanzar un orgasmo más intenso o tener una mejor relación, pero... ¿Cada cuánto te dicen que es importante seducir a tu pareja en la intimidad?, ¿Alguna vez te han platicado cómo preparar a tu persona amada para ESE momento especial?

Un estudio de 2017 que encuestó a 52, 588 personas para encontrar diferencias en la frecuencia del orgasmo a través de las orientaciones sexuales, llegó a la conclusión de que "las mujeres tenían más probabilidades de tener un orgasmo si su último encuentro sexual incluía besos profundos, estimulación genital manual y / o sexo oral además del coito vaginal".

Como ves, hacerlo es tan importante como la relación misma, ya que no solo "calentará la noche", sino que también podría fortalecer el acercamiento que tienen.

Ahora, la pregunta del millón es... ¿Sabes cómo hacerlo?


Foto: flickr.com

 

Puedes leer: ¿Por qué nos gusta tanto el sexo? La ciencia responde

¿Cómo seducir a la pareja en la intimidad?

Aquí te dejamos 5 maneras de seducir a tu pareja en la intimidad:

1) Sé inesperado: Muchas veces, las personas que se encuentran en una relación que ha durado años no se preocupan por iniciar las relaciones de manera creativa, o incluso dar un primer paso en lo absoluto.

Piénsalo: ¿Cómo se dio la última vez que tuviste sexo con esa persona? La mayoría de las ocasiones se presentó cuando ambos ya estaban en la cama exhaustos después de laborar, ¿cierto?

Una manera de seducir a ese individuo con el que estás (hombre o mujer) es tratar de iniciar el coito en momentos en los que su pareja no lo espere, como a primera hora de la mañana o justo después de que haya salido de bañarse.

2) La sorpresa: Si te comentábamos que un buen punto para comenzar era ser inesperado, ahora te decimos que sorprendas a tu "amorcito". 

Si aún no comparten vivienda pero ya tienen tiempo saliendo, llega un día antes a su casa y tan pronto como entre por la puerta, guíala directo a la habitación o recíbela sin nada de ropa. Si en verdad está loco o loca por ti, no querrá esperar para lanzarse encima y el no llevar ropa puesta te hará sentir travieso/a.


Foto: commons.wikimedia.org

 

3) No trates los juegos previos como un requisito que deba hacerse rápido: Toma tu tiempo. Sabemos que cuando estás con la persona de tus sueños te dan ganas de aventártele encima cada que la ves, pero como te dijimos arriba, esto no es algo que deba llevarse a la ligera.

Piénsalo así (y de una forma un tanto burda porque sabemos que vas a entender a lo que nos referimos): cuando vas a tu restaurante favorito, ese que tiene todos los platillos que se te antojan y tu comida favorita, no vas a ir nada más por el plato principal, ¿verdad?. Vas a aprovechar para pedir entradas y las vas a disfrutar mordida a mordida para que luego, cuando llegue el momento de tu alimento principal, puedas gozarlo de la misma manera.

Si te apresuras por excitar a tu "corazoncito", ¿crees que va a estar 100% prendida?.

Para nada.

4) Háblale sucio: Aún así estés en una comida familiar o en un hotel donde se hayan hospedado, acércate a su oído y dile todo lo que le quieres hacer ahí mismo, incluso con la gente mirando (¿¡Whaaaaaaaaaat!?). El descaro, la imagen que le crearás en su mente y la sensación de que los cachen harán que muy probablemente quiera escaparse contigo en ese preciso momento.

Quizá se ría, quizá se apene, pero cuando menos te lo esperes, se acercará a ti para el momento de pasión.


Foto: Sumédico.lasillarota.com

 

También te puede interesar: Sexo en la vejez: tema tabú presente en nuestros días

5) Pregunta: Sencillo, ¿no?. Pero mucha gente no lo hace. ¿Alguna vez le has preguntado a tu pareja cómo quiere que la excites o que la seduzcas? Quizá tiene algo en mente que vio en algún lado o la simple idea lleve tiempo pasando por su cabeza. Es más... tal vez está esperando precisamente a que te acerques con la duda.

Es como cuando tomaste valor y le dijiste lo que sentías a la persona que te gustaba. ¿Se hubiera enterado si no te hubieras acercado a preguntarle si quería andar contigo?

Hazlo. Podrías aprender cosas y darte cuenta de otras.


Con información de Oprahmag.com, bustle.com, yourtango.com


publicidad

publicidad

publicidad